COLECTIVO BOLIVIANO CANADIENSE


Plan 3000, bastión rebelde del oriente boliviano/II

Posted in AUTONOMISTAS Y RACISMO,Política par colectivoboliviano sur 30 décembre, 2008
Asedio y resistencia: ¡El Plan no se rinde!
Marxa Chávez
17 diciembre 2008

Los sombríos sucesos habían comenzado a planearse mucho antes de septiembre en realidad, en sendas reuniones del “Consejo Nacional Democrático” (Conalde), dirigido por los potentados agroindustriales de oriente. Consecuente sólo con sus propias ambiciones, desde inicios de este año, la derecha en Bolivia organizó paros patronales. Así sucedió en marzo y abril, ante la prohibición del gobierno de exportar aceite y su comercialización a precios altos en el interior del país 1.

La arremetida de los sectores de derecha continuó en varios flancos: realizaron sus ilegales referéndums por los estatutos autonómicos en cuatro departamentos. “¿Diálogo? ¿Cuál diálogo?”, había dicho burlonamente aquel marzo un buen humorado Carlos Dabdoub, Director para la Autonomía de la Prefectura de Santa Cruz, ante las convocatorias gubernamentales para establecer mesas de negociaciones, mientras las acciones de los hacendados cruceños y empresarios se hacían cada vez más violentas y cínicas.

Paros y bloqueos patronales

En agosto, el tema de la “devolución del Impuesto Directo a los Hidrocarburos” (IDH) fue el subterfugio de la derecha. El IDH es un ingreso que se reparte entre los 9 departamentos del país, del cual el gobierno había destinado una parte para pagar el Bono Dignidad a los ancianos mayores de 60 años. La cuestión nunca se redujo a los extravagantes debates televisados de los cívicos sobre si ellos querían más a los ancianos que el gobierno, la cuestión de fondo en todo este tiempo fue la articulación de un plan elaborado durante varios años, que proclamaba, a través de la consigna de “autonomías”, las políticas para el manejo regional de recursos naturales en manos de las autoridades departamentales. Inclusive, el estatuto autonómico cruceño asignaba a las instancias departamentales la gestión y distribución de la tierra. En suma, se trata de un proyecto de corte neofascista, que pretende desbaratar todos los proyectos políticos que habían labrado los movimientos comunitarios, vecinales, campesinos, desde el 2000, como la defensa del agua como bien común, la nacionalización de los hidrocarburos, una Asamblea Constituyente popular y un cuestionamiento profundo al racismo imperante en el país. Toda la “agenda” popular forjada desde las calles, las barricadas y las carreteras desde muchos años atrás, luego fue tomada por el gobierno del MAS y cumplida por éste —también filtrada— en la forma y los tiempos estatales.

Este año se agudizaron los enfrentamientos: los más visibles entre representantes gubernamentales con los prefectos y cívicos. La no presencia del estado en regiones como la ciudad de Santa Cruz era patente. Ni los militares ni los policías podían hacer más que intentar evitar algunos hechos de violencia. Cuando el mismo comandante departamental de la policía de Santa Cruz terminó, el 15 de agosto, fue golpeado brutalmente en el suelo por los unionistas, mientras era filmado por varios canales de noticias, se supieron las verdaderas dimensiones de esta “crisis estatal” en esos departamentos. Más allá de la composición estatal y su crisis, en el lado popular, en las calles, se estaban dando enfrentamientos con la participación mucha gente de los barrios populares de Santa Cruz, Tarija, Beni, Pando y Chuquisaca, sobre todo contra los grupos de choque que se presentaban cada vez más violentamente.

Para los unionistas agresores, la lógica era, y es, no solo burda sino cruda: “Queremos la independencia, no queremos a esta raza maldita en nuestra tierra”, habían vociferado aquel mismo agosto, mientras ensangrentaban a una mujer “colla” que vestía pollera.

A fines de agosto, y principios de septiembre, los paros y bloqueos patronales se iniciaron nuevamente impulsados por el Conalde, otra vez, supuestamente, para conseguir la devolución de sus ingresos por el IDH. En el Gran Chaco, en el departamento de Tarija, se inició el 25 de agosto un bloqueo caminero que luego se extendería a otros puntos de la geografía de los departamentos del oriente. Mientras el gobierno decretaba el referéndum aprobatorio de la Nueva Constitución Política del Estado, para el 7 de diciembre de 2008, las movilizaciones cívicas y prefecturales iban a derivar en una intentona, la más violenta y grave de todos estos últimos tres años… hasta ahora.

No fueron sólo las ciudades centrales en las que se dieron enfrentamientos y tomas de instituciones, sino que estos hechos se extendieron a comunidades campesinas alejadas. Las voces que escuchamos desde por lo menos el 1º de septiembre, a través de las pocas radios comunitarias que daban voz a los campesinos y vecinos, llegaron de muchos lugares en por lo menos cuatro departamentos del país. Se tomaron trancas, instituciones, se destruyeron oficinas, amenazaron, persiguieron, hirieron a gente opuesta a la política prefectural y cívica, usaron armas de fuego. Tomaron aeropuertos y, finalmente, asesinaron campesinos.

No eran grupos “espontáneos” de gente que salía a protestar pacíficamente, como adujeron de manera desvergonzada los cívicos, eran grupos que habían coordinado las tomas, habían planificado cómo y con qué irían a tomar sedes y moler a golpes a la/os que se opusieran. Y no se tomaron únicamente oficinas estatales, los ataques también estuvieron digitados contra organizaciones de trabajadores y de campesinos.

La mañana y la tarde del 9 de septiembre todo ardía en el centro de Santa Cruz: oficinas públicas, el canal y la radio estatales, papeles, computadoras; todo lo que no se quemó, se robó. Los grupos financiados de la UJC saqueaban todo lo que podían al grito de “¡Fuera collas de mierda! ¡Autonomía!”. La mañana y la tarde del 10 de septiembre, al sur de Bolivia, grupos de choque de la prefectura y comité cívico de Tarija atacaron el Mercado Campesino. “Están preparando el garrote hacia el campesino”, había dicho un dirigente popular de ese departamento. Durante todo el 11 de septiembre, finalmente, se evidenció hasta dónde estaba dispuesta a llegar la derecha: masacraron a más de 17 campesinos en Pando, con ráfagas de metralleta, con fusiles, con armas de diverso calibre, ferozmente dispararon contra los de la marcha campesina, a varios sobrevivientes luego los torturaron, por eso la sangre de tanta gente humilde llegó esa mañana al río Tahuamano.

A esta violencia planificada, a esas armas, a esa gente pagada, a ese proyecto político de derecha se enfrentaron los campesinos de Pando y Beni, y los habitantes del Plan 3000.

Se ha iniciado la guerra en el Plan 3000 2
10, 11 y 12 de septiembre: lucha popular auto organizada

“Bolivia no fue silenciada”, fueron las últimas palabras vertidas por un vecino que pensaba en la importancia de su lucha, y que rescatamos en la primera parte de esta serie de notas. Con la experiencia y todo lo aprendido colectivamente, en mayo y en los “palos cívicos”, por los vecinos y jóvenes, por los comerciantes, todos salieron nuevamente a las calles, rompiendo el silencio y el miedo, para evitar que los grupos de choque armados pudiesen tomar su zona.

El 10 de septiembre fue otra jornada de lucha en diversos lugares del país. “Si quieren entrar, tendrán que pisar nuestros cadáveres”, proclamó una mujer con su pequeña hija a la espalda, aprestándose a defender el Mercado Campesino junto a los vecinos de las zonas periféricas de la ciudad de Tarija. Se enfrentaron todo el día a las bombas molotov, a los palos y piedras de los universitarios y grupos de personas que respondían al comité cívico y a la prefectura.

En Santa Cruz, la Unión Juvenil Cruceñista intentaba ocupar la Terminal Bimodal de Buses, enfrentándose en el lugar con la Unión Juvenil Popular y otras personas que se oponían a la toma. Los habitantes del Plan 3000 vieron como eran destruidas todas las oficinas estatales en el centro de la ciudad y cómo los unionistas rodeaban y finalmente tomaban la terminal, expulsando a los que hacían resistencia adentro, sin que el grupo de policías que se hallaba allí pudiese hacer nada.

Cuatro vecinos del Plan habían sido ya heridos por balas de fuego disparadas por los unionistas la noche anterior. Mucho antes de septiembre, cuando se daban los ya conocidos “paros cívicos”, varia/os compañeras y compañeros habían descrito cómo los camiones llenos de unionistas pasaban por las calles presionando a las personas para que cumpliesen la medida: golpeando sus escudos con palos, de manera insistente y como una forma de amedrentamiento psicológico a toda la gente que estaba escuchándolos en la noche desde su casas. Esta vez, los camiones llenos de miembros de la Unión Juvenil Cruceñista también llegaron por todas las entradas del Plan.

El 9, 10, 11… el día 10 ha sido serio, nosotros fuimos atacados por todos los lados. Por el lado de El Mechero, que vinieron unos 200, 300 personas, más de la mitad drogadictos, por el Trillo cerca de San Aurelio otras 300 a 400 personas contratadas, también drogadictos la mayoría, por el lado de [la avenida] Che Guevara, Radial 10, otros 300, 400 más o menos. Nosotros, últimamente en la Rotonda los jóvenes, nos desesperábamos, nos desesperábamos por este atentado donde los niños y los ancianos no podían aguantar, nosotros mismos no lo podíamos aguantar; en realidad nos estaban matando vivos, estábamos parados pero muertos ya. Las autoridades [gubernamentales] no venían con nosotros, no nos defendían, porque ellos también fueron atemorizados, perseguidos (Testimonio de estudiante del Plan 3000).

Las jornadas que se vivieron la más dura fue la del primer día, donde la unión midió mal y mandó la mitad de su fuerza para tratar de tomar el Plan 3000 y se encontraron con una buena organización que logró rechazar ese embate, y ya el segundo y tercer día lograron entrar por las noches, o sea cada noche la vigilia partía desde las 5 de la tarde con más fuerza y ya se sabía que entraban en las noches tipo delincuentes, el lumpen pagado, y a partir de las 8 venían. La segunda noche lograron entrar hasta a la mitad del mercado y demás, pero por suerte se logró rechazar. El tercer día ya fue más, había una inflexión, ya no se atrevieron a entrar, ya estaban por el suelo las fuerzas de la unión juvenil (Huáscar, compañero que es parte de la resistencia y lucha en el Plan 3000).

Ante la inminente toma del Plan por parte de los unionistas, la gente se reunió en la calle para realizar las vigilias en los puestos de venta. Se sabía que si ingresaban los asaltantes lo primero que saquearían serían los pequeños puestos de venta que la gente tiene allí para trabajar; las instrucciones de la derecha eran tomar La Rotonda y luego arrasar el Mercado:

Una de las instrucciones que les dio Andrés Gallardo [diputado de Podemos] a sus paramilitares era que tomen el Plan 3000 y todo lo que saqueen era para ellos. Por eso es que intentaron tomar el Plan 3000, porque querían saquearlo. Entonces los comerciantes han ayudado bastante, han hecho vigilia permanente, prestaban sus megáfonos (Testimonio de un compañero que es parte de la resistencia en el Plan 3000).

En medio del bullicio de la gente que protegía las calles del barrio, se escuchaba la voz potente de una mujer, amplificada por un megáfono: “¡El Plan se respeta carajo!”, mientras los jóvenes empuñaban palos y piedras para defenderse de los ataques recurrentes de la UJC.

Eduardo nos explica por qué se pretendía, tan sañudamente, tomar el Plan:

La idea era entrar todos y quemar todo el centro, digamos, que es parte simbólica y luego iba a venir Branko [Marinkovic, presidente del Comité Cívico Pro Santa Cruz],que estaba esperando en el Trillo; iba a entrar y decir: “Aquí no hay nada, aquí todos somos nosotros”, y todos los medios ya preparados para dar un mensaje mediático: “Aquí no hay nada, aquí nosotros somos la ley, aquí quién se nos para”. Es una cuestión política, el ataque al Plan es símbolo, porque el Plan 3000 no tiene industria, no tiene una prefectura, una alcaldía, no se maneja harta plata, no hay, es la gente que trabaja nomás; el Plan simplemente es un símbolo, simplemente es un bastión de la izquierda en Santa Cruz. Entonces el hecho de tomar el Plan, tomar La Rotonda, destrozar todo es una cuestión de poder y eso quería Branko con recomendación de Goldberg [ex embajador norteamericano en Bolivia], porque es la piedra en el zapato en Santa Cruz. Entonces iba a haber violencia, iba a haber una masacre, el 11 iba a haber una masacre (Entrevista a Eduardo Loayza, director de la Radio Integración).

El 11 de septiembre, mientras los campesinos de Pando eran perseguidos, asesinados y literalmente “cazados como animales”, según relatos de la/os sobrevivientes a la masacre, los vecinos del Plan habían pasado la noche en una vigilia en La Rotonda y en el mercado de la zona. Así nos lo cuentan Benedicta y Huáscar:

Las vigilias que se hacían ha sido excelente para nosotros. Olla común hemos cocinado como gremiales, y la gente venían aportando también de los barrios salía. La vigilia ha sido también un excelente porque nuestros hijos al lado de nosotros estaban. También las mujeres más inteligentes somos, que nosotras hemos amanecido junto con los hombres en la vigilia pijccheando coca, haciendo bulla aquí, allá. La Unión Juvenil Cruceñista de todo lado nos querían atacar, pero nunca han llegado al corazón del Plan 3000, las mujeres nos hemos unificado (Benedicta, vecina del Plan).

Una consigna interesante que había es que al fascismo no se lo combate con leyes, ni con flores, se lo combate en las calles con los palos y con las armas, y eso el Plan ha agarrado muy bien, y las vigilias duraban toda la jornada. La gente valerosamente salía con los escudos, con los palos y con lo que podían; ahí se veían familias enteras, habían niños con sus palos y demás, y algo interesante es que los niños eran los que más peleaban, se tiraban contra los de la unión y demás, niños de ocho años con sus palos y sus piedras al lado de sus padres protegiendo sus puestos de venta. Niños que yo creo que aquí en adelante van a seguir manteniendo esa idea de reivindicación de su clase (Huáscar, compañero que es parte de la resistencia y lucha en el Plan 3000).

Los pocos efectivos policiales que existían en la zona poco pudieron hacer, y entonces la organización fue pensada y hecha por cientos de familias de la zona: unas salieron a ser parte de los grupos que se enfrentaban muchas veces cuerpo a cuerpo con los unionistas, otras salieron a ayudar en las vigilias, otros apoyaron dando comida y agua; por eso los agresores no pudieron tomar el Plan. Inclusive en la misma zona existían algunas personas que estaban de acuerdo con los grupos de choque cívicos, pero la fuerza de toda la gente que estaba contra el racismo y la violencia con la que llegaban los unionistas fue la clave para detener las intenciones de éstos. La auto organización de la gente fue pensada para evitar el ingreso de la UJC a sus calles.

Después de la toma de instituciones se pudo armar una estructura y teníamos la cadena de combate […] Se ha fabricado bastantes escudos de protesta, ayudó para avanzar hacia delante y para protegerse de las piedras, petardos que lanzaba el enemigo […] El último enfrentamiento que se dio ese jueves de esa semana ellos ingresaron por la avenida Che Guevara dirigido por un diputado emenerrista que ahora es de Podemos, se llama Andrés Gallardo, diputado de la Villa Primero de Mayo. Este señor pagaba 200 bolivianos, más cohetes, más bates de béisbol y un Red Bull, le daban a cada uno para que tomen eso y vengan todo narcotizados, algunos venían todos drogados. Esa era una diferencia entre ellos y nosotros, nosotros peleábamos con el uso de razón y conciencia, y nuestra fortaleza era la convicción, la dignidad, los principios, la defensa de la patria y el aniquilamiento de todo lo que representa la oligarquía, pero ellos eran una tropa de mercenarios que todavía para poder pelear tenían que drogarlos, eso es lo más chistoso, eso era lo más triste también de parte de ellos (Testimonio de un compañero que es parte de la resistencia en el Plan 3000).

La situación en los otros departamentos del país era grave, como en los ductos y planta de gas en la zona del Gran Chaco. Los militares que custodiaban las instalaciones de dicha planta fueron reducidos y despojados de sus armas. El gobierno no podía hacer mucho más que continuar con los llamados al diálogo y condenando la violencia. Pero los ataques a organizaciones campesinas e indígenas, continuaron y se dieron en muchas regiones, en las cuales el poder político está hasta ahora en manos de partidos tradicionales y agrupaciones ciudadanas que reciclaron a viejos políticos de la derecha.

En Beni, las llamadas de auxilio que transmitían algunas radioemisoras se oían por las noches, cuando se denunciaba que las sedes sindicales estaban rodeadas, habiendo sido luego invadidas y destruidas e incluso dinamitadas por la gente partidaria de las prefecturas y subprefecturas. En Santa Cruz, las sedes de la Confederación Indígena del Oriente Boliviano (CIDOB) y la Confederación de Pueblos Étnicos de Santa Cruz (CPESC) habían sido asaltadas, arrancaron los techos y ladrillos de las paredes, quemaron las pertenencias de estas organizaciones. En estas tomas participaron, hay que señalarlo enfáticamente, algunos ex dirigentes indígenas, quienes en un acto de abyección se convirtieron en partidarios de la prefectura del departamento.

Los otros compañeros indígenas que estaban siendo perseguidos se declararon en la clandestinidad, y se dirigieron al Plan 3000, como un lugar donde se sentían seguros y podrían adherirse a la lucha de los vecinos:

Fue el centro de reunión de todos aquellos que estaban contra la prefectura, porque era el único lugar donde podías refugiarte, hacer cuerpo y resistir al fascismo. Ahí llegó a parar la CIDOB, algunos dirigentes de la Central Obrera Departamental, llegaron a parar los de la CPESC. Ellos respetaban el liderazgo que había en el Plan 3000 a través de sus grupos vecinales; respetaban bastante, porque los jóvenes han declarado independencia ideológica y política, no había padrinazgos de ninguna organización política (Testimonio de un compañero que es parte de la resistencia en el Plan 3000).

En medio de la batalla, una voz se escuchaba en todo el Plan, era la Radio Integración, que cumplió un papel de amplificadora de la autoconvocatoria que hacían todos los vecinos. Mucha gente que vivía en barrios aledaños al Plan 3000 escuchaba igualmente las transmisiones, los llamados para ir a defender el barrio. Desde allí, en varios momentos, también se transmitió a nivel nacional lo que estaba sucediendo en Santa Cruz. Es por eso que otro de los objetivos de la UJC fue tomar las instalaciones de este medio que dio voz a toda la resistencia, no pudieron ingresar hasta allí.

El 11 pretendían ellos entrar, pero tuvimos también que como medio advertirles [a la UJC] de frente: “Vénganse, ataquen el plan” (porque ellos querían atacar también otros mercados y habían hecho varias tomas). Entonces dijimos “Vénganse, ataquen, vamos a resistir nosotros”. Decíamos [a los vecinos], si a ustedes los atacan y quieren tomar en Los Pozos, los agreden y quieren quemar su fuente de trabajo, organícense y tomen el Palacio de Justicia; si en la feria Barriolindo quieren quemar sus cosas organícense, retomen la nueva terminal; si en el Abasto hacen violencia organícense, van a estar débiles ellos, retomen las refinerías. Empezamos en los lugares más cerca: hay que tomar Saguapac 3, y [los de la UJCtuvieron miedo; era como una bola de nieve, podía darles más fuerte, o era más bien como un bumerang. Entonces fueron más bien a resguardar, se desanimaron, y fueron más bien a resguardar Saguapac (Entrevista a Eduardo Loayza, director de la Radio Integración).

Por lo general, cuando la prensa corporativa y empresarial se refiere al Plan lo hace como “los masistas”. Pero lo que Eduardo, Benedicta y las personas que estuvieron en la primera línea de combate muestran es que en realidad se trataba de un barrio entero de 300 mil personas en apronte; 100 mil familias cuya gran mayoría ayudó con lo que pudo para resistir el asedio de la UJC, y que pudieron convertir a Radio Integración en su medio para mandar sus reportes. Los vecinos, de una forma similar a El Alto de octubre de 2003, se convirtieron en reporteros para las otras personas que escuchaban la emisora en diferentes puntos de la zona, la información que se tenía:

Radio Integración no maneja presupuesto, se autofinancia, no recibe ítem del estado, de nada de eso. Los propios vecinos hicieron un papel importante porque fueron los ojos de la radio, entonces llamaban: “por tal lugar están entrando, es un auto color tantos, con vidrios oscuros; está trasladando handies, está llevando cohetes, tal camión esta llevando tal cosa”. Teníamos ojos en todas partes, a pesar de no contar con nada; el propio pueblo se convierte en los ojos, en la mirada, en el respaldo de todo. Teníamos un control tremendo que eso también asustó a los propios fachos de derecha, porque se asustaban, decían: “Cómo aquí, quién me esta viendo, de todas partes me están observando” (Entrevista a Eduardo Loayza, director de la Radio Integración).

La resistencia hecha por la gente en el Plan impidió que los unionistas tomasen la zona, pero la significación de este movimiento era mucho más grande, ya que se estaba hablando de la constitución de un polo de resistencia urbano, auto organizado, de avance movilizado en plena ciudad de Santa Cruz, una urbe que, por lo menos en los anillos centrales, ha sido desde mucho antes bastión de las fuerzas de derecha, y aún sigue siéndolo, pero esta vez las voces contrarias a la política del Conalde se escucharon con mucha fuerza. El 12 y 13 de septiembre, el asedio de laUJC al Plan había rebajado mucho en su intensidad y Mario Cossío, prefecto de Tarija, había decidido presentarse en La Paz para “reiniciar el diálogo”.

Evidentemente, la situación para los cívicos tampoco se preveía como un triunfo, y no por la actuación de las fuerzas militares o policiales, sino por la respuesta de las personas que son parte de organizaciones campesinas y populares: en Tarija, bravuconamente, los cívicos habían anunciado que se tomaría definitivamente el Mercado Campesino, incluso con la resistencia que protagonizaron allí mujeres, jóvenes, comerciantes, vecinos y campesinos, pero no pudieron concretar sus amenazas. En Santa Cruz, el centro de la ciudad estaba ocupado por los grupos de choque, pero el Plan 3000 no. En Pando, los sicarios caminaban por las calles de Cobija, capital del departamento, armados, y el Estado de Sitio dictado por el gobierno no había podido implantarse. En Beni los cívicos mantenían las tomas y pretendían reforzarlas.

Hasta el lunes 15 de septiembre, a pesar que los centros de las ciudades capitales seguían en manos de los cívicos, el Conalde anunció que comenzaría el desbloqueo de los caminos, pero otro bloqueo se había iniciado y avanzaría con fuerza.

¡Avanzar sobre Santa Cruz!: la respuesta popular

Se trataba de cientos de comunidades indígenas y sindicatos campesinos, que desde las tomas del 9 de septiembre habían anunciado el bloqueo de todas las rutas interprovinciales, interdepartamentales e internacionales que comunican a la capital cruceña con otros departamentos y países. Asimismo, cientos y cientos de trabajadores mineros cooperativistas habían iniciado una marcha desde el departamento de Cochabamba hacia Santa Cruz “para darles una lección a los de la UJC”, anunciaban muchos. Pero, además, se inició una marcha histórica, que no fue reflejada en los grandes medios-empresas de comunicación más que como la marcha violenta del MAS que aterrorizaba y hería la sensibilidad de los ciudadanos modernos del muy civilizado centro de la ciudad de Santa Cruz.

Las imágenes de campesinos portando machetes y armas de fuego (algunas escopetas de caza, en realidad) provocaron un horror como sólo lo puede sentir la gente de la derecha señorial del país: los indios y collas, tan aborrecibles para ellos, llegaban bajo la forma de multitud y, efectivamente, la indignación y la solidaridad con los campesinos de Pando y con los vecinos del Plan movían a las más de 20 mil personas que anunciaban llegar o al Plan 3000 como columna de apoyo o, directamente, para ingresar al centro simbólico del racismo y clasismo de la oligarquía boliviana: la Plaza Central de la ciudad de Santa Cruz.

Este movimiento de campesinos y comunidades indígenas hacia esa ciudad, es tan histórico como la constitución de los polos de la auto-organización obrera de los años 50 al 80 en Bolivia, en ese sentido se presenciaba, se dibujaba y discutía, no sin diferencias y grandes debates, los caminos del movimiento indígena y campesino como columna y puntal de los cambios de estos últimos ocho años en el país, y del movimiento popular en general. Se perfilaban nuevos (y a la vez antiguos) horizontes políticos, que llegaban junto al sonido de las multitudes que marchaban hacia Santa Cruz.

________________

1 Ver la cronología sobre la arremetida de la derecha en 2008, donde es notorio que, por lo menos una vez al mes, los grupos de derecha intentaron alguna acción mediante huelgas, bloqueos, marchas, golpizas o referéndums.

2 Declaraciones de Portugal Quispe, transmitiendo en vivo para el país y el mundo por Radio Integración y Radio Patria Nueva durante la resistencia del 11 de septiembre de 2008.

3 Empresa de agua potable y alcantarillado sanitario. Cooperativa de Servicios Públicos Santa Cruz.

Fuente: Ukhampacha Bolivia, diciembre de 2008

Publicités

Tres países del ALBA son los primeros territorios libres de analfabetismo de Latinoamérica

Posted in Política,Pueblos indígenas par colectivoboliviano sur 22 décembre, 2008

El 70 por ciento de los 819 mil alfabetizados en Bolivia son mujeres; naciones con pocos recursos dan un ejemplo a la comunidad internacional, resalta un representante de la Unesco

(Bolpress y agencias).- Bolivia fue declarado este sábado el tercer país de Latinoamérica libre de analfabetismo, luego de Cuba (1961) y Venezuela (2005). La erradicación del flagelo constituye un gran acontecimiento en la historia republicana de la nación, destacó el ministro de Educación Roberto Aguilar, en tanto que el coordinador nacional de la campaña educativa Benito Ayma aseguró que más de 819 mil alfabetizados adquieren un arma para nunca más ser engañados en la vida.

egún la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, Ciencia y Cultura (UNESCO), un país es declarado Territorio Libre de Analfabetismo cuando 96 por ciento de las personas mayores de 15 años saber leer y escribir.

En 33 meses de trabajo y con una inversión de 36,7 millones de dólares, 819.417 bolivianos aprendieron a leer y a escribir en los 327 municipios y 112 provincias de los nueve departamentos del país con el método audiovisual cubano « Yo sí puedo », que ya alfabetizó a unas 3,6 millones de personas en 28 países.

Un contingente de 46.460 facilitadores y 4.999 supervisores cubanos, venezolanos y bolivianos establecieron 28.045 puntos de alfabetización y llegaron hasta remotas comunidades sin electricidad llevando equipos para garantizar las clases. Instalaron 8.350 paneles solares y entregaron 212 mil anteojos a ciudadanos con discapacidades visuales.

El programa de alfabetización en Bolivia benefició a ciudadanos ignorados y marginados por anteriores gobiernos, aseguró el coordinador Benito Ayma. Las mujeres representan más del 70 por ciento de los beneficiados. Casi 30 mil personas aprendieron a leer y escribir en quechua y aymara.

Juntos superamos los obstáculos para cumplir la tarea encomendada por el líder histórico de la Revolución cubana Fidel Castro y por el Presidente Evo Morales, señaló el jefe de la misión educativa de la Isla Javier Labrada. Los colaboradores Roberto Lago, Milagro Velasco y Carlo Preval narraron sus vivencias y resaltaron el empeño puesto por un niño de ocho años para alfabetizar a 14 ciudadanos.

El agradecimiento de los alfabetizados es el mejor premio para facilitadores, profesores y colaboradores cubanos y venezolanos, resaltó Ayma, y recordó que en comunidades y urbes la gente lloró de alegría porque jamás pensó en « hacer hablar un pedazo de papel ».

Evo: « Misión cumplida »

« Un periodista internacional me preguntó ´¿para qué quieres ser Presidente?´ Para que en Bolivia se erradique el analfabetismo, le dije. Misión cumplida ante el pueblo boliviano y ante el mundo entero », dijo el Presidente Evo Morales en el acto de celebración realizado en el Coliseo de la Coronilla de la ciudad de Cochabamba.

Recordó el Mandatario boliviano que cuando él prestó su servicio militar, su madre tenía que pedir ayuda a un maestro o a un vecino para enviarle una carta porque no sabía leer ni escribir. Dijo que algunos dirigentes asistían a las asambleas con sus hijos para que tomen nota de las resoluciones. « Yo he leído libros y dice que a los primeros aymaras que aprendieron a leer les sacaron los ojos y a los que empezaron a escribir les cortaron la mano ».

« Esto ha terminado », el fin del analfabetismo constituye un triunfo sobre los colonialistas internos y externos que nunca quisieron acabar con los iletrados, sentenció el Presidente Morales en el acto en presencia del presidente de Paraguay Fernando Lugo, el vicepresidente del Consejo de Ministros de Cuba José Ramón Fernández, el asesor político de la Organización de Estados Americanos (OEA) Dante Caputo, el director de la Oficina Multipaís de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación y la Ciencia para la región andina Edouard Matoco, y los ministros de Educación de Bolivia, Cuba y Venezuela.

Después de 183 años de educación enfocada hacia un solo sector de la sociedad, « levantamos la bandera de luchar contra todo aquello que históricamente se acumula en términos de discriminación, exclusión y pobreza », enfatizó el ministro Aguilar.

La alfabetización coloca al país en el camino para derrotar la pobreza y es una señal inequívoca de que avanzamos en una revolución educativa, democrática y cultural destinada a garantizar el derecho de todos sin excepción de acceder a la enseñanza y a una vida digna, dijo el ministro boliviano.

La ministra de Justicia Celima Torrico culpó a los gobiernos neoliberales por llevar a la mujer boliviana a una situación humillante. « Nosotras no escogimos ese camino, nos lo impusieron anteriores gobiernos desinteresados totalmente por el desarrollo social ». Felizmente, el fin del analfabetismo en el país representa un impulso en la emancipación de las mujeres, aseguró la autoridad.

« La declaratoria contribuye a que la comunidad internacional tome conciencia de que hay países que aún con pocos recursos pueden logar este objetivo y que con esto se puede apoyar con más recursos los esfuerzos que hacen los países para lograr la educación para todos », destacó el representante de la Unesco.

Frutos de la integración alternativa

El ministro de Educación de Venezuela Héctor Navarro resaltó el logro y lo consideró un éxito del proyecto regional de integración denominado Alternativa de los Pueblos de Nuestra América (ALBA). El vicepresidente de Cuba José Fernández destacó que la experiencia boliviana demuestra que hoy más que nunca que « son imprescindibles la unidad y la integración de nuestros pueblos ».

Asumimos el compromiso de ayudar a otros pueblos a declararse libres de iletrados. Aprendimos de los cubanos y venezolanos la solidaridad y ahora estamos dispuestos a extenderla a Paraguay y a otros países de la región y del mundo, anunció Ayma.

« Ahora seguramente iremos por la liberación de Paraguay y Nicaragua, es nuestro deber por una sociedad que está naciendo. Somos pueblos que creemos en nosotros, el sistema del ALBA lo estamos construyendo en nuestros países, eso es posible porque tenemos el liderazgo y un gran pueblo », reflexionó el ministro de Educación de Venezuela.

« Cuando cada paraguayo, cada boliviano, cada argentino y cada brasileño pueda escribir de puño y letra la historia de su futuro ya nadie más le podrá robar la esperanza », comentó el presidente Fernando Lugo.

El gobierno y pueblo cubanos están a disposición de Bolivia en su empeño de llevar los avances educativos más allá de la alfabetización. El vicepresidente del Consejo de Estado de Cuba José Ramón Fernández comprometió su cooperación en la post alfabetización de los beneficiarios.

La ministra cubana de Educación Ena Elsa Velázquez confirmó la participación de colaboradores cubanos en el programa de post alfabetización denominado « Yo sí puedo seguir » que comenzará en el primer trimestre de 2009. La post alfabetización tiene como objetivo principal evitar que los alfabetizados olviden lo aprendido, ya que si el alumno no practica lectura ni escritura en seis meses puede retroceder.

El programa educativo inicial « Yo sí puedo » se imparte en 65 tele clases de 30 minutos cada una. La post alfabetización requiere 600 tele clases de dos o tres años de duración, que equivale a la instrucción impartida en los primeros cinco cursos de primaria en las materias de Matemáticas, Lenguaje, Ciencias Naturales y Estudios Sociales. 

Concluida esta segunda etapa, el alumno puede continuar sus estudios hasta lograr el bachillerato y el aprendizaje de carreras técnicas, para luego seguir una carrera universitaria. Muchos alfabetizados están motivados para continuar estudiando. Una parte importante obtendrá títulos de bachiller, empleos especializados y algunos irán a la universidad.

« Qué difícil fue vivir tanto tiempo con los ojos vendados »

Posted in Pueblos indígenas par colectivoboliviano sur 21 décembre, 2008

 

Cochabamba, (ABI).- Simona Paiba Condori es una anciana de 64 años de edad. Ella aprendió a leer y escribir en su comunidad de Escara, en el departamento de Oruro y, en una retrospectiva de su vida denuncia que fue muy difícil vivir tantos años « con los ojos vendados », en la oscuridad del analfabetismo.

« Qué difícil es para una persona haber vivido tanto tiempo con los ojos vendados, sin poder leer lo que decían los letreros por no conocer las letras y los números, porque en mi niñez no tuve la oportunidad de ir a la escuela. Ahora es diferente y agradezco a mi presidente Evo Morales Ayma, a Cuba y Venezuela porque ya sé leer y escribir. Y quisiera que el programa continuara para seguir aprendiendo », asegura la señora Simona. 

El caso de Beatriz Nina Díaz es peculiar. Esta orureña de 37 años de edad aprendió a leer y escribir junto a su pequeña hija de 10 años, Jessica, quien también era analfabeta. « No fui a la escuela porque mis padres eran pobres, ahora tengo cuatro hijos y trabajo lavando ropa ajena y vendiendo comida en las mañanas. Sólo mi hijo de ocho años va a la escuela. Me da tristeza porque a mi primera hija Jessica, de 10 años, no le pude dar estudios porque no hay plata, me alegro que se haya abierto un curso de alfabetización en el barrio Inca Pozo ». 

« Yo y mi hija Jessica asistíamos a las clases del Programa todas las noches después de trabajar, ahí hemos aprendido a leer y escribir. Nosotros queremos aprender mucho más para ayudarnos y salir adelante ». 

Leocadia Jiménez Taquichiri (40) del municipio de Corque: « Nunca fui a la escuela porque desde pequeña sólo vivía con mi padre y trabajaba. Ahora tengo seis hijos y sigo trabajando vendiendo frutas y refrescos. Cuando me enteré que iba a haber cursos de alfabetización le dije a mi hija que me inscriba para poder aprender a leer y escribir, después asistí a los cursos junto a mis hijas. Doy gracias porque ya sé leer y escribir ». 

Flora Flores Paicho (54) del mismo municipio: « No pude ir a la escuela porque mis padres y la gente decían que sólo los hombres tenían que ir a la escuela. Ahora tengo una gran alegría porque gracias al Programa de Alfabetización he aprendido a leer y escribir, ahora tengo una gran alegría porque ya puedo leer y escribir casi sin ninguna dificultad ». 

Emiliana Guarayo, natural del municipio de Choquecota (Oruro) y de 49 años de edad: « Yo no he ido a la escuela porque mi papá necesitaba ayuda en el campo. Cuando mi hermano iba a la escuela yo quería ir y lloraba. No podía ayudar a mis hijos porque no sabía leer y escribir. Mi comadre me ha dicho que pasemos clases y he venido porque mi sueño era siempre desde antes aprender a leer y escribir, por eso yo tengo esa alegría de que ahora recibimos esta ayuda y así se hacen realidad nuestros sueños de aprender a leer y escribir ». 

Cristina Vásquez Acho, de 59 años de edad: « Nunca fui a la escuela, vivía en el campo, mis padres son campesinos y agricultores, sólo a mis hermanos varones les mandó a la escuela y a mí no. Ahora tengo cinco hijos, mi hija mayor no va al colegio pero sabe leer y escribir, aprendió junto conmigo en la escuela cerca de mi bario. Gracias les doy porque las dos hemos aprendido a leer y escribir, mi hija va a seguir estudiando hasta ser profesional, y yo también quiero seguir aprendiendo hasta saber más ». 

Susana Mamani Oraqueni (40) del municipio de Caracollo: « Yo tengo mis dos hijas, vendo en la puerta de la Normal dulces y refrescos, pero un día el profesor Juan Carlos me dijo: ‘¿Tú, no quieres pasar cursos de alfabetización?’ Entonces yo respondí que sí, en seguida me inscribí con mi número de carnet ». 

« Después fui a las clases de siete a nueve. Había veces en que me iba sin cocinar para mi familia, y cuando podía cocinaba pero ya no había tiempo ni para comer. Yo hice un gran sacrificio parar aprender todo lo que nos enseñaba el profesor con tanta paciencia, y salíamos al pizarrón. Ahora ya sé muchas palabras, pronunciar y también escribir ». 

Angélica Casia Layme, vecina del municipio de El Choro (Santa Cruz) de 57 años de edad: « Soy viuda, mis hijos y mi esposo murieron por enfermedad. Cuando llegué de Chayanta me dediqué a lavar ropa y a tejer medias, actualmente trabajo en la Alcaldía de barrendera, me levanto a las tres de la mañana, hasta la tarde termino para ir a pasar clases, barro rápido. Ahora, aunque muy tarde me doy cuenta que es importante leer y escribir, gracias a estos cursos de alfabetización puedo escribir mi nombre y firmar también. Sé que es importante, no importa la edad que tengamos para que ya no nos engañen ». 

Margarita Ajuacho Canaza, de 46 años de edad también vecina de El Choro: « En principio me dio mucha vergüenza no saber leer ni escribir, porque nunca fui a la escuela. Agradezco al presidente Evo Morales porque ha puesto la alfabetización para los que no sabíamos leer y escribir. Al principio mi mano era dura, pero yo me ponía nerviosa porque no sabía nada y pensé que nunca podría aprender, pero con el pasar del tiempo y con la práctica ahora escribo y leo ». 

Andrés Condori Condo de 61 años de edad y vecino del municipio de Totora: « He sido alfabetizado y conmigo han sido alfabetizados 944 compañeros, no hay más analfabetos en Totora Marca. Por esta razón, a nombre de mis hermanos, agradezco profundamente a nuestro presidente, hermano y compañero Juan Evo Morales. Nosotros aquí en Totora, como un pueblo originario más, hemos sido olvidados por los anteriores gobiernos, masacrados, humillados y discriminados. Por esta razón pedimos que sigan realizando los cambios en nuestro país, hasta que consigamos la justicia social. Nosotros estaremos a su lado, señor Presidente, ofrendaremos nuestras vidas ».

Moisés Sánchez Mamani de 56 años de edad y vecino de la ciudad de Oruro: « Yo empecé a pasar clases en el colegio San Juan de Dios con el Programa Nacional de Alfabetización, donde aprendí a leer y escribir, por esto me siento feliz por haberme alfabetizado, por ello agradezco al presidente de la República, Evo Morales, antes era difícil que nos alfabeticemos, ahora ya no seremos discriminados. Para mí, con la edad que yo tengo, no me es difícil aprender, quiero seguir aprendiendo mucho más, por eso pido que siga la alfabetización. Con estas palabras, Dios bendiga a todos ustedes ». 

María Vicenta Condori Arias de 69 años de edad, del municipio de Machacamarca: « Yo soy mayor de edad, pero tenía muchas ganas de aprender a leer y escribir. Yo estoy a cargo de mi nieto de seis años, asistía junto con él a las clases, se sentaba a mi lado mientras yo aprendía y el aprendió conmigo. Falté unos días a las clases porque me hice operar con los médicos cubanos de la vista, después, cuando me recuperé, me nivelé con bastante interés, ya que mis hijos me apoyan y me animan moralmente. Estoy muy contenta porque ahora escribo y leo, hablo más el quechua y me alfabeticé en quechua ». 

Adela Alavi Siprián de 38 años de edad: « Hablo más quechua, me inicie desde las primeras letras, no tuve problema con el idioma porque yo sé hablar algo castellano, nos pudimos entender con la facilitadora y me he alfabetizado en castellano. No tenía quién cuide a mi hija pequeña, ella asistía conmigo, algunas veces de cansancio se dormía en el curso. Al inicio yo estaba desanimada y muy preocupada, y me preguntaba si podría aprender, pensé que era difícil, pero después me he dado cuenta que sí se puede porque con el esfuerzo que puse logré aprender a leer y escribir, además tengo bonita letra, por eso estoy muy contenta. Leo lentamente, pero seguiré practicando hasta leer perfectamente ».

BOLPRESS, 21 de diciembre de 2008

Plan 3000, bastión rebelde del oriente boliviano/II

Posted in movimientos sociales par colectivoboliviano sur 20 décembre, 2008

 

Asedio y resistencia: ¡El Plan no se rinde!
Marxa Chávez
17 diciembre 2008

Los sombríos sucesos habían comenzado a planearse mucho antes de septiembre en realidad, en sendas reuniones del “Consejo Nacional Democrático” (Conalde), dirigido por los potentados agroindustriales de oriente. Consecuente sólo con sus propias ambiciones, desde inicios de este año, la derecha en Bolivia organizó paros patronales. Así sucedió en marzo y abril, ante la prohibición del gobierno de exportar aceite y su comercialización a precios altos en el interior del país 1.

La arremetida de los sectores de derecha continuó en varios flancos: realizaron sus ilegales referéndums por los estatutos autonómicos en cuatro departamentos. “¿Diálogo? ¿Cuál diálogo?”, había dicho burlonamente aquel marzo un buen humorado Carlos Dabdoub, Director para la Autonomía de la Prefectura de Santa Cruz, ante las convocatorias gubernamentales para establecer mesas de negociaciones, mientras las acciones de los hacendados cruceños y empresarios se hacían cada vez más violentas y cínicas.

Paros y bloqueos patronales

En agosto, el tema de la “devolución del Impuesto Directo a los Hidrocarburos” (IDH) fue el subterfugio de la derecha. El IDH es un ingreso que se reparte entre los 9 departamentos del país, del cual el gobierno había destinado una parte para pagar el Bono Dignidad a los ancianos mayores de 60 años. La cuestión nunca se redujo a los extravagantes debates televisados de los cívicos sobre si ellos querían más a los ancianos que el gobierno, la cuestión de fondo en todo este tiempo fue la articulación de un plan elaborado durante varios años, que proclamaba, a través de la consigna de “autonomías”, las políticas para el manejo regional de recursos naturales en manos de las autoridades departamentales. Inclusive, el estatuto autonómico cruceño asignaba a las instancias departamentales la gestión y distribución de la tierra. En suma, se trata de un proyecto de corte neofascista, que pretende desbaratar todos los proyectos políticos que habían labrado los movimientos comunitarios, vecinales, campesinos, desde el 2000, como la defensa del agua como bien común, la nacionalización de los hidrocarburos, una Asamblea Constituyente popular y un cuestionamiento profundo al racismo imperante en el país. Toda la “agenda” popular forjada desde las calles, las barricadas y las carreteras desde muchos años atrás, luego fue tomada por el gobierno del MAS y cumplida por éste —también filtrada— en la forma y los tiempos estatales.

Este año se agudizaron los enfrentamientos: los más visibles entre representantes gubernamentales con los prefectos y cívicos. La no presencia del estado en regiones como la ciudad de Santa Cruz era patente. Ni los militares ni los policías podían hacer más que intentar evitar algunos hechos de violencia. Cuando el mismo comandante departamental de la policía de Santa Cruz terminó, el 15 de agosto, fue golpeado brutalmente en el suelo por los unionistas, mientras era filmado por varios canales de noticias, se supieron las verdaderas dimensiones de esta “crisis estatal” en esos departamentos. Más allá de la composición estatal y su crisis, en el lado popular, en las calles, se estaban dando enfrentamientos con la participación mucha gente de los barrios populares de Santa Cruz, Tarija, Beni, Pando y Chuquisaca, sobre todo contra los grupos de choque que se presentaban cada vez más violentamente.

Para los unionistas agresores, la lógica era, y es, no solo burda sino cruda: “Queremos la independencia, no queremos a esta raza maldita en nuestra tierra”, habían vociferado aquel mismo agosto, mientras ensangrentaban a una mujer “colla” que vestía pollera.

A fines de agosto, y principios de septiembre, los paros y bloqueos patronales se iniciaron nuevamente impulsados por el Conalde, otra vez, supuestamente, para conseguir la devolución de sus ingresos por el IDH. En el Gran Chaco, en el departamento de Tarija, se inició el 25 de agosto un bloqueo caminero que luego se extendería a otros puntos de la geografía de los departamentos del oriente. Mientras el gobierno decretaba el referéndum aprobatorio de la Nueva Constitución Política del Estado, para el 7 de diciembre de 2008, las movilizaciones cívicas y prefecturales iban a derivar en una intentona, la más violenta y grave de todos estos últimos tres años… hasta ahora.

No fueron sólo las ciudades centrales en las que se dieron enfrentamientos y tomas de instituciones, sino que estos hechos se extendieron a comunidades campesinas alejadas. Las voces que escuchamos desde por lo menos el 1º de septiembre, a través de las pocas radios comunitarias que daban voz a los campesinos y vecinos, llegaron de muchos lugares en por lo menos cuatro departamentos del país. Se tomaron trancas, instituciones, se destruyeron oficinas, amenazaron, persiguieron, hirieron a gente opuesta a la política prefectural y cívica, usaron armas de fuego. Tomaron aeropuertos y, finalmente, asesinaron campesinos.

No eran grupos “espontáneos” de gente que salía a protestar pacíficamente, como adujeron de manera desvergonzada los cívicos, eran grupos que habían coordinado las tomas, habían planificado cómo y con qué irían a tomar sedes y moler a golpes a la/os que se opusieran. Y no se tomaron únicamente oficinas estatales, los ataques también estuvieron digitados contra organizaciones de trabajadores y de campesinos.

La mañana y la tarde del 9 de septiembre todo ardía en el centro de Santa Cruz: oficinas públicas, el canal y la radio estatales, papeles, computadoras; todo lo que no se quemó, se robó. Los grupos financiados de la UJC saqueaban todo lo que podían al grito de “¡Fuera collas de mierda! ¡Autonomía!”. La mañana y la tarde del 10 de septiembre, al sur de Bolivia, grupos de choque de la prefectura y comité cívico de Tarija atacaron el Mercado Campesino. “Están preparando el garrote hacia el campesino”, había dicho un dirigente popular de ese departamento. Durante todo el 11 de septiembre, finalmente, se evidenció hasta dónde estaba dispuesta a llegar la derecha: masacraron a más de 17 campesinos en Pando, con ráfagas de metralleta, con fusiles, con armas de diverso calibre, ferozmente dispararon contra los de la marcha campesina, a varios sobrevivientes luego los torturaron, por eso la sangre de tanta gente humilde llegó esa mañana al río Tahuamano.

A esta violencia planificada, a esas armas, a esa gente pagada, a ese proyecto político de derecha se enfrentaron los campesinos de Pando y Beni, y los habitantes del Plan 3000.

Se ha iniciado la guerra en el Plan 3000 2
10, 11 y 12 de septiembre: lucha popular auto organizada

“Bolivia no fue silenciada”, fueron las últimas palabras vertidas por un vecino que pensaba en la importancia de su lucha, y que rescatamos en la primera parte de esta serie de notas. Con la experiencia y todo lo aprendido colectivamente, en mayo y en los “palos cívicos”, por los vecinos y jóvenes, por los comerciantes, todos salieron nuevamente a las calles, rompiendo el silencio y el miedo, para evitar que los grupos de choque armados pudiesen tomar su zona.

El 10 de septiembre fue otra jornada de lucha en diversos lugares del país. “Si quieren entrar, tendrán que pisar nuestros cadáveres”, proclamó una mujer con su pequeña hija a la espalda, aprestándose a defender el Mercado Campesino junto a los vecinos de las zonas periféricas de la ciudad de Tarija. Se enfrentaron todo el día a las bombas molotov, a los palos y piedras de los universitarios y grupos de personas que respondían al comité cívico y a la prefectura.

En Santa Cruz, la Unión Juvenil Cruceñista intentaba ocupar la Terminal Bimodal de Buses, enfrentándose en el lugar con la Unión Juvenil Popular y otras personas que se oponían a la toma. Los habitantes del Plan 3000 vieron como eran destruidas todas las oficinas estatales en el centro de la ciudad y cómo los unionistas rodeaban y finalmente tomaban la terminal, expulsando a los que hacían resistencia adentro, sin que el grupo de policías que se hallaba allí pudiese hacer nada.

Cuatro vecinos del Plan habían sido ya heridos por balas de fuego disparadas por los unionistas la noche anterior. Mucho antes de septiembre, cuando se daban los ya conocidos “paros cívicos”, varia/os compañeras y compañeros habían descrito cómo los camiones llenos de unionistas pasaban por las calles presionando a las personas para que cumpliesen la medida: golpeando sus escudos con palos, de manera insistente y como una forma de amedrentamiento psicológico a toda la gente que estaba escuchándolos en la noche desde su casas. Esta vez, los camiones llenos de miembros de la Unión Juvenil Cruceñista también llegaron por todas las entradas del Plan.

El 9, 10, 11… el día 10 ha sido serio, nosotros fuimos atacados por todos los lados. Por el lado de El Mechero, que vinieron unos 200, 300 personas, más de la mitad drogadictos, por el Trillo cerca de San Aurelio otras 300 a 400 personas contratadas, también drogadictos la mayoría, por el lado de [la avenida] Che Guevara, Radial 10, otros 300, 400 más o menos. Nosotros, últimamente en la Rotonda los jóvenes, nos desesperábamos, nos desesperábamos por este atentado donde los niños y los ancianos no podían aguantar, nosotros mismos no lo podíamos aguantar; en realidad nos estaban matando vivos, estábamos parados pero muertos ya. Las autoridades [gubernamentales] no venían con nosotros, no nos defendían, porque ellos también fueron atemorizados, perseguidos (Testimonio de estudiante del Plan 3000).

Las jornadas que se vivieron la más dura fue la del primer día, donde la unión midió mal y mandó la mitad de su fuerza para tratar de tomar el Plan 3000 y se encontraron con una buena organización que logró rechazar ese embate, y ya el segundo y tercer día lograron entrar por las noches, o sea cada noche la vigilia partía desde las 5 de la tarde con más fuerza y ya se sabía que entraban en las noches tipo delincuentes, el lumpen pagado, y a partir de las 8 venían. La segunda noche lograron entrar hasta a la mitad del mercado y demás, pero por suerte se logró rechazar. El tercer día ya fue más, había una inflexión, ya no se atrevieron a entrar, ya estaban por el suelo las fuerzas de la unión juvenil (Huáscar, compañero que es parte de la resistencia y lucha en el Plan 3000).

Ante la inminente toma del Plan por parte de los unionistas, la gente se reunió en la calle para realizar las vigilias en los puestos de venta. Se sabía que si ingresaban los asaltantes lo primero que saquearían serían los pequeños puestos de venta que la gente tiene allí para trabajar; las instrucciones de la derecha eran tomar La Rotonda y luego arrasar el Mercado:

Una de las instrucciones que les dio Andrés Gallardo [diputado de Podemos] a sus paramilitares era que tomen el Plan 3000 y todo lo que saqueen era para ellos. Por eso es que intentaron tomar el Plan 3000, porque querían saquearlo. Entonces los comerciantes han ayudado bastante, han hecho vigilia permanente, prestaban sus megáfonos (Testimonio de un compañero que es parte de la resistencia en el Plan 3000).

En medio del bullicio de la gente que protegía las calles del barrio, se escuchaba la voz potente de una mujer, amplificada por un megáfono: “¡El Plan se respeta carajo!”, mientras los jóvenes empuñaban palos y piedras para defenderse de los ataques recurrentes de la UJC.

Eduardo nos explica por qué se pretendía, tan sañudamente, tomar el Plan:

La idea era entrar todos y quemar todo el centro, digamos, que es parte simbólica y luego iba a venir Branko [Marinkovic, presidente del Comité Cívico Pro Santa Cruz],que estaba esperando en el Trillo; iba a entrar y decir: “Aquí no hay nada, aquí todos somos nosotros”, y todos los medios ya preparados para dar un mensaje mediático: “Aquí no hay nada, aquí nosotros somos la ley, aquí quién se nos para”. Es una cuestión política, el ataque al Plan es símbolo, porque el Plan 3000 no tiene industria, no tiene una prefectura, una alcaldía, no se maneja harta plata, no hay, es la gente que trabaja nomás; el Plan simplemente es un símbolo, simplemente es un bastión de la izquierda en Santa Cruz. Entonces el hecho de tomar el Plan, tomar La Rotonda, destrozar todo es una cuestión de poder y eso quería Branko con recomendación de Goldberg [ex embajador norteamericano en Bolivia], porque es la piedra en el zapato en Santa Cruz. Entonces iba a haber violencia, iba a haber una masacre, el 11 iba a haber una masacre (Entrevista a Eduardo Loayza, director de la Radio Integración).

El 11 de septiembre, mientras los campesinos de Pando eran perseguidos, asesinados y literalmente “cazados como animales”, según relatos de la/os sobrevivientes a la masacre, los vecinos del Plan habían pasado la noche en una vigilia en La Rotonda y en el mercado de la zona. Así nos lo cuentan Benedicta y Huáscar:

Las vigilias que se hacían ha sido excelente para nosotros. Olla común hemos cocinado como gremiales, y la gente venían aportando también de los barrios salía. La vigilia ha sido también un excelente porque nuestros hijos al lado de nosotros estaban. También las mujeres más inteligentes somos, que nosotras hemos amanecido junto con los hombres en la vigilia pijccheando coca, haciendo bulla aquí, allá. La Unión Juvenil Cruceñista de todo lado nos querían atacar, pero nunca han llegado al corazón del Plan 3000, las mujeres nos hemos unificado (Benedicta, vecina del Plan).

Una consigna interesante que había es que al fascismo no se lo combate con leyes, ni con flores, se lo combate en las calles con los palos y con las armas, y eso el Plan ha agarrado muy bien, y las vigilias duraban toda la jornada. La gente valerosamente salía con los escudos, con los palos y con lo que podían; ahí se veían familias enteras, habían niños con sus palos y demás, y algo interesante es que los niños eran los que más peleaban, se tiraban contra los de la unión y demás, niños de ocho años con sus palos y sus piedras al lado de sus padres protegiendo sus puestos de venta. Niños que yo creo que aquí en adelante van a seguir manteniendo esa idea de reivindicación de su clase (Huáscar, compañero que es parte de la resistencia y lucha en el Plan 3000).

Los pocos efectivos policiales que existían en la zona poco pudieron hacer, y entonces la organización fue pensada y hecha por cientos de familias de la zona: unas salieron a ser parte de los grupos que se enfrentaban muchas veces cuerpo a cuerpo con los unionistas, otras salieron a ayudar en las vigilias, otros apoyaron dando comida y agua; por eso los agresores no pudieron tomar el Plan. Inclusive en la misma zona existían algunas personas que estaban de acuerdo con los grupos de choque cívicos, pero la fuerza de toda la gente que estaba contra el racismo y la violencia con la que llegaban los unionistas fue la clave para detener las intenciones de éstos. La auto organización de la gente fue pensada para evitar el ingreso de la UJC a sus calles.

Después de la toma de instituciones se pudo armar una estructura y teníamos la cadena de combate […] Se ha fabricado bastantes escudos de protesta, ayudó para avanzar hacia delante y para protegerse de las piedras, petardos que lanzaba el enemigo […] El último enfrentamiento que se dio ese jueves de esa semana ellos ingresaron por la avenida Che Guevara dirigido por un diputado emenerrista que ahora es de Podemos, se llama Andrés Gallardo, diputado de la Villa Primero de Mayo. Este señor pagaba 200 bolivianos, más cohetes, más bates de béisbol y un Red Bull, le daban a cada uno para que tomen eso y vengan todo narcotizados, algunos venían todos drogados. Esa era una diferencia entre ellos y nosotros, nosotros peleábamos con el uso de razón y conciencia, y nuestra fortaleza era la convicción, la dignidad, los principios, la defensa de la patria y el aniquilamiento de todo lo que representa la oligarquía, pero ellos eran una tropa de mercenarios que todavía para poder pelear tenían que drogarlos, eso es lo más chistoso, eso era lo más triste también de parte de ellos (Testimonio de un compañero que es parte de la resistencia en el Plan 3000).

La situación en los otros departamentos del país era grave, como en los ductos y planta de gas en la zona del Gran Chaco. Los militares que custodiaban las instalaciones de dicha planta fueron reducidos y despojados de sus armas. El gobierno no podía hacer mucho más que continuar con los llamados al diálogo y condenando la violencia. Pero los ataques a organizaciones campesinas e indígenas, continuaron y se dieron en muchas regiones, en las cuales el poder político está hasta ahora en manos de partidos tradicionales y agrupaciones ciudadanas que reciclaron a viejos políticos de la derecha.

En Beni, las llamadas de auxilio que transmitían algunas radioemisoras se oían por las noches, cuando se denunciaba que las sedes sindicales estaban rodeadas, habiendo sido luego invadidas y destruidas e incluso dinamitadas por la gente partidaria de las prefecturas y subprefecturas. En Santa Cruz, las sedes de la Confederación Indígena del Oriente Boliviano (CIDOB) y la Confederación de Pueblos Étnicos de Santa Cruz (CPESC) habían sido asaltadas, arrancaron los techos y ladrillos de las paredes, quemaron las pertenencias de estas organizaciones. En estas tomas participaron, hay que señalarlo enfáticamente, algunos ex dirigentes indígenas, quienes en un acto de abyección se convirtieron en partidarios de la prefectura del departamento.

Los otros compañeros indígenas que estaban siendo perseguidos se declararon en la clandestinidad, y se dirigieron al Plan 3000, como un lugar donde se sentían seguros y podrían adherirse a la lucha de los vecinos:

Fue el centro de reunión de todos aquellos que estaban contra la prefectura, porque era el único lugar donde podías refugiarte, hacer cuerpo y resistir al fascismo. Ahí llegó a parar la CIDOB, algunos dirigentes de la Central Obrera Departamental, llegaron a parar los de la CPESC. Ellos respetaban el liderazgo que había en el Plan 3000 a través de sus grupos vecinales; respetaban bastante, porque los jóvenes han declarado independencia ideológica y política, no había padrinazgos de ninguna organización política (Testimonio de un compañero que es parte de la resistencia en el Plan 3000).

En medio de la batalla, una voz se escuchaba en todo el Plan, era la Radio Integración, que cumplió un papel de amplificadora de la autoconvocatoria que hacían todos los vecinos. Mucha gente que vivía en barrios aledaños al Plan 3000 escuchaba igualmente las transmisiones, los llamados para ir a defender el barrio. Desde allí, en varios momentos, también se transmitió a nivel nacional lo que estaba sucediendo en Santa Cruz. Es por eso que otro de los objetivos de la UJC fue tomar las instalaciones de este medio que dio voz a toda la resistencia, no pudieron ingresar hasta allí.

El 11 pretendían ellos entrar, pero tuvimos también que como medio advertirles [a la UJC] de frente: “Vénganse, ataquen el plan” (porque ellos querían atacar también otros mercados y habían hecho varias tomas). Entonces dijimos “Vénganse, ataquen, vamos a resistir nosotros”. Decíamos [a los vecinos], si a ustedes los atacan y quieren tomar en Los Pozos, los agreden y quieren quemar su fuente de trabajo, organícense y tomen el Palacio de Justicia; si en la feria Barriolindo quieren quemar sus cosas organícense, retomen la nueva terminal; si en el Abasto hacen violencia organícense, van a estar débiles ellos, retomen las refinerías. Empezamos en los lugares más cerca: hay que tomar Saguapac 3, y [los de la UJCtuvieron miedo; era como una bola de nieve, podía darles más fuerte, o era más bien como un bumerang. Entonces fueron más bien a resguardar, se desanimaron, y fueron más bien a resguardar Saguapac (Entrevista a Eduardo Loayza, director de la Radio Integración).

Por lo general, cuando la prensa corporativa y empresarial se refiere al Plan lo hace como “los masistas”. Pero lo que Eduardo, Benedicta y las personas que estuvieron en la primera línea de combate muestran es que en realidad se trataba de un barrio entero de 300 mil personas en apronte; 100 mil familias cuya gran mayoría ayudó con lo que pudo para resistir el asedio de la UJC, y que pudieron convertir a Radio Integración en su medio para mandar sus reportes. Los vecinos, de una forma similar a El Alto de octubre de 2003, se convirtieron en reporteros para las otras personas que escuchaban la emisora en diferentes puntos de la zona, la información que se tenía:

Radio Integración no maneja presupuesto, se autofinancia, no recibe ítem del estado, de nada de eso. Los propios vecinos hicieron un papel importante porque fueron los ojos de la radio, entonces llamaban: “por tal lugar están entrando, es un auto color tantos, con vidrios oscuros; está trasladando handies, está llevando cohetes, tal camión esta llevando tal cosa”. Teníamos ojos en todas partes, a pesar de no contar con nada; el propio pueblo se convierte en los ojos, en la mirada, en el respaldo de todo. Teníamos un control tremendo que eso también asustó a los propios fachos de derecha, porque se asustaban, decían: “Cómo aquí, quién me esta viendo, de todas partes me están observando” (Entrevista a Eduardo Loayza, director de la Radio Integración).

La resistencia hecha por la gente en el Plan impidió que los unionistas tomasen la zona, pero la significación de este movimiento era mucho más grande, ya que se estaba hablando de la constitución de un polo de resistencia urbano, auto organizado, de avance movilizado en plena ciudad de Santa Cruz, una urbe que, por lo menos en los anillos centrales, ha sido desde mucho antes bastión de las fuerzas de derecha, y aún sigue siéndolo, pero esta vez las voces contrarias a la política del Conalde se escucharon con mucha fuerza. El 12 y 13 de septiembre, el asedio de laUJC al Plan había rebajado mucho en su intensidad y Mario Cossío, prefecto de Tarija, había decidido presentarse en La Paz para “reiniciar el diálogo”.

Evidentemente, la situación para los cívicos tampoco se preveía como un triunfo, y no por la actuación de las fuerzas militares o policiales, sino por la respuesta de las personas que son parte de organizaciones campesinas y populares: en Tarija, bravuconamente, los cívicos habían anunciado que se tomaría definitivamente el Mercado Campesino, incluso con la resistencia que protagonizaron allí mujeres, jóvenes, comerciantes, vecinos y campesinos, pero no pudieron concretar sus amenazas. En Santa Cruz, el centro de la ciudad estaba ocupado por los grupos de choque, pero el Plan 3000 no. En Pando, los sicarios caminaban por las calles de Cobija, capital del departamento, armados, y el Estado de Sitio dictado por el gobierno no había podido implantarse. En Beni los cívicos mantenían las tomas y pretendían reforzarlas.

Hasta el lunes 15 de septiembre, a pesar que los centros de las ciudades capitales seguían en manos de los cívicos, el Conalde anunció que comenzaría el desbloqueo de los caminos, pero otro bloqueo se había iniciado y avanzaría con fuerza.

¡Avanzar sobre Santa Cruz!: la respuesta popular

Se trataba de cientos de comunidades indígenas y sindicatos campesinos, que desde las tomas del 9 de septiembre habían anunciado el bloqueo de todas las rutas interprovinciales, interdepartamentales e internacionales que comunican a la capital cruceña con otros departamentos y países. Asimismo, cientos y cientos de trabajadores mineros cooperativistas habían iniciado una marcha desde el departamento de Cochabamba hacia Santa Cruz “para darles una lección a los de la UJC”, anunciaban muchos. Pero, además, se inició una marcha histórica, que no fue reflejada en los grandes medios-empresas de comunicación más que como la marcha violenta del MAS que aterrorizaba y hería la sensibilidad de los ciudadanos modernos del muy civilizado centro de la ciudad de Santa Cruz.

Las imágenes de campesinos portando machetes y armas de fuego (algunas escopetas de caza, en realidad) provocaron un horror como sólo lo puede sentir la gente de la derecha señorial del país: los indios y collas, tan aborrecibles para ellos, llegaban bajo la forma de multitud y, efectivamente, la indignación y la solidaridad con los campesinos de Pando y con los vecinos del Plan movían a las más de 20 mil personas que anunciaban llegar o al Plan 3000 como columna de apoyo o, directamente, para ingresar al centro simbólico del racismo y clasismo de la oligarquía boliviana: la Plaza Central de la ciudad de Santa Cruz.

Este movimiento de campesinos y comunidades indígenas hacia esa ciudad, es tan histórico como la constitución de los polos de la auto-organización obrera de los años 50 al 80 en Bolivia, en ese sentido se presenciaba, se dibujaba y discutía, no sin diferencias y grandes debates, los caminos del movimiento indígena y campesino como columna y puntal de los cambios de estos últimos ocho años en el país, y del movimiento popular en general. Se perfilaban nuevos (y a la vez antiguos) horizontes políticos, que llegaban junto al sonido de las multitudes que marchaban hacia Santa Cruz.

________________

1 Ver la cronología sobre la arremetida de la derecha en 2008, donde es notorio que, por lo menos una vez al mes, los grupos de derecha intentaron alguna acción mediante huelgas, bloqueos, marchas, golpizas o referéndums.

2 Declaraciones de Portugal Quispe, transmitiendo en vivo para el país y el mundo por Radio Integración y Radio Patria Nueva durante la resistencia del 11 de septiembre de 2008.

3 Empresa de agua potable y alcantarillado sanitario. Cooperativa de Servicios Públicos Santa Cruz.

Ukhampacha Bolivia, http://www.ubnoticias.org

18 diciembre de 2008

CONSTRUYENDO DIGNIDAD: ASAMBLEA CONSTITUYENTE EN BOLIVIA

Posted in Pueblos indígenas par colectivoboliviano sur 19 décembre, 2008

« Construyendo dignidad ofrece un panorama completo de las voces que se cruzan, se repelen y se complementan en el territorio boliviano. Es una crónica del proceso constituyente que puso en la vidriera del mundo las contradicciones de un país basado sobre diferencias y esperanzas de entendimiento ».  

Así resume el Cejis y la Cidob el contenido de este documental. El documental fue presentado el 18 de diciembre en « La Casa Grande » de los pueblos indígenas del oriente en Santa Cruz.

 

Columna de Ricardo bajo « T lo voy a rezar »

Posted in MEDIOS DE COMUNICACIÓN Y POLITICA par colectivoboliviano sur 17 décembre, 2008
 
DE MORALES MEDIÁTICAS Y AMANUENSES VARIOS
Ricardo Bajo
 
1.- La derecha intenta resucitar. Sus frentes, abandonados. Sus pequeñas fragmentaciones se odian: Podemos se desarma en cuatro o cinco ramas. Los cívicos no se hablan con los podemistas. Los podemistas no se hablan entre ellos. La derecha prefectural-cívica ni siquiera visita en la cárcel de San Pedro a su viejo camarada, Leopoldo, “el señor matanza”, que diría Manu Chao. Ha pasado un mes del acuerdo congresal que frenó la violencia tan deseada por unos pocos y deciden lanzar su campaña por el No. Los periódicos abren sus ediciones dominicales a cinco columnas. Otra derrota más y venceremos, piensan. Intentan reagruparse. Buscan nuevas banderas pero no encuentran un carajo. Tienen que luchar en cancha ajena y no saben ni siquiera quien es el técnico y menos quiénes son los once jugadores. Tienen por delante una buena temporada para jugar de visitante. Y lo saben. La cancha ha sido rayada por la plebe y el apoyo popular y masivo al proceso de cambio. Apostaron por la ola de violencia y la desestabilización. La estrategia del desgaste no
funcionó o no tuvieron la paciencia necesaria. ¿Porqué la derecha es siempre tan impaciente? Incluso arriesgaron con una masacre de campesinos en Pando, su “territorio comanche”. 

2.- La oposición de centro derecha intenta volver a recobrar vida, pero no pasa naranjas. La llamada del empresario cementero Doria Medina -dueño también (en franquicia) de los Burger King- a conformar un frente común de la derecha (como aquel de la Guerra Civil española) ha fracasado. Son pocos y mal avenidos. El intento de vuelta a la palestra del ex presidente Carlos Mesa, para reescribir la historia, es eso, un intento. 
Dicen que vuelve el MNR con mujer al frente, dicen que vuelven los miristas, incluso dicen que vuelve ADN, el viejo partido del ¿añorado? General. Dicen que todos vuelven cuando todos sabemos que se fueron hace rato, sepultados por la historia y su vertiginoso capricho azuzado por la potencia plebeya.

3.- Y como todavía están aturdidos en la lona, como boxeador mareado, recurren a sus medios de comunicación para que hagan lo que siempre han hecho: ser actores políticos intentando empujar proyectos muertos y colaborando en el desgaste de Evo. Primero se escudaron en la recesión económica del neoliberalismo asesino y sus apocalípticas consecuencias sobre la economía boliviana y “sus gestores de quinta”. Pero se cansaron de las subidas y bajadas del pollo. Ahora dieron otro paso más audaz y temerario: “intentar” involucrar con pinzas y mala leche al presidente en un caso de supuesto contrabando, investigado actualmente por la Fiscalía de Pando y por una comisión parlamentaria. Primero fueron a por Quintana, el ogro, y luego apuntaron más alto, al presidente. Si Evo cae en un caso de corrupción, ¿cuántos puntos subirá el No? Las encuestas ya están preparadas. 
Y los “periodistas que solo buscan la verdad” (¿cuál verdad será?) fallaron: Evo ayudó a contrabandistas. Antes era narco, luego asesino, más tarde comunista, analfabeto siempre, prepotente, dictador, “Evo cabrón, Linera maricón”… ahora también es contrabandista. Esos periodistas que se acostaron con el gonismo, con el mirismo, con el adenismo, con la mega y todas sus primas, ahora hablan de “verdad”, de “atropellos”, de “humillaciones”… Pero todos los conocemos, sabemos de donde vienen, a quienes adulaban, con quiénes chupaban y a quiénes obedecían, cambiando titulares y enfoques. Decía Jacobo Timerman, artífice de la mejor época del diario argentino “La Opinión”, que se es necesario a los mejores periodistas de izquierda para hacer un buen diario de derecha”. Y todavía tiene razón pues las redacciones están repletas de compañeros de base de izquierdas, que cuando no son censurados abiertamente, se autocensura por miedo al despido. Aunque a veces siempre hay algún colega que reclama a viva voz que boten de una vez a todos los rojos, zurdos, izquierdosos o masistas. “A todos estos hay que despedirlos de una vez, total hay miles de changos salidos de las universidades que pueden sustituirlos”. ¿Te acuerdas Moralitos? 

4.- Sólo dos preguntas, una felicitación y una duda: ¿porqué la prensa ha perdido todo el prestigio que se ganó luchando contra las dictaduras? Y dos: ¿Porqué ni dios les hace caso ahora a los medios, desde las televisiones a los periódicos? Es decir, ¿han pensado, colegas, que hace rato perdimos también (a parte de prestigio) cualquier capacidad de influencia en la sociedad que supuestamente nos debemos? Es decir, se dan cuenta que cuanto más joden, más sube el porcentaje electoral de Evo? Y una felicitación sentida: consiguieron suavizar en el nuevo texto constitucional cualquier tipo de regulación pública para frenar sus continuos atropellos. Con la falsa “autorregulación”, a seguir jodiendo, sin contrapeso ni contrapoder que moleste. Inaudito. 

5.- El quid de la cuestión reside en la hipocresía. En nuestro país, todavía es un sacrilegio y una falta de respeto decirle a un periódico de derechas que es un periódico de derechas. ¿Cómo pues? “Nosotros sólo buscamos la verdad”, repiten mecánicamente. En otros países con ligeros grados menores de hipocresía, la prensa se identifica en un espacio político e ideológico, abiertamente desde sus editoriales. En Bolivia, todos somos vírgenes o nos hacemos. Pero las caretas se cayeron hace rato. ¿Por qué algunos marchan y paran para protestar ahora? ¿Cuándo lo hicieron para exigir mínimas y dignas condiciones laborales? ¿Cuándo levantaron la voz para detener despidos injustos y políticos? ¿Cuándo pararon quince minutos para exigir el bono de lactancia o los aportes a la Caja que los empresarios casi nunca pagan? ¿Hasta cuando vamos a organizar fiestas para ayudar a compañeros que se mueren en los hospitales? Basta de hipocresías, colegas amanuenses. Y para acabar una ironía del tamaño del Hernando Siles: ¿hasta cuando el gobierno va a sustentar económicamente a través de las toneladas de publicidad a los medios que constantemente humillan, mienten y manipulan, faltando el respeto a lectores, oyentes y telespectadores? 

Post-scriptum: este periodista de izquierdas se pregunta: ¿quién se está quedando con mi plata? ¿Esa que dicen que cobramos todos los “masistas”? Y un saludo fraternal al amigo y compañero, poeta y periodista Raphael Ramírez, “justo” y no “pecador”.

ERBOL DIGITAL, diciembre 2008

Colombia: Indígena acribillado

Posted in Derechos Humanos,Pueblos indígenas par colectivoboliviano sur 17 décembre, 2008

Por María Laura Carpineta

El ejército colombiano cometió un error, informó el ministro de Defensa Juan Manuel Santos. Le pegó 20 tiros al auto de Edwin Legarda, un dirigente indígena de 28 años que viajaba a las cuatro de la mañana por la ruta, despacio, intentando ver algo entre la espesa neblina. “Se confundieron y desafortunadamente dispararon”, fue la explicación que dio el comandante militar de la zona para justificar el asesinato de un nuevo líder indígena. Pero los compañeros de Legarda y su esposa Aída Quilque, la presidenta del Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC), ya escucharon antes esa excusa. En los últimos tres meses, 16 dirigentes fueron asesinados, acribillados o desaparecidos. “Fue una nueva represalia del ejército y del gobierno contra el movimiento indígena por la marcha del mes pasado y por denunciar en el exterior los crímenes del Estado colombiano”, denunció el vocero de Quilque, Vicente Otero.

El vocero indígena conoce bien a Legarda. Es el chofer de las autoridades del CRIC y un amigo, aclaró. “Era un hombre tranquilo. Siempre estaba pendiente de si la gente que estaba con él viajaba cómoda. No es alguien que va a esquivar un puesto de control militar y salir a toda velocidad”, explicó a este diario Otero. Pero según el comandante de la Tercera División militar, el general Justo Eliseo Peña, eso fue exactamente lo que hizo ayer a la madrugada.

La versión oficial sostiene que Legarda conducía camino a la ciudad de Popayán, en el suroeste del país. A mitad de camino, a unos cinco kilómetros del pueblo Totoró, un grupo de militares le ordenó que detuviera la camioneta con vidrios semipolarizados. El chofer de la organización indígena, que había pasado por allí mil veces, desoyó la orden y apretó el acelerador hasta el fondo. Los militares lanzaron una lluvia de balas sobre la camioneta. Diecisiete cayeron sobre el vehículo y tres atravesaron el parabrisas y perforaron el pecho y el brazo del joven de 28 años.

El Ministerio de Defensa no se animó a respaldar la versión del ejército y pidió una investigación interna. “No hay suficiente claridad sobre cómo ocurrieron los hechos”, aseguró el ministro Santos en un comunicado. Hace un mes el mismo ministro había defendido al ejército en una controversia con las organizaciones de derechos humanos sobre un grupo de jóvenes que había desaparecido en Bogotá y aparecieron semanas después en la otra punta del país asesinados por los militares. El ejército, Santos y hasta el presidente Alvaro Uribe aseguraron que eran guerrilleros. La investigación de la Fiscalía General demostró que eran jóvenes pobres a los que se los habían llevado bajo falsas promesas de trabajo.

El caso de los llamados “falsos positivos” obligó a Uribe a hacer la purga más importante en las fuerzas armadas desde que asumió en 2002 y lo llevó a reconocer ante la ONU, también por primera vez, que miembros del Estado son responsables de violaciones a los derechos humanos.

A fines de octubre pasado más de 30 mil indígenas salieron a las rutas en todo el país para denunciar la represión del ejército. Desde que Uribe es presidente más de 1200 líderes indígenas fueron asesinados y más de 54 mil tuvieron que dejar sus tierras, acosados por el ejército, los paramilitares y las guerrillas.

En esas protestas el mundo conoció a Aída Quilque, la esposa del dirigente asesinado ayer. A pesar de no llegar a los 30 y de conservar una mirada casi aniñada, la líder indígena del violento departamento del Cauca transmitía con su voz una vida de lucha y sufrimiento. Con ella, la presidenta del CRIC, la organización que nuclea a los indígenas de esa región, arengó hace dos meses a más de 10 mil compañeros a salir a la ruta y caminar bajo el fulminante sol y la helada de la madrugada.

En el camino a Cali y luego a Bogotá se les sumaron otros 20 mil indígenas y campesinos de todo el país. El ejército, en otro error, les mató a cuatro compañeros una madrugada. Pero ellos llegaron a la capital y se hicieron ver. Forzaron al presidente Uribe a salir de su oficina, pero no lograron volver a sus casas con acuerdos concretos.

“Creo que el atentado era para mí”, le dijo Quilque a Otero al enterarse de la muerte de su esposo. Estaba yendo a buscarla cuando lo acribillaron los militares. La dirigente indígena acababa de llegar de Ginebra, donde había denunciado ante la ONU al gobierno de Uribe por crímenes de lesa humanidad contra los indígenas, pero también contra los sindicalistas, los campesinos y la oposición.

Anoche tres mil indígenas salieron a defender a su compañera. Acordonaron la finca privada donde hacen base los militares que mataron a Legarda. Los obligaron a desarmarse y llamaron a la Fiscalía y a la Defensoría del Pueblo. “Esta vez queremos justicia y de verdad”, reclamó Otero.

PÁGINA 12, Buenos Aires, 17 de diciembre de 2008

« En estos tiempos, estamos obligados a revisar todo »

Posted in Política par colectivoboliviano sur 17 décembre, 2008

Los presidentes de Venezuela, Ecuador, Paraguay y Bolivia defendieron enfáticamente la necesidad de auditar las deudas externas en los países de la región, iniciativa hasta ahora adoptada por el gobierno ecuatoriano.

« En estos tiempos, estamos obligados a revisar todo », dijo el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, en una conferencia de prensa ofrecida por varios de los mandatarios presentes en Costa do Sauipe, noreste de Brasil, para la Cumbre de América Latina y El Caribe.

Chávez destacó que « por el momento » Venezuela no lanzó ninguna iniciativa para auditar su deuda externa, pero añadió que « sería bueno que revisemos en conjunto todo el tema de la deuda ».

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, explicó que la decisión de su país de considerar la moratoria de parte de la deuda de su país « no se debe a la crisis financiera internacional », sino a aspectos específicos de cada contrato.

« Nosotros hemos parado el pago de una parte de esa deuda. Estamos preparando una propuesta al mercado, y vamos a ver si la aceptan », dijo Correa.

Por su parte, Evo Morales, presidente de Bolivia, trazó una diferencia entre las deudas « contraídas por las dictaduras militares y los gobiernos neoliberales », que « deben ser canceladas », y las deudas bilaterales contraídas con fines sociales o de integración física, que deben ser reconocidas.

En tanto, Fernando Lugo, el presidente de Paraguay, acotó que « la deuda externa se ha convertido en un sistema de dependencia. Nosotros anunciamos que queremos una revisión, y es un compromiso que asumimos con nuestra ciudadanía. En primer lugar, hay que revisar la legitimidad de la deuda ».

Ecuador decidió en octubre cuestionar ante la Corte Comercial Internacional (CCI) el contrato por un préstamo otorgado por el banco brasileño de fomento, situación que llevó a una aguda tensión de las relaciones bilaterales.

Chávez y Morales ya habían expresado en noviembre su apoyo a la auditoría de la deuda externa ecuatoriana, pero esta miércoles tuvieron la oportundidad de explicitar esa posición delante del presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, quien permaneció en silencio ante las declaraciones de sus pares.

PÁGINA 12, Buenos Aires, 17 de diciembre de 2008

Comparación del capítulo Tierra aprobado por la Constituyente y el texto corregido en el Congreso

Posted in TIERRA Y REFORMA AGRARIA,Uncategorized par colectivoboliviano sur 15 décembre, 2008
Tags:
 

 

El Estado tiene ahora menos competencias privativas en temas relacionados con la tierra, mientras que los departamentos autónomos adquieren mayores facultades reglamentarias y ejecutivas

Viceministerio de Tierras
Unidad de Promoción Indígena y Campesina
La Paz, 23 de octubre de 2008 – Boletín Nº 76.

El Congreso de la República hizo dos modificaciones importantes en el Capítulo Noveno Tierra y Territorio del proyecto de Constitución Política del Estado (CPE) aprobado por la Asamblea Constituyente en diciembre de 2007 en la ciudad de Oruro.

En el Capítulo Noveno Tierra y Territorio del proyecto constitucional corregido se « garantizan los derechos legalmente adquiridos por propietarios particulares cuyos predios se encuentren ubicados al interior de territorios indígena originario campesinos », y se exime a las propiedades agrarias adquiridas antes de la aprobación de la nueva Constitución de cumplir con los límites de la propiedad de la tierra determinadas en el artículo 398.

Además, el texto constitucional consensuado en el Congreso redistribuye las competencias asignadas al Estado central y a las entidades territoriales autónomas. El Estado tiene ahora menos competencias privativas en temas relacionados con la tierra, mientras que los departamentos autónomos adquieren mayores facultades reglamentarias y ejecutivas en esta temática.

 

Proyecto de Constitución corregido en el Congreso Nacional

Presidencia y Vicepresidencia de Estado

Artículo 172

Son atribuciones de la Presidenta o del Presidente del Estado, además de las que establece esta Constitución y la ley: 27. Ejercer la autoridad máxima del Servicio Boliviano de Reforma Agraria y otorgar títulos ejecutoriales en la distribución y redistribución de las tierras.

Distribución de competencias

Artículo 298

I. Son competencias privativas del nivel central del Estado:

17. Política general sobre tierras y territorio, y su titulación;

20. Política general de Biodiversidad y Medio Ambiente.

II. Son competencias exclusivas del nivel central del Estado (facultad legislativa, pudiendo transferir y delegar facultades reglamentarias y ejecutivas):

6. Régimen general de biodiversidad y medio ambiente; 7. Política Forestal y régimen general de suelos, recursos forestales y bosques; 12. Elaboración y aprobación de planos y mapas cartográficos oficiales, geodesia; 18. Sistema de Derechos Reales en obligatoria coordinación con el registro técnico municipal; 19. Áreas protegidas bajo responsabilidad del nivel central del Estado; 20. Reservas fiscales respecto a recursos naturales; 22. Control de la administración agraria y catastro rural; 29. Asentamientos humanos rurales; 33. Políticas de planificación territorial y ordenamiento territorial, y 38. Régimen de la tierra. La ley determinará las facultades a ser transferidas o delegadas a las autonomías.

Artículo 299

Son competencias concurrentes aquellas en las que la legislación corresponde al nivel central del Estado y los otros niveles ejercen simultáneamente las facultades reglamentaria y ejecutiva:

1. Preservar, conservar y contribuir a la protección del medio ambiente y fauna silvestre manteniendo el equilibrio ecológico y el control de la contaminación ambiental;

4. Conservación de suelos, recursos forestales y bosques;

16. Agricultura, ganadería, caza y pesca.

Artículo 300

I. Son competencias exclusivas de los gobiernos departamentales autónomos, en su jurisdicción:

5. Elaboración y ejecución de Planes de Ordenamiento Territorial y de uso de suelos, en coordinación con los planes del nivel central del Estado municipales e indígena originario campesino;

14. Servicios de sanidad e inocuidad agropecuaria;

18. Promoción y conservación del patrimonio natural departamental;

31. Promoción y administración de los servicios para el desarrollo productivo y agropecuario.

 

Recursos naturales

Artículo 349

I. Los recursos naturales son de propiedad y dominio directo, indivisible e imprescriptible del pueblo boliviano, y corresponderá al Estado su administración en función del interés colectivo.

II. El Estado reconocerá, respetará y otorgará derechos propietarios individuales y colectivos sobre la tierra, así como derechos de uso y aprovechamiento sobre otros recursos naturales.

III. La agricultura, la ganadería, así como las actividades de caza y pesca que no involucren especies animales protegidas, son actividades que se rigen por lo establecido en la cuarta parte de esta Constitución referida a la estructura y organización económica del Estado. (NUEVO)

Proyecto de Constitución aprobado por la Asamblea Constituyente en Oruro  

Presidencia y Vicepresidencia de Estado

Artículo 173

Son atribuciones de la Presidenta o del Presidente del Estado, además de las que establece esta Constitución y la ley: 27. Ejercer la autoridad máxima del Servicio Boliviano de Reforma Agraria y otorgar títulos ejecutoriales en la distribución y redistribución de las tierras.

 

Distribución de competencias

Artículo 299

Son competencias privativas indelegables del Estado plurinacional:

20. Tierra y territorio; recursos naturales y energéticos estratégicos, minerales, hidrocarburos, recursos hídricos, espectro electromagnético, biodiversidad y recursos forestales;

31. Levantamiento de planos, mapas cartográficos; geodesia;

35. Registro de derechos reales;

40. Políticas de tierras, suelos, forestales y bosques;

41. Titulación de tierras.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Proyecto de Constitución corregido en el Congreso Nacional

Presidencia y Vicepresidencia de Estado

Artículo 172

Son atribuciones de la Presidenta o del Presidente del Estado, además de las que establece esta Constitución y la ley: 27. Ejercer la autoridad máxima del Servicio Boliviano de Reforma Agraria y otorgar títulos ejecutoriales en la distribución y redistribución de las tierras.

Distribución de competencias

Artículo 298

I. Son competencias privativas del nivel central del Estado:

17. Política general sobre tierras y territorio, y su titulación;

20. Política general de Biodiversidad y Medio Ambiente.

II. Son competencias exclusivas del nivel central del Estado (facultad legislativa, pudiendo transferir y delegar facultades reglamentarias y ejecutivas):

6. Régimen general de biodiversidad y medio ambiente; 7. Política Forestal y régimen general de suelos, recursos forestales y bosques; 12. Elaboración y aprobación de planos y mapas cartográficos oficiales, geodesia; 18. Sistema de Derechos Reales en obligatoria coordinación con el registro técnico municipal; 19. Áreas protegidas bajo responsabilidad del nivel central del Estado; 20. Reservas fiscales respecto a recursos naturales; 22. Control de la administración agraria y catastro rural; 29. Asentamientos humanos rurales; 33. Políticas de planificación territorial y ordenamiento territorial, y 38. Régimen de la tierra. La ley determinará las facultades a ser transferidas o delegadas a las autonomías.

Artículo 299

Son competencias concurrentes aquellas en las que la legislación corresponde al nivel central del Estado y los otros niveles ejercen simultáneamente las facultades reglamentaria y ejecutiva:

1. Preservar, conservar y contribuir a la protección del medio ambiente y fauna silvestre manteniendo el equilibrio ecológico y el control de la contaminación ambiental;

4. Conservación de suelos, recursos forestales y bosques;

16. Agricultura, ganadería, caza y pesca.

Artículo 300

I. Son competencias exclusivas de los gobiernos departamentales autónomos, en su jurisdicción:

5. Elaboración y ejecución de Planes de Ordenamiento Territorial y de uso de suelos, en coordinación con los planes del nivel central del Estado municipales e indígena originario campesino;

14. Servicios de sanidad e inocuidad agropecuaria;

18. Promoción y conservación del patrimonio natural departamental;

31. Promoción y administración de los servicios para el desarrollo productivo y agropecuario.

 

Recursos naturales

Artículo 349

I. Los recursos naturales son de propiedad y dominio directo, indivisible e imprescriptible del pueblo boliviano, y corresponderá al Estado su administración en función del interés colectivo.

II. El Estado reconocerá, respetará y otorgará derechos propietarios individuales y colectivos sobre la tierra, así como derechos de uso y aprovechamiento sobre otros recursos naturales.

III. La agricultura, la ganadería, así como las actividades de caza y pesca que no involucren especies animales protegidas, son actividades que se rigen por lo establecido en la cuarta parte de esta Constitución referida a la estructura y organización económica del Estado. (NUEVO)

YOYO PANDO HACE DE PERRO GUARDIÁN DE BRANCO MARINCOVIC

Posted in AUTONOMISTAS Y RACISMO par colectivoboliviano sur 15 décembre, 2008

* Es el « inventor » de la versión que señala que Marincovic es perseguido por el gobierno porque hace campaña por el NO a la nueva constitución y que lo del atentado es un pretexto

* Que sea tan lambiscón se puede entender porque su programa televisivo tiene publicidad de los negocios de Branco

(ASC-Noticias) 15-Diciembre-08

Por Sergio López y Raúl Bustamante

La caída de la figura de Branco Marincovic es inocultable porque está escondido. En su condición de presidente del Comité Cívico diversos sectores reclaman su liderazgo, que aparezca, que no oculte la cara, que asuma la responsabilidad de sus actos frente al señalamiento de ser autor intelectual de actos delincuenciales. Otros hacen bromas con su nombre modificándolo a « maricón-vich ». Por tal motivo, de forma natural, la situación del Comité Cívico se encuentra en entredicho, pero muchos comunicadores en vez de generar el debate sobre esta cuestión se convierten en escuderos de Branco, tratando de sostenerlo hasta donde se pueda, exigiendo que no se lo critique porque ya dio mucho y no se le puede pedir más. Uno de ellos es Yoyo Pando que actúa hace rato como abogado defensor de Branco desde su programa « pa’ que lo sepan » que realiza en el canal de Johny Fernández, y que cuenta con el « apoyo » económico de las industrias IOL de Marincovic.

Yoyo Pando ha sido el primero en deslindar de culpa a Marincovic con respecto al supuesto atentado al ducto de Transredes señalando que no hubo tal atentado y como evidencia ha mostrado la declaración del responsable de esa empresa, Jorge Boland, que supuestamente informa que ha sido un accidente. Según Yoyo hay una última carta de este personero que asegura definitivamente que no hubo atentado. Pero también Yoyo es el « inventor » de la versión que señala que Marincovic es perseguido por el gobierno porque hace campaña por el NO a la nueva constitución y que lo del atentado es un pretexto. Lo curioso es que primero lo dice Yoyo y después Marincovic pues los mismos argumentos ha usado Branco hablando desde su escondite.

Parece que recurre a su máquina pitonisa, porque adelanta a Branco « lo que le puede pasar » si se sigue exponiendo a este gobierno, y por ende le da consejos para evitar ser víctima. Justifica que se oculte, que « esté a buen recaudo » y alaba su decisión de aprovechar el fin de año para ir a Europa a « denunciar la dictadura masista », condimentando todo con saludos al líder cruceño, « mi amigo » que « sé que me está escuchando ».

Que sea tan lambiscón se puede entender porque su programa televisivo tiene publicidad de los negocios de Branco, de Aceite Rico (propiedad de Marincovic) que hasta tiene una duración excesiva, hablamos de una sola publicidad. Eso le debe significar buen rédito económico. Además pasa publicidad de las cooperativas manejadas por las logias como el caso de Cotas, Cre, Saguapac, y hasta de instituciones como la Prefectura. Las logias controlan a la mayoría de los medios a través de la publicidad. A las críticas Pando retruca diciendo: « tengo derecho a ganarme la vida ».

La última de este señor y como una ironía, luego de destilar veneno contra sus « enemigos », se le da por hablar de Dios, de Jesús, de la virgen, a quien dice « adorar », y reza públicamente para que tome venganza contra sus adversarios. Parece que recurre a la religión para tapar su inmoralidad, para que la población crea que es un « santo », muy « católico », pero como dijo Jesús, debajo es como un sepulcro blanqueado.

Este individuo además de promover las « listas de traidores » a Santa Cruz pegadas en la plaza central, también tiene la ocurrencia de decidir quién es o no bienvenido a Santa Cruz. Muy resentido pide al Comité Cívico que derogue esa ley que dice « es ley del cruceño la hospitalidad », porque considera que ya no se puede con tanto colla (aunque curiosamente él es colla). Aparece también como defensor de la desprestigiada y temida Unión Juvenil Cruceñista, de cuyos miembros dice: « son como mis hijos ».

En su programa del 29 de septiembre, convocó a la ciudadanía a que denuncie a los dueños de casa que alquilan viviendas a cubanos y venezolanos: « yo voy a decir acá, en tal calle, tal número, y mejor si me dan el nombre del dueño de la casa, viven cubanos, viven venezolanos, porque no podemos ser que estemos gritando autonomía, autonomía, y les alquilamos casa, departamento y cuarto a los cubanos y venezolanos pa’ que vengan a hacernos dañinera acá. O se está con Santa Cruz o no se está con Santa Cruz, y usted deme la dirección, en la calle tantos, número tantos, casa del señor tantos, hay cubanos, y yo lo voy a quemar, yo voy a quemar, yo voy a denunciar, yo voy a poner la cara, todos los zánganos tienen que irse de acá de Santa Cruz ».

Sin embargo, paradójicamente busca aparecer como « demócrata », defensor de la libertad y la paz pero descalifica sin mayor argumento valedero a cualquiera que señala como « enemigo de Santa Cruz », es común escucharle emitir adjetivos descalificando a quien le da la gana. Por ejemplo a la delegada presidencial de Santa Cruz no la baja de « filitriqui », « flacuchenta » y otros denominativos.

Este es el personaje que cual leguleyo chicanero defiende a Branco. Algo así como un perro guardián que muerde cuando alguien molesta a su amo y busca provocar a todos bromeando sobre el paradero de Branco que asegura está « en el rancho del motacú donde canta el sayubú ».

Page suivante »