COLECTIVO BOLIVIANO CANADIENSE


Violan la libertad de expresión y el derecho a la información en Cobija

Posted in Política par colectivoboliviano sur 8 septembre, 2008

Activistas de la Unión Juvenil Cruceñista golpearon a un periodista argentino y robaron sus instrumentos de trabajo

Las radioemisoras de Cobija Patria Nueva, Radio Pando, FM Digital y Frontera, esta última afiliada de la red Erbol, sufrieron agresiones y sus periodistas fueron amenazados de muerte en los últimos días. Los directivos de estos medios tuvieron que suspender temporalmente emisiones. La semana pasada, el documentalista y periodista gráfico argentino Nelson Vilca fue detenido y golpeado por la Unión Juvenil Cruceñista (UJC) en la localidad de San Ignacio cuando cubría las movilizaciones y los bloqueos de caminos en esa región.

Las radios Pando y Patria Nueva de Cobija fueron víctimas de ataques y amenazas. El propietario y periodista de radio FM Digital Humberto Lucana sufrió agresiones físicas y ataques contra su emisora por parte de grupos promovidos por la Prefectura y cívicos. 

Lucana fue brutalmente golpeado el pasado viernes por seguidores del prefecto Leopoldo Fernández (Podemos) por no compartir su línea ideológica y apoyar el proceso de cambio impulsado por el Presidente Evo Morales. « El día dviernes en el aeropuerto cuando me disponía a realizar mi trabajo a pocos pasos de donde me encontraba golpearon brutalmente a un colega periodista y propietario de la radio Digital por la gran cantidad de personas que se encontraban en el lugar », afirmó Juan Domingo Yanique, corresponsal de la red Patria Nueva en Cobija.

Informó que golpearon al comunicador personas allegadas a la Prefectura, sobre todo jóvenes que son utilizados para agredir a personas que no son afines a los grupos de poder en este departamento. Este hecho violento fue acompañado con adjetivos racistas como: « colla de mi… », « vendido », « chupa medias del alcalde », entre otros. El periodista Yanique huyó a La Paz para evitar caer en manos de grupos de choque de la Prefectura.

« Se está viviendo un verdadero caos en Cobija, se está amedrentando a medios de comunicación y sus periodistas son perseguidos y golpeados en las calles », denunció la delegada presidencial de Pando Nancy Texeira.

Educación Radiofónica de Bolivia (Erbol) solicitó a las autoridades prefecturales garantizar la libertad de expresión y el derecho a la información en Cobija, derechos que son violados constantemente por grupos violentos organizados por el Comité Cívico y amparados por el Prefecto Leopoldo Fernández.

« Sin libertad de expresión y sin derecho a la información no hay democracia porque no hay ciudadanos libres y capaces de autogobernarse, opinar y participar en las decisiones públicas. El silencio es el lenguaje de la tiranía y el pensamiento único es la consecuencia del fascismo », señala Erbol en un comunicado público.

« Antes de la libertad de expresión está el derecho a preservar la vida », afirmó el coordinador Nacional de la red Erbol Andrés Gómez, al confirmar que radio Frontera suspendió emisiones el sábado pasado y volvió al aire este lunes.

El prefecto Fernández habría dicho que « no habrá seguridad para los comunicadores que no compartan la línea del Prefecto, porque se está luchando por una reivindicación regional y los que no estén con mi línea, ni modo ».

Por otro lado, se conoció que en Santa Cruz la banda terrorista de la UJC arrebató al comunicador argentino una cámara fotográfica y una cámara filmadora. Luego del ultraje, Vilca fue entregado a un fiscal para que sea expulsado del país como “indocumentado”.

Nelson Vilca está en Bolivia desde enero de este año reportando sobre las formas de explotación servidumbral en algunas haciendas de la zona del chaco boliviano. Sus fotografías de niños y mujeres sufriendo esclavitud han dado la vuelta al mundo. 

Redes sociales solidarias con Bolivia se solidarizaron con Vilca y solicitaron al gobierno, y sobre todo a la justicia, que tomen cartas en el asunto y sancionen a los violentos, en aplicación de convenios internacionales que Bolivia se comprometió a cumplir en defensa de los derechos humanos y la libertad de expresión.

Exigen que la fascista UJC, brazo armado del Comité Cívico de Santa Cruz, sea disuelta  inmediatamente, ya sea por una decisión judicial o mediante decreto supremo, ya que ningún país democrático del mundo puede aceptar la existencia de una organización que atenta contra la seguridad de la nación, contra la vida de sus habitantes y contra la libertad de prensa.

Sin control

El Presidente Evo Morales informó que algunos grupos de choque que responden directamente a la Embajada de Estados Unidos rebasaron a los dirigentes cívicos y a los prefectos opositores. Reveló que algunas personalidades, especialmente del departamento de Santa Cruz, trabajan con la Embajada y organizan grupos violentos.

Morales dijo que cada bloqueador de caminos recibe 100 bolivianos diarios de paga. Le informaron que el prefecto de Tarija Mario Cossío reclutó en los últimos días a “bloqueadores” con un sueldo de entre 600 y 700 bolivianos.

La Federación Internacional de los Derechos Humanos (FIDH) está extremadamente preocupada por la ola de violencia desatada por los prefectos y comités cívicos separatistas y racistas, que en los últimos días golpearon a ciudadanos disidentes, tomaron instituciones públicas y hostigaron a autoridades militares y policiales.

Siguen los ataques y amenazas de carácter racista y discriminatorio en contra de dirigentes sociales y de todos los que se supone están a favor del gobierno actual. “Más grave aún, estos actos de vandalismo y tomas de instituciones han sido acompañados por ataques en contra de miembros de las Fuerzas Armadas y amenazas de toma de cuarteles del Ejército por parte de las autoridades opositoras al gobierno de Evo Morales”, observa la FIDH.

La FIDH condena firmemente estos actos de violencia con armas letales y blancas cometidos por los comités cívicos y afines con el apoyo de algunas autoridades regionales, que desestabilizan el país y lesionan la institucionalidad democrática. “Urgimos a los comités cívicos y a sus afines a regresar a un ejercicio político de su derecho a la oposición”.

La FIDH convocó a la OEA, a las Naciones Unidas y a la Unión Europea a que condenen estos hechos de violencia y respalden al gobierno legítimamente constituido de Evo Morales. El organismo llamó también a la comunidad internacional a denunciar estos actos y a prestar sus buenos oficios para restablecer el diálogo.

BOLPRESS, 8 septiembre 2008

Publicités

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s


%d blogueurs aiment cette page :