COLECTIVO BOLIVIANO CANADIENSE


Policía: "Nuestro objetivo es evitar que la marcha continúe"

Publié dans ACCION URGENTE,Derechos Humanos,movimientos sociales,Pueblos indígenas,Racismo par colectivoboliviano le 13 septembre, 2011


(Comisión de Comunicación de la Marcha).- La Policía Nacional aseguró que no permitirá pasar a la VIII Marcha Indígena si avanzara hasta la población de Yucumo, a 20 kilómetros de donde se encuentra ahora. Los uniformados negarán a los indígenas el derecho a la libre circulación, dique para proteger el “bien mayor” de la vida; según la Policía, podría haber enfrentamientos con la centena de campesinos que bloquea esa vía desde hace dos semanas.

“Nuestro objetivo es evitar que continúe la marcha para evitar, vuelvo a recalcar, que exista un enfrentamiento”, dijo el coronel Carlos Flores, vocero de los policías en el bloqueo.

“Los marchistas tienen el derecho al libre tránsito. Pero vayámonos a un principio: el bien supremo, el derecho mayor, que es justamente la vida. Nosotros debemos anteponer, ante este derecho de libre locomoción, el derecho a la vida. Lo que no queremos es que exista un enfrentamiento y existan daños a la integridad física, en el entendido de que están marchando niñas niños, mujeres embarazadas y ancianos”, explicó el coronel.

El oficial aseguró que los policías 450 enYucumo están desarmados. “Vamos a contener esta marcha -hasta el último momento- sin el uso de ningún tipo de agentes químicos y equipo policial. Estamos actuando a manos libres y no tenemos un equipo policial, ustedes seguramente en su momento van a poder observar. Nuestro rol es de contención absolutamente, es de prevención. No estamos viniendo a reprimir a la marcha, sino solamente a contener ¿Sí?”, agregó.

“Lo que nosotros queremos en este momento es evitar que los señores marchistas avancen, porque no sabemos cuál es la reacción de este sector (de los bloqueadores)”, recalcó.

- ¿Por qué no se procede a desbloquear la vía?

- ¿No está viendo usted en este momento que pasan los vehículos? Por lo menos nosotros venimos aquí y conversamos con ellos para que pasen los vehículos. Dialogamos con ellos justamente para dejarlos pasar. Cada tiempo, cada dos horas, están circulando los vehículos, respondió Flores en el puente de ingreso a Yucumo, donde cien mujeres y hombres de la Confederación Sindical de Comunidades Interculturales de Bolivia (CSCIB) mantienen el bloqueo.

Alberto Miranda, secretario de Medio Ambiente de la CSCIB, declaró: “No tenemos el espíritu de enfrentarnos. Los compañeros estamos en este punto de bloqueo porque en el pliego de la CIDOB hay incorporados cinco puntos que nos afectan. Si ellos sacaran esos cinco puntos públicamente de su pliego, nosotros automáticamente nos retiramos del bloqueo. Uno de los cinco puntos es sobre la consulta en las carreteras en construcción o por construirse, ahí nos afectan a varias carreteras que pasan por nuestras comunidades. Como Yucumo-Rurrenabaque, Rurrenabaque-Puente San Buenaventura, San Buenaventura-Ixiamas, entre otras. En otro punto dicen que los terceros serán retirados inmediatamente de las áreas protegidas. Nosotros tenemos comunidades en las áreas protegidas ¿A nosotros se refieren o a quién? A nosotros nos da a entender que sí estamos incluidos en ese punto”.

“El otro punto del pliego –continuó Miranda- es sobre las tierras fiscales, que los indígenas quieren que pasen a sus manos. Tenemos que aclarar estos puntos, porque estamos susceptibles de qué pueda pasar. No estamos apoyando al gobierno ni nada, nosotros estamos diciendo que esos puntos deben sacar o por lo menos aclarar públicamente a qué se refieren. Porque estamos confundidos. Por otro lado, también se ve que en Chaco hay pozos (de hidrocarburos) que han perforado, pero tengo información de que no los han sellado bien y están filtrando y contaminando al río Pilcomayo. En ese punto creo que estamos de acuerdo, pero no sé cómo lo ven ellos. No creo que los compañeros estén diciendo ‘que no se explote’, cuando ellos también están pidiendo la descentralización del Fondo Indígena, fondos que provienen de los hidrocarburos. Es totalmente una contradicción para mí, y eso creo que tendrían que aclarar”.

El punto sobre el Fondo Indígena es también observado por los bloqueadores. “Dicen que debemos descentralizarlo, cuando ellos tienen cuatro representantes en el fondo y nosotros tenemos tres nomás. Entonces tienen su mayoría. Estos puntos deberían ser aclarados muy bien, porque hay una confusión”, dijo el dirigente de la CSCIB.

La mañana del lunes llegó al campamento de la VIII Marcha Indígena en La Embocada un vehículo que ondeaba un trapo blanco. Eran representantes de la Policía boliviana, que soltaron a los marchistas un discurso impregnado de valores cristianos. “Lo extraño es que se aparecen con una bandera blanca, pero lo más extraño es que dicen que ese es un nuevo concepto de la Policía en este proceso de cambio. Cuando nos fijamos en la bandera, era una polera blanca que habían roto, la habían amarrado a un palito y se vinieron. Con eso pareciera que estamos en dos grupos que mantienen un conflicto bélico. Que estamos, por ejemplo, enfrentándonos en una guerra civil, y de ahí que viene la Policía a ponerse en medio de los dos bandos para levantar una bandera blanca. Es algo totalmente ofensivo para nosotros los marchistas”, comentó el presidente de la Subcentral de Comunidades del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) Fernando Vargas Mosúa, por cuyo territorio de un millón de hectáreas el gobierno nacional quiere hacer pasar una carretera sin el consentimiento de los propietarios de esa tierra: los pueblos Mojeño, Chimán y Yuracaré.

Para Vargas, lo que hizo la Policía “es ofensivo para nuestra marcha que va en son de paz. Lo único que reclamamos es que nuestros derechos sean respetados. También nos han dicho que en Yucumo ellos van a estar en medio, entre los bloqueadores y los marchistas. Claramente hemos entendido que, al estar ahí en medio, no nos van a dejar pasar. Yo quiero denunciar la forma de actuar del gobierno nacional: Si hay una marcha pacífica, manda a la Policía para no dejar pasar a la marcha. Los pueblos indígenas estamos reclamando un derecho, pero parece que eso había sido un delito en Bolivia, en un país democrático con estado de derecho. Consideramos que para el gobierno es un delito reclamar nuestro propio derecho, y de eso realmente nos sentimos molestos, porque no debería ser esta la actitud del Presidente. Pareciera que ser narcotraficante está bien para el país, bien para el Presidente, y reclamar un derecho es un delito. Este es un tema que no voy a dejar pasar y la comunidad internacional lo debe saber. Pedimos a las Naciones Unidas, a la Organización Internacional del Trabajo (OIT), a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que se pronuncien sobre esta actitud del gobierno, que ahora utiliza a la Policía boliviana -seguro mañana utilizará al Ejército- para reprimir o frenar la marcha. Pero nosotros no vamos a frenar nuestra marcha. Si mañana entramos en un diálogo y si ese diálogo se rompe, igual vamos a continuar nuestra marcha el miércoles”.

“El presidente Evo Morales Ayma está preocupado porque la marcha está desenmascarando toda su posición política que tenía escondida frente a la comunidad internacional. A nivel internacional, él es el protector del medio ambiente, de la Madre Tierra y de los derechos de los pueblos indígenas. Sin embargo, al interior del país, es el impulsor de una política capitalista y mercantilista, sin tomar en cuenta el principio constitucional de establecer una política económica comunitaria, una política plural. Eso, con esta marcha, se está descubriendo y –obviamente- da una imagen negativa del Presidente en el contexto internacional. Es lo que le preocupa”, explicó Vargas.

“El Presidente está con la posición radical de que la marcha no continúe, porque le va a afectar más a su imagen y va a terminar despojándose de su orgullo que tiene como persona y como Presidente. Se siente orgulloso de haber sido elegido como Presidente en tres oportunidades, la última con más del 60 por ciento de los votos. Por eso él considera que puede hacer lo que le dé la gana con este país, algo totalmente equivocado. Él debería un poquito mirar para atrás y ver, primero, de dónde viene. Segundo, por quién está ahí gobernando ahora. Y tercero, debería gobernar no solamente para un sector, sino para todos los bolivianos”, dijo el dirigente del TIPNIS.

Para el mojeño, el hecho de que la Policía no intervenga en el bloqueo de Yucumo “es una señal de que el gobierno está de acuerdo con el bloqueo. Y es una señal de que el gobierno está liderizando ese bloqueo”.

Se prevé que una comisión ministerial enviada por el Presidente Evo Morales visite este martes a los marchistas para intentar negociar una solución a las 16 demandas de las organizaciones indígenas. Los ministros que irían a la comunidad La Embocada serían el de Relaciones Exteriores David Choquehuanca; el de la Presidencia Carlos Romero; y el de Obras Públicas Walter Delgadillo. La comisión de ministros estaría en La Embocada a las 10 de la mañana.

Vargas espera que "entre indígenas de tierras bajas y del Altiplano nos podamos entender y hablar con mayor confianza. Si el ministro Choquehuanca trae otra propuesta, si la posición del gobierno ha cambiado y el proyecto carretero no va a atravesar nuestro territorio, creo que podríamos empezar a discutir los temas de nuestra plataforma. El gobierno tiene que cambiar de posición política, primero, diciendo que el camino ya no va más por el TIPNIS, que va a ir por otro lado pero igual vamos a llegar a San Ignacio de Moxos. A partir de ahí ya nos sentaríamos a ver toda la parte técnica, la parte de cumplimiento de normas. El proyecto debe volver a foja cero y empezar de nuevo, a hacer la consulta previa, a hacer todo el proceso que establecen las normas. Pero si mañana los ministros vienen para seguir manteniendo lo mismo, serían dos días más de marcha que hemos perdido”.

Réquiem para tres fantasmas inventados

Publié dans Medios de comunicación,Racismo par colectivoboliviano le 20 octobre, 2010


Soledad Antelo*


La señora Oposición se encuentra difunta. La mayoría de sus líderes ha huido del país y de los juicios por diferentes delitos que, ahora y por fin, encara nuestra tan desacreditada Justicia. Sus operadores políticos dan alguno que otro pataleo (¿alguien se acuerda quién es Luis Núñez?); quedan, sí, los sacrosantos medios de comunicación, que pretenden inmunidad de por vida.
Síntoma inequívoco de esa muerte súbita de la señora de marras es la total carencia de imaginación de sus pocos deudos. Sin ideas, no queda otra que inventar algo, para que al menos el recuerdo no se borre. Y, en ese afán, no ha faltado la doliente SIP que, llorosa, finge inocencia al creerse parte de la autopsia. Al menos, el inefable El Día de Santa Cruz inventa uno de los tres fantasmas e interpreta los balbuceos de los enviados por el cartel de la desinformación en el continente:

La SIP se convence de la ley mordaza y planea ir a la OEA

Con dos palabras: “Honda preocupación”, la Sociedad Interamericana de la Prensa (SIP) se refirió ayer en La Paz  a dos artículos de la nueva ley antirracismo de Bolivia que, según numerosos medios y periodistas, vulneran la libertad de expresión, mientras en Montero, Santa Cruz, se levantaba el último piquete de huelga de hambre y se recolectaban firmas para contrarrestarlos.

Con honda decepción da cuenta que ha terminado la farándula de la huelga de unos cuantos periodistas, y el show arroja pocas ganancias. A manera de consuelo, se habla de reunir un millón de firmas; será difícil pero habrá que darles el beneficio de la duda. En cuyo caso, pedirían un referendo.
Y, ¿cuál sería la pregunta al soberano?
De ser honestos, habría que pedir al pueblo si está de acuerdo con el texto de los famosos artículos en cuestión; por ejemplo, “II. Cuando el hecho [racismo y/o discriminación, nota mía] sea cometido por una trabajadora o un trabajador de un medio de comunicación social, o propietario del mismo, no podrá alegarse inmunidad ni fuero alguno”. Porque los periodistas somos tan mortales como los diputados y senadores que, hoy por hoy, tampoco gozan de inmunidades.
El segundo fantasma inventado ha sido una supuesta reglamentación de las protestas sociales. Nuestros abúlicos periodistas no han tenido siquiera la ética de informar al respecto, por ejemplo, describiendo este tipo de leyes en otros países. En la culta Europa, aquella que no tiene indios pero sí museos repletos de expresiones culturales saqueadas a sus colonias, la protesta social sí está reglamentada. ¿Sabe nuestra oposición que para hacer una marcha en Berlín, hay que pedir previo permiso a las autoridades? Claro que dicho en boca de indios, tal cosa que nunca se dijo, sonaría a totalitarismo masista. Tal versión ha sido oficialmente desmentida por el Gobierno nacional.
Ha habido un tercer fantasma, no menos gracioso que los dos anteriores. Y ha sido una supuesta intención de prohibir libros de literatura en el país. ¡Horror de horrores! Por culpa y gracia de Evo Morales, Álvaro García Linera y su cohorte de incultos movimientos sociales, nuestros hijos se perderían el placer de leer La niña de sus ojos; nuestros sociólogos e investigadores sociales irían a la cárcel por citar a Alcides Arguedas y su Raza de bronce… Todo ello ha sido desmentido oficialmente por el Ministro de Educación.
Faltaron dos condimentos al desaguisado que tan generosos espacios recibió de la prensa en los últimos días. Que don Tuto Quiroga (sí, de él claro que nos acordamos, sucedió a Bánzer en la Presidencia) afirmara que todo esto es un complot fraguado en Caracas para obligarnos a los bolivianos a leer Las Líneas de Chávez del mismísimo Hugo Chávez para lavar el cerebro de nuestros niños con literatura marxista.
Y que la jerarquía de nuestra sacrosanta Iglesia Católica excomulgue a quienes osen, de alguna manera, objetar el monopolio que durante décadas han impuesto, en nombre de Dios, en materia de textos escolares.
Quizá (no) nos sorprendan en los próximos días, aunque, a estas alturas, los fantasmitas descritos sólo forman del anecdotario de la estupidez de la difunta Oposición, QDDG.

* Periodista. Desde Santa Cruz de la Sierra.

 

¿Libertad de expresión?

Publié dans Medios de comunicación,Racismo par colectivoboliviano le 20 octobre, 2010

Mario Iván Paredes Mallea
¿Para qué?
Vividos estos tiempos ¡qué especiales son!Tiempos de tensión, de cólera, de comprensión, de construcción. Tiempos muy otros. Y no podían serlo menos, pues vivimos el nacimiento de algo y el inicio de la muerte de otro algo.
Con pretexto de la promulgación de la Ley contra el racismo y toda forma de discriminación, por estos días se están dando a conocer quienes son, todavía, los que andan en son de continuar cultivando ideas y comportamientos que hicieron un daño inmenso a este país.
La mayoría de los propietarios de medios de comunicación, muchos periodistas comprometidos con la derecha política y no tan pocos periodistas despistados, se manifestaron de diferentes formas en contra de dos artículos de la mencionada Ley.
No es propósito nuestro analizar el contenido de ambos artículos. Pero lo que sí merece la pena meditar es la relación que existe entre el contenido de los dos artículos y las reacciones de los mencionados en párrafo anterior.
Su argumento concentrado en una frase política dice que quieren “libertad de expresión”.
¿Libertad de expresión?, ¿para qué? ¿Para contribuir en la continuación del proceso de colonización de las mentes de los bolivianos?
¿Libertad de expresión?, ¿para qué? ¿Para tener la libertad de decir, de todas las formas posibles, su desprecio por los de piel morena o por los de piel clara?
¿Libertad de expresión?, ¿para qué? ¿Para utilizar de las formas más elementalmente banales el idioma castellano? Y, así, ¿contribuir en el empobrecimiento del uso del idioma entre la gente de este país?
¿Libertad de expresión?, ¿para qué? ¿Para continuar distorsionando las noticias?
¿Libertad de expresión?, ¿para qué? ¿Para continuar ocultando las noticias?
¿Libertad de expresión?, ¿para qué? ¿Para continuar manipulando las noticias?
¿Libertad de expresión?, ¿para qué? ¿Para continuar denigrando con las noticias?
¿Libertad de expresión?, ¿para qué? ¿Para continuar ensalzando con/en las noticias a quienes son sus aliados políticos?
¿Libertad de expresión?, ¿para qué? ¿Para denigrar a sus enemigos políticos?
¿Libertad de expresión?, ¿para qué? ¿Para hacer de la mujer un ridículo instrumento de sus obscenidades?
¿Libertad de expresión?, ¿para qué? ¿Para hacer del diferente motivo de burla, de desprecio y de menosprecio?
¿Libertad de expresión?, ¿para qué? ¿Para acudir al expediente más fácil de hacer bromas y chistes sobre la base de lo que mata moralmente a este país, es decir, el racismo?
¿Libertad de expresión?, ¿para qué? ¿Para acudir al recurso grotesco de hacer del sexo motivo de permanente burla y sarcasmo?
¿Libertad de expresión?, ¿para qué? ¿Para continuar alimentando nuestras mentes con ideas que están destruyendo las condiciones de reproducción de la vida en el planeta todo?
¿Libertad de expresión?, ¿para qué? ¿Para continuar alienando las mentes de la gente de este país, hasta el grado de desarrollar, in crescendo, la ilogicidad, el irracionalismo y la anticientificidad?
¿Libertad de expresión?, ¿para qué? ¿Para continuar con el desarrollo de aquellas palabras y conceptos que sirvieron durante siglos al objetivo de justificar la explotación inmisericorde de la fuerza de trabajo de la gente que trabaja en este país?
¿Libertad de expresión?, ¿para qué? ¿Para continuar haciendo creer que es lo mismo jerarquía eclesiástica que religiosidad popular?
¿Libertad de expresión?, ¿para qué? ¿Para continuar introduciendo en nuestros corazones el veneno del individualismo sobre la solidaridad entre los humanos?
¿Libertad de expresión?, ¿para qué?
Ellos dicen que nosotros queremos cerrar sus medios de comunicación. Nosotros deberíamos decir: “si quieren ese tipo de libertad de expresión, ¡sí, eso queremos!”
No queremos periodistas que hacen de la profesión un instrumento de lucha en contra de la humanidad.
Deseamos que se desarrollen las facultades mentales, síquicas, espirituales, morales, éticas, estéticas, artísticas para ponerlas en función y al servicio de la humanidad toda.
Siempre va a ser bueno cualquier momento para comenzar a cambiar todo. Y ahora va llegando el tiempo de emprender el cambio del uso de las palabras, de las imágenes, de las ideas hechas comunicación.
¡Basta de improperio, de mentira, de desfachatez, de desvergüenza, de hipocresía!
Queremos libertad de expresión pero para que se luche con espadas brillantes, no con envolturas engañosas.
Queremos libertad de expresión para que se enfrenten los adversarios mostrándose tal cual son, y no como lo muestran aquellos maquillajes que ocultan los verdaderos rostros.
Queremos cambios de verdad, no parodias.
Santa Cruz, 10 de octubre de 2010

 

Ley, racismo y números mentirosos

Publié dans MEDIOS DE COMUNICACIÓN Y POLITICA,Racismo par colectivoboliviano le 20 octobre, 2010

* Ricardo Bajo

Llego a la plaza 24 de Septiembre de Santa Cruz. Son las once de la noche y es domingo. Hace calor, unos 26 grados y hay mucha gente paseando y charlando. También están instaladas varias carpas con fotografías antiracistas, tapas de periódicos, pancartas, un piquete de huelga de hambre y mesas recogiendo firmas. "No al racismo, abajo la dictadura, viva la libertad (de expresión), la lucha continúa"… Uy, como cambian las cosas, me digo: una “performance” izquierdosa en el centro de “Santa Puej”. No veo ninguna fotografía ni polera del Che. Eso me comienza a extrañar. Asomo la cabeza sobre la carpa de los huelguistas y veo al director del periódico más importante del país, El Deber de Santa Cruz, Pedro “Choco” Rivero. Tiene una polera blanca que dice: “La lucha continúa”. Está durmiendo, es su primer día de huelga de hambre. En su vida. "Extraña huelga liderada por los directores y jefes", me digo, otra vez. Me acuerdo de 2000 y la guerra del agua, de 2003 y octubre negro. Ahí las huelgas por la libertad de expresión las hacíamos porque se censuraban enfoques, se paralizaban suplementos ya impresos, por órdenes del palacio gonista. Y entonces a los que veo marchando y haciendo “happenings” en las calles ahora, no estaban. Y los directores y los jefes no hacían dieta. Incluso, ahora marchan algunos periodistas deportivos, ésos que te decían: “nosotros cubrimos deportes, no hacemos política”. Cuando algunos hacían huelga (total, no de “brazos caídos”), otros (incluido los deportivos) trabajaban para sabotear los paros y sacar el periódico censurado a las calles. Ahora, a ésos que miraban para otro lado cuando se mataba gente en Warisata, en El Alto, en Ovejuyo (y titulaban con “Emboscada indígena mata gente” les veo con poleras de “La lucha continúa”. Y me alegro mucho. Soy feliz, vamos que la vida es una pelea. Bievenidos (aunque sea muy tarde y “nadies” les crea) a todos los colegas que ahora se declaran anti racistas. Más vale muy tarde que nunca. Me gustaría haberles visto denunciando la masacre de campesinos y normalistas en Porvenir. Condenando la paliza a Saisari en esa misma plaza 24 de septiembre a manos de sicarios por órdenes de terranientes. O solidarizándose con los muertos de Pananti en 2001. Con los cocaleros apaleados. Con los indígenas golpeados en el golpe cívico prefectural. Con Nancy Rojas, la niña que recibió una bala de guerra en el corazón mientras estaba en su cuarto en Warisata, en septiembre de 2003. Con los hermanos humillados y ofendidos en la plaza 25 de mayo en Sucre hace dos años. O bailando en un concierto antiracista con Ukamau y Ke, Scoria o la Marraqueta Blindada. Nunca los ví. Pero me alegro y soy feliz. Especialmente porque, por fin, se quitaron la máscara. Caras y más caras al descubierto. Años deseando que los medios de comunicación privados (el 80% del total, que linda dictadura) se quiten la careta y digan lo que nunca dicen: qué modelo quieren, a quién apoyan, a quién no quieren ni querrán nunca. En otros países, se dice a las claras y todo el mundo sabe por donde pisa. En nuestra Bolivia, los mass-media eran neutrales, objetivos, imparciales, sólo estaban con la democracia (aunque miraban con risitas intentos golpistas, pero eso es “pecata minuta”). Enterrada la derecha neoliberal y sus mega juntuchas, pasaron a tomar la posta, se convirtieron en agentes activos, en actores políticos, en la primera línea de la barricada. Pero jamás lo reconocieron abiertamente. Ahora sí y me alegro. Por fin. Entraron a jugar a la cancha cuando el partido ya está terminado. Cuando su poder de influencia es casi nula, en un afán de recuperar su vieja aureola. ¿Cómo se entiende que un gobierno gane por goleada cada elección importante por más del 60% con el 80% de los medios en abierta oposición? Se llama: pérdida brutal de influencia. ¿Será que la gente al final no es tan zonza? Será, pues. La democracia está de luto, el periodismo se muere, la libertad de expresión se termina. Y todos los días veo horas y horas, páginas y páginas intentándonos convencer que caminamos hacia Cuba, hacia la dictadura más atroz. Extraño autoritarismo que permite en algunos periódicos sacar avisos (¡a página entera en la contratapa!) de los trabajadores que no quieren la ley antiracismo oponiéndose a la línea ideológica de los dueños. Las redacciones en los años 60, 70 y 80 estaban llenas de izquierdosos, luchadores anti fascistas contra las dictaduras. Con los despidos, solo quedó la derecha y un amplio ejército de juventud desideologizada, que marcha por primera vez, que se pone una polera con “La lucha continúa”. Otros, simplemente, acompañan para no perder la pega, por temor al desempleo. Quieren recoger un millón de firmas para convocar un referéndum y tumbar dos artículos que impide propagar mensajes racistas (con condenas de cárcel y retiro de licencias). Alemania es un país atroz y salvaje donde te caen 6 años de prisión si niegas el holocausto nazi. España condena el ultraje a la monarquía que nadie ha elegido. En todos los países se limita la libertad de expresión, pero en Bolivia algunos marchan para que se siga discriminando y otrificando impúnemente. ¿O no tiene nada que ver con eso? Saben perfectamente que no van a llegar al millón de firmas. Y no quieren negociar el reglamento. ¿No es la misma actitud que la derecha autista que delegó su tarea de oposición legítima y necesaria en el parlamento? ¿No es lo mismo que hicieron los “escuálidos” en Venezuela cuando dejaron en manos chapistas la última Asamblea para luego admitir el error y volver al Parlamento? Doy unas vueltas por la plaza 24 de Septiembre y un colega me entrega un papel firmado por El Deber: “A favor de la ley contra el racismo y la discriminación pero en contra de los artículos 16 y 23 que coartan libertades”, titula. En su párrafo seis dice: “Consideramos un exceso las propuestas de cerrar medios o encarcelar personas tomando en cuenta que la Carta Magna aprobada por el actual gobierno en 2009 establece…”. Qué curiosa forma de contar la historia. Bueno, la misma de siempre. La actual Constitución fue votada y respaldada por dos tercios por primera vez en la historia de Bolivia, previa Asamblea Constituyente elegida por sufragio universal. Colegas, no fue aprobada por el actual gobierno. En la contratapa de los colegas de redacción de La Razón, leo al final: "Rodillazo no, libre prensa sí". Y, ¿qué tiene que ver un agresión del Presidente en un partido de fútbol caliente con este conflicto interesado? Nada. O todo. Puedo seguir con ejemplos que desnudan las verdaderas intenciones de las marchas, de las huelgas de hambre, de las recogidas de firmas de algunos periodistas, pero me encuentro con un amigo que trabaja en la Cainco. ¡Qué lindas son las noches en Santa Cruz!, le digo. Oye, viejo, no tendrás por ahí esas poleras verdes y blancas que sacaron ustedes hace unos añitos con el lema “2/3 es democracia”? ¿Será que me puedes regalar unas cuantas? Seguro que tienen hartas todavía. Desaparecieron, compadre. Se ríe pero al final no me regala las camisetas. Me voy a tomar unas chelas con un amigo cumpa de El Deber. Por ahí, él me puede conseguir la polera que desapareció de Santa Cruz. 16, 23, dos tercios, marchas multitudinarias de 20 tipos y el millón de la dignidad. Los números mentirosos (como los medios) me marean ¿o serán las chelas?

* Ricardo Bajo es periodista. Columna T lo voy a rezar publicada en Erbol.

 

¿Libertad de expresión sin disidencias?

Publié dans MEDIOS DE COMUNICACIÓN Y POLITICA,Medios de comunicación,Racismo par colectivoboliviano le 15 octobre, 2010

Soledad Antelo


Después de varios días de huelgas de “hambre” y marchas de periodistas y empresarios de la comunicación, es indudable que la demanda de “libertad de expresión” trasciende las aspiraciones de un gremio determinado, para proyectarse como una bandera de la oposición, tan venida a menos últimamente en la región y en Bolivia.
Tal reconocimiento se evidencia, incluso, en la torpeza del periódico El Día de Santa Cruz, cuyo director instruye poner el siguiente e inquietante título:

Rechazo: Estados Unidos se suma a la recolección de firmas

Un despistado lector podría imaginar al Congreso de Estados Unidos reunido en pleno, junto al Presidente Barack Obama, tratando el espinoso asunto que, a juzgar por los deseos de don Cayetano Llobet, debería formar parte de la agenda mundial de la primera potencia… Pero no, sólo se trata de “un periodista de”, que afirma ser comunicador. Así continúa la “noticia”:

Un periodista de Estados Unidos se sumó ayer a la recolección de firmas que se realiza en los nueve departamentos en rechazo a dos artículos de la ley antirracismo que cierra medios de comunicación y que pretende encarcelar comunicadores.
“Mi nombre es Carlos R. Fernández comunicador en los Estados Unidos por 25 años, en Washington, vamos a empezar a recolectar firmas de los bolivianos que radicamos aquí”, dice en una carta que ayer fue leída en el piquete de huelga de hambre en Santa Cruz.

Claro está, hay que hacer bulla, mostrar un masivo apoyo de todo lado: es la humanidad ofendida que se levanta contra el masismo totalitario que pretende encarcelar a cuanto comunicador opositor encuentre.
Para lograr no sólo un efecto de bola de nieve, se involucra incluso a la jerarquía católica. Ésta, fiel a su tradición, muestra una vez más su opción no precisamente por aquellos a quienes el Señor consideró sus favoritos; hoy, sus vicarios (al menos en sus altas esferas) parecen estar en desacuerdo con los preferidos de Jesús, en nombre de la libertad de expresión. Que en ese mismo nombre se silencie por la vía de la omisión cualquier expresión contraria de sacerdotes y monjas comprometidas con los humildes, puede ser asunto interno de la Iglesia.
Pero no lo es la actitud de periodistas y comunicadores que pretenden absoluta coincidencia y alineamiento con la postura de los dueños de los medios de comunicación en su oposición a la Ley contra el Racismo y Toda Forma de Discriminación.
Resulta entonces contradictorio, por decirlo de una manera suave, que esos periodistas y comunicadores –a quienes les asiste el derecho de confundir sus intereses con los de sus patrones– se vean en la necesidad de ningunear, primero, y luego hostilizar, a sus colegas que dicen estar de acuerdo con la necesidad de sancionar el delito del racismo y la discriminación.
Por esa vía, se deja en la oscuridad del silencio a las voces que se han propuesto aportar a la reglamentación de la ley. Por supuesto, para muchos intelectualistas de micrófono, la voz de campesinos, de trabajadores en radios comunitarias, de sindicatos de medios alternativos y del círculo de periodistas mujeres, por citar sólo algunos, no sólo que no existe, sino que debe ser silenciada, en nombre de la libertad de expresión.
No en vano han anunciado la pronta defenestración de Boris Quisbert, Ejecutivo de la Federación de Trabajadores de la Prensa de La Paz. Su delito: estar de acuerdo en sancionar los delitos. El fácil expediente de la polarización, expuesta de manera trágicamente magistral por George W. Busch, es aplicada ahora en este caso: o estás con “la libertad de expresión” o con el "totalitarismo" y la ley "mordaza".
Manipulación más, manipulación menos, el llamado cuarto poder pierde día a día credibilidad. Pareciera no haberse dado cuenta que de nada sirvió todo su aparato, sus campañas, sus dineros, sus especialistas sesudos y toda su parafernalia, a la hora de convencer al pueblo de qué es bueno y qué es malo para el país.
Por supuesto que los colegas periodistas tienen derecho a formar parte de las filas opositoras al proceso de cambio. Pero, por favor, no nos timen con aquello de “libertad de expresión”; que la tienen hasta hartarse.

 

A propósito de un estruendoso silencio

Publié dans Medios de comunicación,Racismo par colectivoboliviano le 12 octobre, 2010
Tags:

Soledad Antelo


Julio Aliaga –ése el nombre que figura como remitente– ha bombardeado varios correos electrónicos invitando a la ciudadanía a aprovechar una sugestiva fecha, el diez del diez del diez, nada menos que a las diez de la noche, para expresar con petardos y estruendos el rechazo a la que hoy denominan comedidamente los medios como “ley mordaza”. A este sui generis modo de protestar, dado que toda la prensa ya habría sido acallada por el masismo totalitario, se ha sumado entusiasta y coquetamente, desde Toronto y blackberry en mano, la otrora diputada Ericka Brockmann.
Cuando más o menos a la hora indicada del día señalado, pillé a mi vecino preparando unos fueguitos pirotécnicos, fruncí el ceño y pensé que la convocatoria tendría más adeptos que lo imaginado; que había que prepararse para una explosión a manera de año nuevo, con luces adornando el cielo clamando “libertad de expresión”. Había olvidado la pasión de Choquito del lado. Cuando le pregunté, él no tenía siquiera idea de qué era lo que los medios reclamaban, pero sí estaba seguro que otros muchos orientistas festejarían junto a él y a su estilo, un nuevo triunfo “que nos coloca ahisingo de la punta, pa´darnos un nuevo título”. Uff, respiré aliviada. “Es que volvió a ganar Orientísimo”, me dijo con una sonrisa de oreja a oreja.
Hoy leo la prensa y, por las repercusiones, la llamada de la selva ha caído en saco roto. Al menos, ninguno de los periódicos que tanta alharaca hacen por cualquier motivo que afecte al gobierno y a este proceso de cambio, ha dado cuenta de una explosión popular en contra de los dos artículos de la Ley contra el racismo y la discriminación.
Más show se ha hecho en el poblao por el ingreso de Pedrito Rivera a la huelga de hambre que protagonizan algunos periodistas. No son todos, pero de ello la prensa a la que dicen defender como causa sagrada, no informa ni avisa. Que silenciar la noticia de que un sindicato de trabajadores de la prensa en otro departamento diera su explícito apoyo a la ley que hoy mortifica a los poderosos dueños de medios, es buena prueba de que, igual que igual, la mentada libertad de expresión es, en realidad, la libertad de manipular la información de la mejor manera, para defender sacrosantos intereses y nada más.
Pena me ha dado ver a don Pedrito en esas andanzas; aunque tío Arnoldo, con su habitual humor, me ha dicho que más que a convicciones ideológicas, tal paso respondería a la recomendación del geriatra, que lo habría encontrado con el colesterol alto. Y pena me ha dado, porque no ha mucho, recordábamos en familia los denuestos a los que fue sometido el Director del Diario Mayor de Santa Cruz cuando, en otros tiempos, osó oponerse a las logias y denunció valientemente las andanzas de los dueños de COTAS.
¿Nombres? Por si los olvidaron, les recuerdo algunos. Los hermanos Limpias, que no hacían honor al apellido porque ensuciaban el micrófono en cada frase, le dieron con todo. Insultos irreproducibles, mentadas de madre, calificado de colla maricón y otras tantas “libertades de expresión”, fueron parte del fuego con que arremetieron contra don Pedro. Los hermanos Mendivil compitieron con Yoyo Pando en quién profería mayores groserías. Que recuerde, la Asociación Nacional de Prensa nada dijo ni nada hizo; o si dijo e hizo, fue tanto como prender un semáforo verde para que continuase esta execrable práctica de la “libertad de prensa”.
Y es que hay colegas que no quieren entender que el país cambia. Y que los cambios son para bien. En el caso específico, el racismo es hoy ya no sólo una opción censurable, sino un delito. Así como se lee: un delito como robar, violar, matar. Y como tal, debe tener un castigo. Por ello, mal hacen los periodistas en aislarse del debate necesario para reglamentar una ley que, por primera vez y para orgullo del país, sanciona a quienes la violenten haciendo gala de malacrianza y discriminación.
Detrás del griterío de cierta prensa, que no es toda para suerte nuestra, lo que se esconde es un pretexto de una oposición rabiosa que no sabe de qué asirse para continuar con vida. Meditando mi equivocada preocupación con el Choquito, caigo en cuenta que, hasta en el fútbol y a nivel internacional, el racismo está penalizado. Expulsión a quien profiera palabras hirientes sobre el color de la piel de otro jugador.
¿Aprenderemos? Mejor por las buenas, aunque por las peores también se asimila…

Evo Morales promulga Ley Contra el Racismo en Bolivia

Publié dans MEDIOS DE COMUNICACIÓN Y POLITICA,Racismo par colectivoboliviano le 11 octobre, 2010

El presidente de Bolivia, Evo Morales, promulgó este viernes desde el Palacio de Gobierno la Ley Contra el Racismo y Toda Forma de Discriminación. La norma fue aprobada por el Senado en la madrugada.

NOTA CON AUDIOS

Morales. Ley Antirracismo. Fuente: (Erbol)
Morales. Ley Antirracismo. (Erbol)
De la promulgación de la nueva norma participaron el vicepresidente, Álvaro García Linera, ministros de Estados, asambleístas, jefes militares y policiales y representantes de las organizaciones sociales que integran el Pacto de Unidad.

Ahora restará que se elabore y apruebe el Decreto Supremo que reglamentará la aplicación de la Ley.

La norma contempla sanciones monetarias y suspensión de la licencia a cualquier medio de comunicación que publique expresiones contra sectores específicos de la población.

Durante todo el tratamiento de la Ley, dueños de medios de comunicación calificaron a la iniciativa como un atentado a la Libertad de Expresión.

Por su parte, el jefe de Estado boliviano afirmó este martes que el racismo es un "problema estructural que debe acabar porque es un resabio de un pasado colonial que daña a la unidad del país".

Además, dijo que "ha llegado la hora de acabar con las prácticas de racismo en Bolivia porque es la práctica más antidemocrática que existe en el mundo debido a que no respeta la igualdad entre los ciudadanos".

En esa misma oportunidad, Morales llamó a los periodistas y propietarios de medios de comunicación a no confundir la libertad de expresión con expresiones racistas en los medios.

Subrayó que erradicar el racismo es defender la "igualdad entre todos", sin tomar en cuenta su origen, color, raza, sexo y nivel económico. Indicó que así lo establece la Constitución y que es un acto de justicia con la humanidad. (PÚLSAR)
gf
08/10/2010

Audios disponibles:

Evo Morales, presidente de Bolivia (Libertad de expresión no es pretexto para ser racista)
1 min 16 seg. (596 KB) archivo mp3

Oscar Coca, ministro de la Presidencia de Bolivia (Ley)
20 seg. (161 KB) archivo mp3

Denis Racicot, representante en Bolivia del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos (Ley)
40 seg. (316 KB) archivo mp3

http://www.agenciapulsar.org/nota.php?id=18256

Tu huella sin voto

Publié dans Política,Pueblos indígenas,Racismo par colectivoboliviano le 28 novembre, 2009

Andrés Gómez Vela *

A finales del 70, un grupo de policías llegó a mi pueblo, Pocoata (Norte de Potosí). El comandante, vientre abultado, cetrino y ojos pitañosos, infló el estómago y preguntó a los curiosos y curiosas que nos pusimos delante del vehículo policial: "¿quiénes no tienen carné en este pueblo?" No esperó respuesta y completó: "vayan e informen a sus vecinos, vecinas, madres, padres, hermanos, a todos; la Policía Bolivia les entregará carnés", exclamó. "Tukuyman, tukuyman willaychis (avisen a todos)", remató en quechua. Miradas y sonrisas cómplices y nos convertimos en ocasionales pregoneros.

 

Era domingo, día de feria en el pueblo, y se acercó una mujer de aproximadamente 30 años, acompañado de su hijo. Ajsu (vestido de mujer quechua) hecha jirones, rebozo (manta) verde con flores descoloridas y abarcas de goma que en cada pisada dejaban las huellas de una transnacional: good year. "¿Ima sutiyqui? (qué te llamas)", preguntó el mismo policía que nos convirtió en pregoneros un día antes. "Exaltación Jachatakjo", respondió lacónicamente. "Imawuan ima (qué más)", insistió. "Chaylla (eso nomás es mi nombre)". ¿Cuándo naciste? "Mi mamá dice que nací cuando estaban floreciendo los duraznos y rebrotaban los sauces". ¿Cuándo es eso? "Cuándo empieza la siembra" ¿Qué año? Silencio. Los dos policías se miraron: "Estas pobres indias no saben ni cuándo han nacido, carajo", comentaron. "Es joven nomás debe tener entre 30 y 35 años", dijo uno de ellos. "Anótale como Exaltación Jachatakjo Jachatakjo". ¿Y su fecha de nacimiento? "Ponle al cálculo, debe ser septiembre de 1940, que sea 15 de septiembre de 1940". Exaltación Jachatakjo quedó bautizada y le entregaron su carné de identidad. No sé qué será de su vida, pero 30 años después, ella seguirá excluida de las decisiones del país, de la elección de su futuro, está vez con el rótulo de "observada".

Uno tras otro pasaron los "invisibles" y las "invisibles" de la vida en busca de una identidad. ¿Nombre? "Gabino". ¿Apellido? Ankjayo. ¿Gabino Ankjayo? Sí. ¿Fecha de nacimiento? Otra vez silencio. ¿Cuándo naciste? El aludido mira a su madre que estaba a su lado en espera de auxilio (A Gabino, jamás le cantaron un happy birthday, ni le invitaron una torta, ni le felicitaron, ni le abrazaron ni le regalaron un vino). "Mi hijo ha nacido cerca de Carnavales, ese año ha llovido mucho". "Carajo, encima el carnaval es fecha movible, cuándo putas habrá nacido este chango". "Ponle en febrero, 20 ó 22, debe tener 15 años o algo más". 30 años después el Organismo Electoral Plurinacional sigue ignorando a Gabino, y los políticos de derecha lo siguen considerando como a un "bárbaro" (extranjero sin derechos en Grecia). Como él hay más de 400 mil, privados del derecho básico de la democracia: el voto. Marginado del voto automáticamente será excluido de la posibilidad de elegir a la persona o al grupo de personas que administrarán su futuro.

Pasado el meridiano de los años 80. Me fui al cuartel con mi amigo Eduardo Solano. Nos presentamos en Sucre, en el Tejar. Como faltaban soldados, fuimos reclutando en el camino. Cayeron varios indígenas, entre ellos, un Jalkja, Andrés, quien vestía calzona (pantalón) hasta media nalga y camisa larga que cubría la parte que debía hacerlo la calzona. Muy parecido a la pinta de los hiphopheros de hoy. Mirada apacible y voz de trueno. Todo blanco, incluso su sombrero casi diminuto. Inmediatamente lo apodamos: "soldado mejicano". Fila india para registrarse en Abapó Izozog, Regimiento Marzana, 7 de infantería, pleno Chaco, 40 grados bajo sombra. Le llegó el turno a Ramón. No cargaba consigo su certificado de nacimiento, menos una libreta escolar. ¿Cuándo naciste? Preguntó el entonces subteniente Guido Flores Bellido. "El día de San Andrés". Recordaba muy bien ese detalle el "soldado mejicano" porque su padre le había contado que el cura del pueblo de Antora (Potosí) le había bautizado con ese nombre tras fijarse el calendario. En su comunidad le llamaban Andrisi, pero recibió su Libreta de Servicio Militar color rosado con el nombre de Andrés y todos los honores de ley. Otra historia con los datos calculados y la vida verdadera.

A todas estas personas ya les tomaron sus huellas, pero por lo visto nunca les tomaron en serio como ciudadanos con derecho a participar en las decisiones públicas. No sé si estarán entre los 400 mil, pero sí los conocí y vi como les entregaron sus carnés y sus libretas de servicio militar. ¿De qué lado quedarse tras haber visto esta exclusión?

Por lo visto fue un mero slogan la frase "Tu huella, tu voto". Estas personas tienen huella, pero no tienen voto. Dudaban de su certificado, entonces les pidieron sus huellas, ahora dudan de sus huellas. El Estado (léase los políticos con espíritu hitleriano) no certificaron su nacimiento, pero sí lo identificaron con un carné de identidad y una libreta de servicio militar, pero como no certificó su nacimiento, ahora se niega a certificar sus huellas, en definitiva le niega la vida, le condena a la muerte civil.

Pronto se preguntarán si tienen alma y le exigirán un certificado. Un papel vale más que la certificación de Dios, un papel vale más que la carne y los huesos. Un papel vale más que la vida misma. ¡Qué injusta la Ley que ningunea al ser humano, más injustos aún quienes la aplican!

* Periodista y docente de la UMSA

BOLPRESS, 26 de noviembre de 2009

Una prefecta, una alcaldesa, legisladores y periodistas serían enjuiciados por incitar a la violencia racista

Publié dans AUTONOMISTAS Y RACISMO,Racismo par colectivoboliviano le 26 août, 2009


Luego de casi ocho meses de pesquisas, la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados pidió abrir procesos judiciales en contra de autoridades del Comité Interinstitucional y parlamentarios chuquisaqueños que fomentaron hechos de violencia y vejámenes a campesinos el 24 de mayo de 2008 en Sucre.

La Comisión de Derechos Humanos aprobó el informe final de la investigación en el cual se evidenciaron indicios de participación y responsabilidades de varias personas.

"Es necesario asumir acciones para contribuir a que en el país se eliminen los hechos racistas y violatorios a los derechos humanos y podamos cumplir con lo que determina el Plan Nacional de Lucha contra la Discriminación, Racismo y Xenofobia, el programa de acción de Durbán y varios puntos que servirán no sólo para que el Ministerio Público prosiga con la investigación y la imputación formal y apertura de juicios, sino para que en Bolivia este sea un antecedente para que nunca más nadie sea denigrado, humillado, golpeado, discriminado como se hizo con los campesinos", declaró la presidenta de la Comisión 
Elizabeth Salguero (MAS).

El documento recomienda abrir procesos contra la prefecta de Chuquisaca Savina Cuéllar, la alcaldesa de Sucre Aidé Nava, el rector Jaime Barón, los dirigentes cívicos Fidel Herrera, Eduardo Porcel y Jhon Cava, y contra los ciudadanos Jamil Pilco, Roberto Lenin Sandoval y Donata Epifanía Terrazas, además de los legisladores Lourdes Millares, Fernando Rodríguez, Tomasa Yarwi, Jorge Alurralde, Elsa Guevara y Dailer Andrade por su "evidente participación" en los hechos.

Todos ellos son acusados por instigación pública a delinquir, asociación delictuosa, desórdenes o perturbaciones públicas, destrucción y deterioro de bienes del Estado y la riqueza nacional, privación de libertad, amenazas, coacción, vejación y tortura, delitos contra la libertad de prensa, atentados contra la libertad de trabajo, violación a los derechos humanos establecidos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y otras resoluciones internacionales.

Además, se exige iniciar una investigación penal por la presunta participación en los hechos de los días 19, 20, 23 y 24 de mayo de 2008 de Paola Guzmán, Javier Monterde, Juan Antonio Jesús, Álvaro Ríos, Leonardo Ávalos Cuéllar, Harold Herrera, Fernando Albornoz, Ariel Mamani, Juan Carlos Quiroga, Hugo Paniagua, Enoc Echalar, Lino Candia, Alberto Pérez, Josefina Espíndola, René Colque, Pedro Medrano, Juan Luís Gantier, Marya Echenequi, Milton Barón, Alex Ayllón, Joaquin Hurtado, Franz Quispe, Daniel Villavicencio, Sergio Vargas, Gonzalo Romay, Carmen Mendoza y Arminda Morales, entre otros.

Se solicita procesar a miembros de la Unión Juvenil Cruceñista (UJC), quienes habrían participado en la tortura a campesinos y miembros de las Fuerzas Armadas y otros funcionarios de dos hospitales que supuestamente no atendieron a los heridos.

La demanda se extiende a los periodistas de canal 13 Televisión Universitaria y Tv Global Róger González, Delfín Ustárez, René Colque, Daniel Villavicencio y Gonzalo Ibáñez, quienes habrían incitado a mayor violencia.

El informe también recomienda a la Contraloría General del Estado (CGE) realizar una auditoria a la Universidad Real y Pontificia San Francisco Xavier de Chuquisaca, a objeto de determinar egresos que no hayan sido plenamente justificados, ya que "se presume que con recurso de esta casa superior de estudios se haya procedido a la compra de petardos, dinamitas y otros que fueron utilizados en la violencia".

La Comisión de Derechos Humanos aprobó su correspondiente proyecto de requerimiento camaral, que establece que una copia de todo lo obrado sea remitida a la Fiscalía General de la República, para que a través de la Fiscalía de Distrito de Chuquisaca se proceda a la acumulación de antecedentes en los distintos procesos que se llevan adelante.

BOLPRESS, 26 de agosto de 2009

Cesar Brie dedica galardón de Aclo-Erbol a campesinos humillados y ofendidos en Sucre

Publié dans Derechos Humanos,Racismo par colectivoboliviano le 10 août, 2009

Sucre, 10 Ago (Erbol).- Cesar Brie recibió en persona la mañana de este lunes de Aclo-Erbol el galardón de lucha contra el racismo “Juana Azurduy de Padilla” y dedicó la estatuilla a todos los campesinos y periodistas humillados y ofendidos del 24 de mayo de 2008 en la ciudad de Sucre.

“El video documental ‘humillados y ofendidos’ lo hice con otras personas más, quiero dedicar el premio a todos aquellos que fueron ofendidos y humillados, a periodistas como María Elena Paco, y a los campesinos despojados de sus pertenencias y arrastrados en la plaza (25 de mayo) de Sucre en uno de los peores actos que vi en mi vida”, dijo Brie tras recibir el reconocimiento en un acto realizado en los estudios de la radio Aclo en Sucre.

El mensaje plasmado en el galardón entregado a Brie indica: Educación Radiofónica de Bolivia reconoce a Cesar Brie por su valentía y denunciar la discriminación y racismo aún a riesgo de sufrir la injusta condena de su propio entorno social y por promover el respeto y aprecio a la diversidad cultural. Todos somos iguales pero diversos.

“La última frase de todos somos iguales pero diversos creo que es lo que estamos tratando de construir todos. Llegué a Bolivia hace 18 años y trabajé todos esos años para y por este país con mis trabajos artísticos”, afirmó el galardonado de nacionalidad argentina.

Adelantó que además se está nacionalizando para ser uno más de los bolivianos.

El 22 de mayo de 2009, el reconocimiento “Juana Azurduy de Padilla” fue instituido por Aclo Erbol con el objetivo de galardonar a las personas o instituciones que luchan contra el racismo y la discriminación en Bolivia, en rememoración a la flagelación y humillación pública que sufrieron un grupo de campesinos el 24 de mayo de 2008.

Erbol, 10 de agosto de 2009

Page suivante »

Suivre

Recevez les nouvelles publications par mail.