COLECTIVO BOLIVIANO CANADIENSE


AUTONOMISTAS FANÁTICOS Y DESESPERADOS ENLODAN IMAGEN DE SANTA CRUZ

Posted in Racismo par colectivoboliviano sur 2 septembre, 2008

 

* Han entrado en una fase de locura, han perdido el miedo a todo, son como los « camisas pardas » nazis que el propio Hitler ya no podía controlar

(ASC-Noticias) 31-Agosto-08

Por Raúl Bustamante y Sergio López

El denominado grupo Resistencia, las mujeres de octubre, las pechonas de la cruzada cristiana, los unionistas y sus hermanos de Acción Joven y otros grupúsculos de fanáticos que no tienen mayor arrastre popular pero que con sus grupos de choque hacen temblar a medio mundo, han entrado en una fase de locura, han perdido el miedo a todo, son como los « camisas pardas » nazis que el propio Hitler ya no podía controlar.

Provocaciones sin límite

Ante el « decretazo » de Evo Morales convocando a varios referendos y entre ellos uno para poner en consideración de la ciudadanía el proyecto de la nueva constitución, en vez de escucharse un análisis sesudo, orientador y esclarecedor, una respuesta madura y seria, la población cruceña tuvo que soportar una seguidilla de hechos bochornos y vergonzosos en plena plaza central, tomada por esta gente intolerante y racista que hace quedar a Santa Cruz cada vez peor y a nivel mundial.

Lamentablemente la imagen que ahora proyecta Santa Cruz es la de un pueblo bárbaro y ese rótulo no podrá ser limpiado por mucho tiempo gracias a estas gentes y su perniciosa actuación. Pero no es la primera vez que hacen Troya, estuvieron en su momento queriendo incendiar el país exportando la violencia y el odio a otros lugares del país, han buscando hacer de Santa Cruz otra Calancha, asaltando la Renta, incendiando la oficina de Registro de Propiedades del Estado, poniendo bombas aquí y allá, provocando con sus autoatentados.

Esa noche que Evo Morales promulgó el decreto para los referendos, estuvieron en la plaza. Primero las damas cívicas a la cabeza de Julita Parada, se desgañitaron en insultos abiertamente racistas contra Morales, tales como « Indio maldito », « cocalero bloqueador », « no sabe lo que es cuidar un hijo », « gay », etc. demostrando esta pobre gente que no tiene respuestas maduras. Lo dramático es que no aparece en contraposición el liderazgo democrático que mínimamente requiere el pueblo cruceño, y lo que se impone es la parte más retrógrada e inculta. Las cívicas hasta la madrugada estuvieron gritando « que venga el pueblo ». Fue en vano, quedaron como un puñado minúsculo, por eso su rabia e histeria se acrecentó al no poder arrastrar al pueblo cruceño a la vorágine de sangre y destrucción que buscan para justificarse.

Así la mañana siguiente fue de locura, hicieron correr a todos de la plaza obligándoles a corear « autonomía » o sino llevaban palo. Entre todas se destaca una, la belicosa Amelia Demetri, agropecuaria proyectada al estrellato por un canal de TV sensacionalista (Red Uno). Esta mujer halló a Alfonso Román, periodista y comentarista cruceño, al frente del correo. Allí, lo abofeteó tildándolo de « masista vendido », avergonzándolo en público, mientras un individuo cobardemente lo redujo para que no se moviera y pueda recibir la bofetada sin mayor resistencia. ¡Qué ultraje! ¡Dónde está la Santa Cruz hospitalaria! Con estoica paciencia Román recibió los insultos soeces que profirió la « ametralladora » Demetri porque lo considera « masista » y creyó humillarle más al decirle que le pegaba una mujer. Le espetó que también se vengaba por creerse muy sabio y porque quizás alguna vez opinó en el canal 7 del Estado.

La misma Demetri se dio el lujo de advertir a todo el pueblo que de ahora en adelante « ningún masista » va a pisar la plaza porque también « va a llevar » como lo hizo Alfonso Román. En medio de los insultos, y en actitud de « perdonavidas » la pobre mujer dijo que no le pegaba más porque le daba pena. No conforme con todo eso, complementó el escarnio público su escudera, la díscola Eva Sara Landau (otra creación de un programa de la Red Uno), con sucios escupitajos en la cara de Román.

La Demetri, como dueña de vidas y haciendas, al estilo de su natal Portachuelo donde campea aún la ley del lejano oeste, le quitó a Román su derecho de nacimiento, « yo le puedo decir que Alfonso Román no es un ciudadano más de Santa Cruz, puede ser que sea un masista más, mal nacido que es otra cosa muy diferente. Él no es cruceño, porque un cruceño de corazón y querendón de su tierra no se vende a un partido político de la clase del MAS », declaró a un medio este monstruo forjado por el escandaloso programa televisivo « Que no me pierda ». Hay que recordar sin embargo que la susodicha perteneció a la UCS, partido político caído en desgracia porque la gente se cansó de su demagogia y clientelismo masivo.

Y cuando le preguntaron por qué dijo que « todos los masistas van a llevar como Alfonso Román », respondió sin más ni más, « porque así lo vamos a hacer, así lo hemos decidido y así lo vamos a cumplir, masista que encontremos aquí en la plaza sacándonos fotos, venezolanos o cubanos sacándonos fotos para hacernos después daño, todos van a llevar por igualito ».

Como no pierde un minuto en elaborar intrigas racistas la Demetri aprovechó para sembrar odio cuando el medio de prensa insistió para que explique qué significa « les vamos a dar », declaró « (significa) que les vamos a dar palo, porque si un cruceño va de aquí al collao vuelve chuto (desnudo), ni siquiera vuelve con ropa de por allá, de la flota lo bajan y qué estragos no le hacen a la gente cruceña, lo único que hacemos aquí es recibirlos con las manos abiertas y este es el pago que nos dan ».

La marcha ensangrentada

El espectáculo grotesco vino cuando salió a las calles una marcha de oposición a los cívicos, mayormente conformada por gremiales provenientes del interior del país, que buscaba apoyar al gobierno y estaba dirigida por Vedia, líder oficialista de una de las CODes,  pretendiendo llegar a la plaza. Los autonomistas han jurado que la plaza no la pisan los « collas », por eso esperaron con palos y chicotes, desatando una golpiza sobre los marchistas.

Las « damas » cívicas previamente habían proporcionado varios « colepejis » (látigos o fuetes) entre sus filas con los que brutalmente agredieron a las mujeres marchistas, sin ningún respeto. Se vio a cobardes autonomistas ultrajando mujeres incluso con patadas, azotes o palazos. Alguna vendedora que nada tenía que ver con el asunto fue salvajemente agredida hasta dejarle bañada en sangre por el « delito » de ser de pollera y muy humilde, es decir « colla ».

Los y las delincuentes que hicieron esas acciones de pisoteo a los derechos ciudadanos están claramente identificados, pero como es habitual seguro quedarán impunes, listos para seguir cometiendo sus fechorías bajo el amparo de los cívicos y las logias que financian a estos vándalos, pues muchos aseguran que Cre, Cotas y Saguapac son las fuentes de suministro de dinero para que se cometan todos estos atropellos, además no en vano en Santa Cruz las tarifas de los servicios de agua, luz y teléfono son las más caras del país.

Sin embargo, esa misma tarde algunos pro cívicos estuvieron a punto de « llevar » también (parafraseando a la Demetri). Ese fue el caso de Elba Pinkert y  Carlos Dabdoub, dirigentes cívicos, que se cruzaron en el camino de los marchistas que huían. Los indicados tuvieron que escapar despavoridos pues creyeron que eso jamás les llegaría.

El ataque a Entel masista

En horas de la noche (del mismo 29 de agosto), con total impunidad, la misma gente que agredió a los marchistas se lanzó sobre la fachada de vidrio de ENTEL, empresa que ahora es del Estado, y la desbarató completamente. Estaban a punto de destruir una enorme bandera boliviana que cubría el frontis pero no llegaron a hacerlo porque parece que una pizca de cordura les iluminó. Sin embargo, los unionistas propusieron que luego del destrozo los encargados de « cuidar » el lugar para que no sea saqueado, sean los gendarmes municipales, porque la Policía Nacional tiene vedado actuar.

La policía cruceña, pisoteada ya por los unionistas con palo, ha intentado reprimir estas acciones pero igual fue corrida por los fanáticos que prácticamente son dueños y señores de la ciudad. Si ahora que el gobierno tiene en sus manos los medios legales como para meter a toda esta gente a la cárcel pero no hace nada, se puede augurar que con una nueva constitución esta gente seguirá actuando impunemente porque el gobierno será timorato y aguantador ahora y mañana.

La orfandad de los fanáticos

Sin embargo el movimiento de « lunáticos » está huérfano de apoyo popular e incluso de apoyo de los principales dirigentes cívicos. Por eso, por la noche, el « colla » acomplejado y ultra sin remedio, el radialista Arturo Mendivil, desesperado lanzó un discurso a los unionistas y damas cívicas que estaban en la plaza exigiendo que la dirigencia cívica se ponga a la cabeza de esa « lucha », que ellos sin ambages proclaman que es por INDEPENDENCIA. Es que ahora, con el pretexto del « decretazo », las damas cívicas y los unionistas ya no quieren autonomía sino ¡INDEPENDENCIA!

Como una provocación Mendivil decía: « que digan si nos van a dirigir a estos hombres y mujeres que no queremos vivir de rodillas. Nosotros queremos vivir en democracia y queremos ser libres. Si no aparecen nuestros líderes nosotros vamos a asumir lo que creemos correspondiente ». Tal es el grado de división interna de los cívicos que los unionistas llegaron a cuestionar a sus dirigentes, que los de arriba no los apoyaban y contrastaban su « pasividad » con la actividad demostrada por los cívicos tarijeños que están en todo.

Cardenal pide paz pero fanáticos llaman a la guerra desde el campanario

Esa misma noche que se dio a conocer el que consideran ilegal Decreto, comenzaron a hacer repicar las campanas de la catedral cruceña, convocando a la guerra, y todo ello sin que la Iglesia reclame por la invasión de su propiedad, prestándose disimuladamente a estos trajines, aunque el vocero del cardenal convocó a la paz. Sin embargo hubo feligreses católicos que protestaron contra los cívicos que disponen del campanario cuando les da la gana.

Mientras tanto, la plaza sigue tomada pues este grupo de desquiciados ha asegurando que no la dejarán. Habrá que ver cuántos atropellos más se cometen contra la dignidad de las personas sin que nadie haga algo por detener tanto abuso, porque el gobierno central ha demostrado debilidad ante los cívicos, a quienes no se cansa de suplicarles diálogo para convencerles de que es igual de neoliberal como ellos aunque con matices indigenistas

Publicités

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s


%d blogueurs aiment cette page :