COLECTIVO BOLIVIANO CANADIENSE


CRÓNICA DE UNA MASACRE ANUNCIADA

Posted in OPINION par colectivoboliviano sur 14 septembre, 2008

 

Por Roxana Paniagua Humeres

Pando fue el teatro de la violencia instrumentada y accionada por personeros de la prefectura, comité cívico.  Esta violencia se cobró la vida de por lo menos 30 compañeros campesinos y según los reportes que van entrando hora a hora, el número de desaparecidos asciende a 106 entre los que se encontrarían niños y mujeres. Una matanza que debe ser juzgada. El prefecto de Pando Leopoldo Fenández, la cívica Ana Melena y tantos otros, deben responder ante la justicia. 

« Los compañeros campesinos se trasladaban hacia Cobija, cuando fueron interceptados por un grupo de la Sercam, Comité Cívico y personal de la prefectura […] incluso estaba esperando con ellos en ese lugar un medio de comunicación, Unitel. Fue un acto planificado », nos señaló Antonio Moreno secretario de la Federación de campesinos de Pando.  

La masacre que perpetraron  estos grupos bajo el mando del prefecto Leopoldo  Fernández es inenarrable por el horror que conlleva. La angustia y la decepción, mezclada con tristeza por la muerte de sus compañeros, el 12 de septiembre por la mañana, invadía los recintos de la Federación de Campesinos en Cobija. Desde allí, su secretario nos relató los hechos comunicándonos además que se sentían olvidados y en una zozobra permanente. Estos campesinos que fueron el pilar del apoyo al gobierno de Evo Morales en el departamento se sienten totalmente abandonados a su suerte y piden desesperadamente la ayuda del gobierno central.

Sólo en horas de la tarde del 12 de septiembre, el gobierno en su consejo de ministros dictó el Decreto Supremo No 29.705 que permite la puesta en marcha de medidas de excepción en Pando.  ¿Es la solución para paliar los problemas de abuso de poder enquistado desde siempre en ese departamento? En parte la medida de excepción pone un coto a los sinvergüenzas que en nombre de la autonomía y la defensa del IDH (Impuesto Directo a los Hidrocarburos) implementaron un sistema de terror y acoso de la población y sobre todo de los campesinos. El estado de sitio contemplado en el artículo 112 inciso 4 de la Carta magna indica que : « Pondrá la autoridad legítima expedir órdenes de comparendo o arresto contra los sindicados, pero en el plazo máximo de cuarenta y ocho horas los pondrá a disposición del juez competente ».  Eso significa que los funcionarios pandinos implicados en la violencia directa, en el asesinato de los campesinos de Pando pueden ser detenidos y puestos a buen recaudo. Aquí la Constitución es clara, los delincuentes que atentaron contra los bienes del Estado, que crearon un clima de violencia y que asesinaron a otros bolivianos deben ser detenidos y juzgados con las leyes del país. Hay que ponerle coto a la ola de terror suscitada por los delincuentes que se embanderan con la reivindicación del IDH y que viola los más elementales derechos humanos de los ciudadanos campesinos de Pando. Hay que juzgarlos y meterlos en la cárcel como responsables de crímenes de lesa humanidad.

Por el momento, la medida de excepción ha permitido dispersar parcialmente a los paramilitares que fueron entrenados por el prefecto de Pando, denunciado en 2006 por la entonces ministra de gobierno, Alicia Muñoz. Los paramilitares, sicarios brasileros y peruanos según el relato de la Sra. Nancy Texeira, están todavía en provincias y regiones. Se están retirando y quieren seguir cobrándose hasta la última gota de sangre, por ello siguen victimando a campesinos indefensos, a nuestros compatriotas campesinos. Por eso la medida del gobierno no es incorrecta, tenía que demostrar que el Estado es capaz de garantizar seguridad de la ciudadanía, tarde, pero al fin lo hizo. Ahora luego del despliegue de las Fuerzas Armadas, se debe implementar un sistema que asegure más visibilidad al Estado central y garantice la seguridad de sus ciudadanos en eso recónditos lugares del país.

Este último tiempo los cívicos aliados del “cuarto menguante” desplegaron una táctica violenta de toma de instituciones, asedio, amenazas de muerte, incendios, que constituye en sí un golpe de estado progresivo. Es risible que estos cívicos y autoridades departamentales responsabilicen al gobierno central por la violencia que ellos mismos planificaron y desataron en sus departamentos. Marinkovic, dirigente del Comité Cívico de Santa Cruz, declaró ni más ni menos que estos hechos constituyen un autoatentado del propio gobierno. Por increíble que parezca este tipo de aseveraciones, lanzadas con desparpajo ejemplar por los grupos ultraderechistas del país coaligados en los comités cívicos y prefecturas, parece activar la glándula de la convicción en la vapuleada racionalidad de algunos sectores de la clase media de las capitales del este del país. Se verá hasta dónde el poder narcótico de esta gran mentira puede resistir a las imágenes de horror y testimonios de la gente que fue torturada, baleada, y que revelan de manera fehaciente el accionar de grupos fascistas al mando de “cívicos” secesionistas.

Se debe atribuir a las autoridades departamentales por lo menos la autoría intelectual de intelectual de estos crímenes con los que se busca acallar a las organizaciones indígenas, campesinas, a las ONGs y a cruceños, benianos, pandinos, chuquisaqueños y tarijeños honestos cuyo delito fue no compartir el credo de los derechistas. Estas autoridades deben responder ante la justicia boliviana por el acoso racista a bolivianos que nacieron en la parte occidental del país y que viven con todo derecho en las regiones orientales pero también por el hostigamiento a los pueblos indígenas de sus propias regiones.

Desde el momento en que estas autoridades permiten el robo, el hurto del bien común, amenazan, golpean y condenan a muerte, desde el momento en que desertan el cuadro legal e institucional al que le deben su autoridad, estas “autoridades” se auto-destituyen como tales y se vuelven vulgares delincuentes. Con aquellos que rompen el cuadro legal no se negocia, se aplica la ley. El gobierno, debe imponer sus condiciones, condiciones supeditadas a precautelar la seguridad de la ciudadanía de a pie y a precautelar la unidad del país.

No se puede dialogar con gente peligrosa que no escatimó en asesinar y realizar actos pistoleros bajo el supuesto de que el gobierno central originó la violencia y no atendió a sus regiones. El mito que crearon los ultraderechistas de los comités cívicos, de las prefecturas es que el gobierno no respeta sus regiones. Estos ultraderechistas, muchos con pasado paramilitar y comprometidos con las dictaduras, usufructuaron sin remilgos del estado central, cuando el pueblo les dio una lección en las urnas, se replegaron a sus regiones para formar esos grupos de choque que actúan cual fieras sedientas de sangre.

El gobierno debe mover los mejores peones en este juego de ajedrez complejo, donde en estos últimos días comió varias piezas a la oposición violenta de los delincuentes del oriente: Obtuvo el apoyo incondicional de Argentina, de Brasil, México, Colombia, Ecuador, Paraguay, de Honduras, de Venezuela. La Unión Europea condenó los actos violentos y llamó al diálogo, la ONU dijo que la organización tiene dispositivos que pueden facilitar el diálogo y la cordura, la OEA a deponer los actos de violencia como condición sine qua non para entablar diálogo. Estos caciques del terror y el miedo olvidaron que los bolivianos les dieron una lección de democracia votando libremente y conminándolos a sentarse a dialogar. De ahora en más el gobierno de Morales debe gobernar, es decir, no debe posicionarse como facción política, debe entender que posee un poder legítimo y debe ejercerlo dentro del cuadro jurídico e institucional que establece la Constitución. El presidente Morales, por el momento, tiene la “sartén por el mango” y por ello no debe permitir que ningún violento encaramado al poder regional cometa más fechorías.

 

Publicités

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s


%d blogueurs aiment cette page :