COLECTIVO BOLIVIANO CANADIENSE


LOS CÍVICOS SEGUIRÁN CONSPIRANDO

Posted in Política par colectivoboliviano sur 29 septembre, 2008


* La delicada situación de los cívicos se oculta tras el « diálogo » al que se presta el gobierno que resulta ser un salvavidas a los fracasados que confiaron en tener el suficiente apoyo popular y no se dieron cuenta, pese a la plata que invierten, que se agotaron

* Lo que los cívicos no han podido aunque han tratado es lograr un apoyo internacional franco a sus posiciones

(ASC – Noticias) 28-Septiembre-08

Por Liborio Salazar

Lo sucedido entre el 9 y 11 de septiembre en la « media luna » no fue un movimiento espontáneo, las cosas fueron calculadas y programadas, pero los resultados fueron distintos a los esperados, y se frustró momentáneamente. ¿Quiénes lo programan? ¿la mano del embajador norteamericano, en coordinación con el Conalde, a la cabeza del prefecto Costas? Es lo más probable, pero la sorpresiva declaratoria de persona no grata al embajador Philiph Goldberg, el día 10 de septiembre, dejó descolocados a los conspiradores y se vino el derrumbe. Hay quienes sin embargo creen que los gringos les tomaron el pelo, los arrastraron a la aventura y los abandonaron.

La conspiración viene desarrollándose hace tiempo, antes del referéndum revocatorio, pero los resultados de esa consulta ya los dejó grandemente descolocados porque tenían programado usar a los prefectos Paredes y Reyes Villa como arietes en las alturas, complementados con el alcalde Joaquino de Potosí. Pese a esas graves pérdidas decidieron seguir adelante.

El argumento del IDH, que estuvo un año dando vueltas tibiamente como demanda, fue actualizado y tomado como el único argumento que quedaba para justificar la desesperación cívica de resolver a su favor la disputa con el gobierno y ¡ya! Así lo confirma Delmar Méndez, vicepresidente de la llamada « asamblea legislativa cruceña », cuando después de todo el zafarrancho armado, en medio del diálogo abierto con el gobierno, con cajas destempladas, asegura que el IDH y la autonomía son « accesorios » y que lo primordial es impedir que el proyecto de constitución sea llevado a referéndum. Esto prueba que el objetivo del IDH presentado como demanda inmediata cubre afanes políticos conspirativos centrados en impedir la aprobación de la bendita constitución, que es el « cuco » de todos. El propio Podemos jura que aceptaron el revocatorio para evitar el referéndum de la nueva constitución. Pero eso sólo es la punta del témpano. El fondo de la cuestión es la disputa por el control del poder, del aparato estatal, fuente de tantos beneficios, y de la posibilidad de aprovechar la renta petrolera y la de la tierra.

El centro de la conspiración fue la « media luna », no cabe duda, pero con vocación de avanzar hacia las montañas si las condiciones eran favorables. El gobierno le dio un nombre « golpe cívico- prefectural », otros aseguran que no existe basándose en la ausencia de un pronunciamiento de las FFAA, pero éstas, al igual que la Policía, prácticamente fueron neutralizadas, sólo intervino tibiamente un grupo de soldados y policías abandonados al maltrato de la turba ¿eso fue casual? Neutralizar al factor armado es también una opción en una asonada. Otros dicen que era un golpe imposible y que estaba destinado al fracaso porque la mayoría occidental respalda a Evo Morales. Tal vez los golpistas calcularon el fracaso, pero para ellos más vale un golpe fracasado que ninguno, y además siempre puede servir de ensayo.

Curiosamente la parte principal del plan se desencadenó tras el retorno de los EEUU de Branco Marincovik ¿con financiamiento para alimentar su ejecución?

Las características del plan

El plan esbozado fue desatar el infierno lentamente para llegar a cierto momento donde se pueda organizar una poblada de dimensiones colosales en medio de la cual tomar el control de todo y acabar con cualquier resistencia. En eso les iba bien pues de hecho los cívicos tomaron control paulatino de sus regiones, vía uso de las prefecturas, alimentando matones y provocadores. Huestes de contratados se fueron haciendo dueños y señores de las ciudades, impidiendo la llegada de Morales, desconociendo a la Policía, aterrorizando al pueblo desde los medios. La « media luna » vivía ya desde hace tiempo terribles convulsiones, principalmente Sucre, Tarija, Beni, pero Santa Cruz se había mantenido relativamente tranquila hasta que aparecieron los « discapacitados », verdaderas tropas de asalto que fueron tomando cuerpo y después de sus elaboradas provocaciones llegaron a tomar YPFB y tras ser reprimidos por la Policía encontraron el argumento para iniciar el asalto al comando policial, llevando detrás a los maleantes de la Unión Juvenil y con el azuce de los medios. Ahí la policía fue neutralizada, dejó de ser respetada y la Unión comenzó a campearse y el miedo a tomar cuerpo.

En el momento decisivo se coordinaron las tareas a realizar en todos los departamentos de la « media luna » decidiendo el bloqueo de caminos, prosiguiendo con la toma de entidades estatales con el pretexto de aplicar los estatutos y acabando con la toma de reductos de resistencia controlados por el MAS o independientes, por ello atacaron el mercado campesino de Tarija, el Plan Tres Mil y reprimieron a los campesinos de Pando, tarea ésta que acabó en masacre con rasgos de limpieza étnica.

Balance del uso del bloqueo de caminos cívico.

Se forzó a cumplirlo a los pueblos y ciudades de la « media luna », excepto en la ruta a Trinidad. No fue un bloqueo típico, con mucha gente haciendo guardia, fue un bloqueo de los terratenientes que usaron maquinarias, echando tierra sobre los caminos y dejaron a unos cuantos contratados para hacer cumplir el paro. Fue un bloqueo impopular. En cierto momento se reforzó porque se caía, principalmente en el Chaco, ruta estratégica cuyo bloqueo deja desabastecida a las principales ciudades. Allí en Camiri y Yacuiba, los vecinos y transportistas molestos quisieron desbloquear, entonces los cívicos enviaron matones dirigidos por la UJC a agredir a la gente del pueblo, tarea que la consideraron trascendental y clave.

Los efectos del bloqueo fueron principalmente desabastecimiento de carburantes como el diesel y el gas, que los cívicos cínicamente quisieron endilgárselo al gobierno a través de campañas por los medios que machacaban con que todo sube, que el gobierno no sirve. Fueron 22 días terribles donde Santa Cruz quedó aislada.

Este bloqueo fue impuesto principalmente por Marinkovic y Costas, contra el criterio de los agropecuarios, que sufrieron las consecuencias y ahora se jalan los pelos y les echan en cara. Con el fracaso de la asonada, y obligados por el inicio del diálogo, resolvieron sin pena ni gloria levantar el bloqueo. Branco dijo que era como « señal de buena voluntad » ¡pamplinas! fracasaron.

Balance de la « toma » de instituciones.

Los cívicos sabían que no contaban por el momento con suficiente apoyo popular para tomar las instituciones estatales y consideraron suficiente usar a sus contratados de la UJC, la FUL y una cantidad de lumpen para que hagan el trabajo sucio de « tomarlas ». Pensaron que después de eso el pueblo se sumaría. Ese fue su error.

En realidad las entidades públicas fueron asaltadas de forma tan salvaje que asustó a la población y le cortó total respaldo. Hasta los empleados de la Prefectura y de las cooperativas (Cre, Cotas y Saguapac) que fueron obligados a asistir ese 9 de septiembre se horrorizaron. Los cívicos parece que no se dieron cuenta o no pudieron contener ya al lumpen que largaron a cumplir este cometido. Tuvieron que dejar hacer, era el botín prometido. No hubo ley ni orden. Creyeron que, aunque sucia, la tarea cumplida les dejaría réditos. No fue así, se hundieron, provocando rechazo nacional e internacional. Su imagen quedó por los suelos. La zozobra e inseguridad desatadas hizo que la gente tienda a apoyar la implantación del estado de sitio, tanto así que un sondeo de opinión mostró que un 52% estaba de acuerdo con implantarlo en Santa Cruz.

Dos semanas tuvieron los cívicos para cumplir su anunciado deseo de nombrar nuevos administradores de las entidades asaltadas. Indicaron que había una ley en la « Asamblea Legislativa », pero finalmente no lo hicieron. Estas instituciones terminaron quemándoles las manos, como quienes compran mercadería robada a los ladrones.

Balance de agresiones a barrios, mercados, pueblos y a los nuevos bloqueos

Los cívicos ultras, a partir del día 9 sacaron su lista de instituciones y personas sentenciadas y las buscaron. El CEJIS fue la primera víctima, tomaron sus instalaciones y quemaron documentos y libros al estilo nazi por su pecado de asesorar legalmente a los indígenas para no dejarse por los terratenientes. Luego siguieron organizaciones indígenas como la CIDOB y la CPESC, indios levantiscos. En Chiquitos atacaron la sede del CIPCA. Las hordas desatadas llegaron a saquear y golpear a cualquier « colla » que se les cruce, incluso a casas particulares, a sindicatos. Su arma, el miedo que hacía paralizar a la gente y escapar, encerrarse, no reclamar.

Para « huayquear » fueron buenos pero donde no pudieron fue en los mercados y en la zona del Plan Tres Mil que los esperaron preparados. Eso los violentó. El ataque al mercado campesino de Tarija, al Plan Tres Mil y a los mercados, representó el desate de sus tendencias más racistas, pero a la vez permitió que surja una oposición numerosa y férrea que se organizó y resistió fieramente. Esto dejó más malparados a los cívicos que no pudieron implantar el dominio total que querían. Pero en Pando la represión se les fue de las manos, fue una carnicería de campesinos. Leopoldo Fernández pretendía negarles su derecho a reunirse en ampliado para decidir medidas contra los cívicos, intentó detenerles, hubo resistencia y sus seguidores rabiosos decidieron masacrarlos. Al darse la noticia, los medios procívicos y antiéticos intentaron, y aún tratan, de volcar los muertos sobre el gobierno pero no pueden. Unitel y otras redes intentan fabricar su propia versión de los hechos de Pando. El estado de sitio, aunque tardío, y el rechazo universal significó el desmoronamiento del ala pandina de los cívicos.

En Santa Cruz las huestes unionistas intentaron también obligar a levantar los nuevos bloqueos que movimientos campesinos pro gubernamentales decretaron. Ahí, en el pueblo de Tiquipaya, en la vieja ruta a Cochabamba, encontraron resistencia inusitada y tuvieron que escapar, llevando varios heridos, uno de los cuales murió, cayó en su ley y hoy es « héroe cívico ». Eso provocó que la Unión Juvenil entre en crisis. Retornaron del bloqueo a expulsar a su dirigente David Sejas, al que culparon de todos sus desastres y lo « tundearon » eligiendo dizque, así de rápido, a otro, un tal Angelo Céspedes. Los medios no comentaron nada sobre algo tan grave. Así socapan todo.

El golpe de gracia, el aislamiento internacional

Lo que los cívicos no han podido aunque han tratado es lograr un apoyo internacional franco a sus posiciones. La reunión de emergencia de la UNASUR que declaró su rechazo a un golpe, a la toma de instituciones públicas y a los intentos de división en Bolivia, los dejó helados.

Los cívicos están en su peor momento, fracturados, deprimidos

Pero la debacle sufrida ha hecho que los cívicos empiecen a fracturarse por todo lado. Los ultras siguen reclamando contra el levantamiento de los bloqueos, porqué Costas, y los demás asisten al diálogo, ¡están traicionando, bajaron la guardia, abandonaron el discurso y se han vuelto ovejos! Les acusan de rifar todo por « su feria », les amenazaron que si entregan una sola institución al gobierno so pretexto de diálogo boicotearán y bloquearán la Expocruz, desconocerán al Comité y a Costas. Nada de eso cumplieron lo que prueba que están sumamente deprimidos y aislados, que se sienten mal, usados por sus dioses, los empresarios, que los han condenado a perder su preciada « LIBERTAD » a manos del « asesino y comunista Evo ». En el programa derechista « que no me pierda » que los comanda, se insiste que se dejaron solos a « los jóvenes y a las valientes mujeres cívicas ». Hay otros que son peores hasta el ridículo, como los falangistas que aseguran que los cívicos no sirven y exigen que se les entregue todo a ellos porque serían la dirección lúcida. Son viejos golpistas en decadencia que reaparecen con recetas conspirativas del siglo pasado para convencer. Hay otros que se dan cuenta que están guiados por una tropa de ultras y racistas descarados que con cada uno de sus movimientos « heroicos » los hunden más en el pantano del fracaso, dejando atrás sólo una mala imagen, esos son los « democráticos » como Reymi Ferreira. Él plantea abandonar el discurso altisonante y racista y forjar una imagen democrática y respetuosa de los derechos humanos. En realidad eso es tarea imposible pues entre los cívicos es como injertar durazno y ulupica. Los fascistas no se pueden volver demócratas. Además esa táctica ya la aplicaron antes pero les traicionó su monstruo racista. Ya vimos por ejemplo cómo urdieron discursos integracionistas utilizando a comprados y falsificados dirigentes de los residentes del interior, llevando a cabo supuestas actividades de « integración », para convencer de su espíritu democrático, pero todo eso se fue al tacho porque los ultras desde los canales de televisión lo echaron todo a perder soltando dislates racistas y arrastrando a todos a su orgía. Los ultras lo envolvieron todo, Reymi Ferreira no deja de estar entre ellos, es otro ultra experto, sólo que hipócrita, que de nuevo busca convencer que hay que disfrazar al lobo de oveja.

Ahora aparecen las críticas y también los camufles de la derrota. Unos preguntan por debajito ¿dónde está Branko? Dijo que se iba de gira internacional a promocionar la autonomía, más parece que escapó a la Argentina para librarse de las críticas y volver cuando las aguas se calmen. Por su parte, analistas como Valverde y Pomacusi, y canales como Unitel, elaboran a marchas forzadas justificaciones para impedir el derrumbe de todo como por ejemplo elaborando versiones a la medida de la masacre de Pando.

Conclusión

La « analista » Centha Reck, evaluando estas jornadas, concluye cínicamente que « nos faltó plata », es decir que no pudieron comprar a la suficiente cantidad de gente para acallar a todos, reprimirlos o masacrarlos. Para los cívicos la política no es seducción sino imposición, por eso su evaluación muestra su carácter patológico y se advierte que no cejarán en sus empeños. Sino se los escarmienta seguirán tercamente queriendo imponer a nombre de los intereses de la región su puño de hierro sobre las masas, con trajines conspirativos permanentes hasta lograr su cometido, buscando todo tipo de argumentos para justificarse y el MAS, con su política permisiva, lo único que hace es preparar su tumba.

La delicada situación de los cívicos se oculta tras el « diálogo » al que se presta el gobierno que resulta ser un salvavidas a los fracasados que confiaron en tener el suficiente apoyo popular y no se dieron cuenta, pese a la plata que invierten, que se agotaron. Hoy están peor, la autonomía cívica se ha forjado una imagen negativa de fascista, racista, violenta, delincuencial, saqueadora, irrespetuosa de la ley, golpista.

Pero la asonada ha logrado algo positivo, forjar una oposición activa, que se ha refugiado en los barrios marginales, en el campo, que va incluso más allá del MAS. Ahora nadie puede hablar de una sola Santa Cruz, cuestión que de manera tan totalitaria han ido manejando los cívicos y los medios para referirse exclusivamente a ellos.

Publicités

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s


%d blogueurs aiment cette page :