COLECTIVO BOLIVIANO CANADIENSE


Nosotros que nos queremos tanto

Posted in OPINION par colectivoboliviano sur 6 janvier, 2009

Ramón Rocha Monroy

La Editorial El País, de Santa Cruz, acaba de publicar el ensayo del historiador Antonio Mitre titulado « Nosotros que nos queremos tanto. Estado, modernización y separatismo: una interpretación del proceso boliviano », que contiene agudas y oportunas reflexiones sobre la posibilidad nunca descartada de secesión nacional. Mitre advierte que los conflictos étnicos están ocasionando casi todas las guerras contemporáneas, y que nuestro problema se agrava por la descentralización, que ha puesto en discusión las autonomías; la crisis del Estado y la desarticulación del sistema de partidos.

Este último fenómeno, « además de restarle fuerza al Congreso, bloqueó un importante canal de concertación a nivel nacional e hizo que sentimientos regionalistas, represados hacía tiempo, se derramasen a lo ancho y largo del país, saturando de sus colores el embate político. La ausencia de este sistema potenció a los cívicos y a los Prefectos, provocando « una cisura regional teñida de connotaciones raciales ».

Mitre retoma la idea de los mitos profundos que propuso el filósofo Guillermo Francovich como convergentes en la crisis que vivimos: « el mito primordial o el supuesto de que existen esencias  originarias desde las cuales se derivan variados y excluyentes proyectos de nacionalidad; el mito del Cerro de Potosí o la creencia de que la riqueza natural, como El Dorado intangible de otrora, sacará al país de su condición de atraso, y, finalmente, el mito del espectro español, hoy transfigurado en la cuestión étnica, que no deja que todos los costados de la realidad brillen por igual. » Así nace lo camba en contraposición a lo kolla. No obstante, según el Censo de 2001, el 37.49% de la población cruceña mayor de 15 años se autodefine como indígena y en su mayoría es de origen andino; los indígenas oriundos de Santa Cruz son una minoría, 16,57%; la población extranjera apenas un 1,98%; y entonces resulta que « la inmensa masa de la población cruceña -el camba por antonomasia–, que no se considera blanco ni indígena, es una mezcla de los bolivianos entre sí ». Esto implica que la región camba pasa por una crisis de identidad aún no resuelta.

Esta crisis de identidad se complica más si admitimos que la palabra camba es de origen africano, angolés, y significa « amigo », según consta en la Gramática de la Lengua de Angola, publicada por el jesuita portugués Pedro Días para uso de los evangelizadores de los esclavos africanos en Brasil, que data de fines del siglo XVII; libro publicado por el Ministerio de Cultura de Brasil. Los guaraníes incorporaron a su vocabulario esa palabra, que significa « hombre o mujer de raza negra », y habría sido usada de modo peyorativo por los kollas y los propios cruceños blancos contra la población fronteriza con el Brasil.

Vivimos, pues, un evidente juego de equivocaciones y de medias verdades que convocan la letra del viejo bolero: « Nosotros, que nos queremos tanto, debemos separarnos, no me preguntes más, no es falta de cariño, te quiero con el alma, te juro que te adoro y en nombre de este amor y por tu bien, te digo adiós ».

BOLPRESS, 6 de enero de 2009

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s


%d blogueurs aiment cette page :