COLECTIVO BOLIVIANO CANADIENSE


Miguel ha jurado no morir esclavo

Posted in AUTONOMISTAS Y RACISMO,TIERRA Y REFORMA AGRARIA par colectivoboliviano sur 26 février, 2009

 Federico Peña (Publico.es).-

Miguel Corrales nació esclavo hace 36 años. Su madre lo parió en el suelo terroso de su choza, situada dentro de la parcela de media hectárea que el patrón de la hacienda, Ernesto Chávez, les dejó para una imposible subsistencia. Apenas dio sus primeros pasos, este guaraní comenzó a trabajar arreando ganado. No sabe lo que es un hospital. Menos una escuela. La única vida que conoció es la de la servidumbre. Desde su « comunidad cautiva », una especie de prisión verde en la zona del Alto Parapetí, unos 300 kilómetros al sur de Santa Cruz, la capital departamental, Miguel se ha jurado no morir esclavo.

« Mis padres comían como perritos alrededor de una bandeja en el suelo donde los patrones tiraban la comida. Mi madre murió así, encarcelada y con miedo. Ya no tengo miedo a los patrones. Mi único miedo es repetir la historia de mis padres ». El relato de Miguel podría ser el de cualquiera de los 77.000 guaraníes distribuidos en el Chaco boliviano, que ocupa parte de los departamentos de Santa Cruz, Chuquisaca y Tarija.

La ambiciosa reforma de la propiedad de la tierra impulsada por el presidente Evo Morales quiere acabar con la explotación indígena. Para conseguirlo, ha ordenado expropiar todas las tierras improductivas o que dañan el medio ambiente y distribuirlas entre los indígenes que las trabajan desde hace décadas como asalariados, sin ningún derecho sobre ellas. Batalla legal contra la esclavitud La batalla empezó hace más de 15 años, y obtuvo sus primeras victorias en los tribunales.

En el Alto Parapetí natal de Miguel, la Corte Interamericana de Derechos Humanos y la Organización Internacional del Trabajo confirmaron en 2005 que los indígenas son sometidos a un régimen de servidumbre. Según la Cruz Roja, alguna forma de esclavitud persistía en al menos 26 de las 40 grandes haciendas de la zona en 2006. « La falta de acceso a la tierra está en el centro de la explotación indígena », explica Ramiro Valle Mandepore, abogado del Centro de Investigación y Promoción del Campesinado (CIPCA), fundado hace tres décadas por el sacerdote catalán Xavier Albó. Hacia 1994, los guaraníes comenzaron a organizarse muy lentamente para revertir el destierro sufrido tras la batalla de Kuruyuki en 1892, cuando los militares bolivianos masacraron a los kereimbas (guerreros) y expulsaron a los guaraníes de sus tierras.

Se organizaron en la Asamblea del Pueblo Guaraní (APG), que en el Alto Parapetí representa a unas 583 familias (2.762 personas). En 1997, el Instituto Nacional de la Reforma Agraria (INRA) admitió la primera demanda de la APG y declaró 54.000 hectáreas tierras comunitarias de origen. Si bien se dictó su saneamiento (es decir, la comprobación de que esas tierras cumplen una función económica y social y, en caso contrario, pueden ser expropiadas y devueltas a los pueblos indígenas), hasta la llegada de Evo Morales la demanda quedó congelada.

Según datos del INRA, de las 106 millones de hectáreas cultivables en Bolivia actualmente, el 35,3% está saneado, el 12,5% está en proceso y la mitad restante está por sanear. El pasado 25 de enero, los bolivianos decidieron en las urnas por abrumadora mayoría el 82% fijar en 5.000 hectáreas la extensión máxima de un latifundio. Santa Cruz arrojó una enorme paradoja. Aunque en mayo de 2008 se aprobó un estatuto autonómico que buscaba blindarse de esta reforma agraria, el 66% de sus ciudadanos apoyó la postura defendida por Evo Morales en la nueva Constitución del país. Minutos antes de aterrizar en el aeropuerto de Viru Viru, la postal agrícola cruceña impacta.

El departamento representa el 33% del territorio boliviano y el color verde soja omnipresente es un mazazo para los ojos. En su espesura fluorescente se oculta la oscura realidad del llano. Herbicida versus medio ambiente Desplazados de sus territorios originarios, guaraníes, chiquitanos, guarayos, ayoreos y yucaré-mojeños, conviven con la explotación. Soja versus pachamama (madre Tierra). Herbicidas versus cuidado del medio ambiente. Concentración de la riqueza, esclavitud y destierro. Alto Parapetí es una de las zonas más calientes del conflicto. Para llegar, hay que recorrer 294 kilómetros hacia el sur de Santa Cruz. La distancia, en taxi, obliga a cinco horas de amores desgarradores al son de la cumbia a todo volumen.

El camino atraviesa Ñancahuazú, la localidad que dio nombre al grupo guerrillero comandado por Ernesto Che Guevara entre 1966 y 1967. Al volante, Carlos, de origen guaraní, masca coca. Los grandes terratenientes, en alianza con los grupos de poder político, económico y mediático regional, organizaron en 2007 « Comités de defensa de la tierra » y grupos de choque armados para sabotear cualquier intento de expropiación. El 13 de abril de 2008, los técnicos del INRA y la APG intentaron ingresar en La Caraparicito, una hacienda de más de 20.000 hectáreas que cuenta con una pista de aterrizaje para aviones.

Su dueño, el estadounidense Ronald Larsen, los sacó a tiros de escopeta. Hubo 47 heridos. Incluso el viceministro de Tierras, Alejandro Almaraz, sufrió el ataque del ganadero. La organización, por un lado, y la recuperación de la tierra por el otro, son claves para acabar con la explotación indígena. « Nuestra situación es muy difícil. No hay trabajo ni comida. Pero confiamos en recuperar a nuestros hermanos para volver a nuestro territorio », explica José Luis Terrazas, de 20 años, que es delegado de salud de la localidad de Yeiti.

En dos años, los guaraníes han liberado dos asentamientos, Tacete e Iviyeca. En total, son 600 hectáreas en las que viven 20 familias. « Es un comienzo. No se apropiarán más de nuestra mano de obra con la que construyeron su riqueza. Vamos a liberar a nuestro pueblo y a reconstruir nuestro territorio », se entusiasma José Luis. Confía en que el Gobierno de Morales le dará a cada integrante de la APG el promedio de 50 hectáreas per cápita que reclaman. Deshacer los abusos del dictador boliviano Banzer Durante la dictadura de Hugo Banzer ( 1971-1978) se entregó el 42% del territorio boliviano a amigos del régimen. Sólo en Santa Cruz, Banzer entregó más de 3,5 millones de hectáreas con dotaciones superiores a las 10.000 hectáreas. Entre los beneficiados estuvo Oswaldo Monasterio Nieme, el dueño de Unitel, una de las cadenas más incendiarias contra Morales, que recibió 10.000 hectáreas en 1990.

El día del referéndum constitucional, Unitel sostuvo el empate a pie de urna durante dos horas. Cuando los resultados oficiales anunciaron la victoria del Sí, Unitel sembró dudas de fraude electoral.

BOLPRESS, 25 de febrero de 2009

Autonomismo cruceño llama a la « desobediencia civil » para defender la tierra de 5 terratenientes

Posted in AUTONOMISTAS Y RACISMO par colectivoboliviano sur 20 février, 2009

Un relator de Naciones Unidas exige devolver territorios a los guaraníes en servidumbre, pero Costas y los empresarios cruceños no aceptan un « enclave » indígena en Alto Parapetí (UPIC-Tierra).- El prefecto Rubén Costas, dirigentes cívicos y empresariales, alcaldes y terratenientes de Santa Cruz iniciaron el miércoles un nuevo ciclo de movilizaciones para evitar la reversión de 10 haciendas (36.425 hectáreas) en la provincia Cordillera que no cumplen una Función Económica Social (FES) y que aprovechan mano de obra servidumbral de más de 50 familias guaraníes. Los cívicos y empresarios dieron por iniciada una campaña de « desobediencia civil » contra la política de tierras « confiscatoria » del gobierno, en un acto celebrado en el pozo gasífero Incahuasi I, a pocos kilómetros de la hacienda Caraparicito, uno de los 10 predios revertidos.

Defenderemos el territorio de la provincia Cordillera, y no vamos a permitir atropellos ni la reversión de tierras en Alto Parapetí, « porque este pueblo nunca fue dominado ni vencido », dijo el prefecto Costas en el « acto de desagravio ». Participaron en el acto patronal los presidentes de Confeagro Cristhian Sattori y de la CAO Mauricio Roca; el presidente de Congabol y vicepresidente electo del Comité Cívico Guido Náyar; la presidenta del Comité Cívico Femenino Julia Gutiérrez; el presidente del Comité Cívico de Cordillera Franz Michel, y la subprefecta de la provincia Luis Calvo de Chuquisaca Yaneht Salazar, entre otros.

Faltaron varios alcaldes que habían comprometido su presencia. « Aquí comienza la desobediencia civil, que no es más que un movimiento democrático pacífico de desobedecer las normas políticas y reglamentos que van en contra de la propia sociedad », argumentó el gerente de Fegasacruz Raúl Añez. « Es una protesta no violenta para cambiar una política » que despoja propiedades productivas, explicó Nayar. « Este no es un movimiento armado ni busca una confrontación bélica; reclamamos respeto a nuestros derechos frente a la normativa abusiva y arbitraria del gobierno », aseguró Sattori.

Según Sattori, la reversión de tierras en Cordillera no es algo aislado, sino el inicio del avasallamiento de toda la tierra cruceña. El presidente electo del Comité Cívico Luis Núñez sospecha que el gobierno pretende conformar tierras comunitarias indígenas y campesinas autónomas como « enclaves » en diferentes partes del país para cercenar la actual división política y restar poder a la prefectura del departamento.

El poder político y patronal cruceño teme que la TCO de Alto Parapetí se declare territorio indígena autónomo, y que la Prefectura deje de recibir las regalías de la zona que concentra el 80% de las reservas hidrocarburíferas. « El gobierno quiere beneficiarse con los 5.000 millones de dólares que generará el pozo Incahuasi », alertó el ganadero Náyar. El subprefecto Marcelino Apurani ofreció su vida para defender « nuestra madre tierra », es decir las haciendas « El Recreo » (1.935 hectáreas) de propiedad de Aniceto Corcuy; « San Isidro » (3.790 has) de Babil Chávez; « Huaraca » e « Itacay » (10.958 has) de Elvy Abett de Malpartida y Luis Eduardo Soriano Noriega; « Buena Vista » e « Isiporenda » (4.477 hectáreas) de Julia Aguilera de Chávez; y « Caraparicito I », « Caraparicito II », « Reserva Privada del Patrimonio Natural » y « Yaguapoa » (15.262 has) pertenecientes a la familia del terrateniente norteamericano Ronald Larsen.

¿Confiscación o devolución de territorios indígenas? El gobierno de Evo Morales ejecuta transformaciones políticas, jurídicas e institucionales que reivindican la identidad cultural y social de los pueblos indígenas, negada y reprimida durante siglos. El objetivo es revertir la situación de exclusión y marginalización de la población indígena mayoritaria, describe el ex relator Especial sobre la situación de los derechos humanos y las libertades fundamentales de los indígenas Rodolfo Stavenhagen.

La Constitución Política del Estado (CPE) aprobada en el referéndum del 25 de enero reconoce los derechos de pueblos indígenas, tomando en cuenta ampliamente las disposiciones del Convenio 169 de la OIT, de la Declaración de Naciones y de otras normas internacionales en la materia.

A pesar de los avances, Stavenhagen enfatiza que para alcanzar el goce de los derechos de los pueblos indígenas en Bolivia es fundamental que el Estado les garantice acceso a la tierra y reconozca sus territorios tradicionales. La condición de servidumbre en la que viven todavía algunas comunidades guaraníes es resultado del despojo histórico de sus territorios, y la falta de acceso a la tierra y al territorio perpetúa sus bajos niveles de desarrollo humano y su exclusión social.

Por eso el Relator Especial recomendó al gobierno dar prioridad al proceso de saneamiento de TCO indígenas en el marco de la Ley de Reconducción Agraria N 3545. Especialistas de Naciones Unidas, de la OEA y decenas de instituciones que defienden los derechos humanos en todo el mundo coinciden en que la manera más efectiva de restituir el territorio histórico de indígenas despojados y semi esclavizados es redistribuir la tierra expropiada a latifundistas que no cumplen la FES. No están de acuerdo con esta política agraria algunos sectores políticos y poderosos intereses de la industria agroganadera y forestal, sobre todo en los departamentos orientales.

La confrontación entre estos sectores y el gobierno central ha generado un muy preocupante rebrote del racismo, incluyendo ataques físicos y verbales contra dirigentes indígenas y defensores de derechos humanos, observa el relator Stavenhagen. Entre febrero y abril de 2008, los patrones de la provincia Cordillera atacaron con armas de fuego al Viceministro Alejandro Almaraz y al director del INRA Juan Carlos Rojas, y sabotearon con violencia el saneamiento de tierras en la región. En una oportunidad, Larsen amenazó con matar a quien intente quitarle sus tierras.

El gobierno reanudó el saneamiento en Alto Parapetí en noviembre del año pasado y advirtió que usará la fuerza legal y constitucional para reducir a los comités de defensa patronales. Sin embargo, los terratenientes derrotados volvieron a las trincheras en febrero de 2009. El prefecto Costas y sus pares Sabina Cuellar de Chuquisaca, Ernesto Suárez de Beni y Mario Cossío de Tarija rechazaron varias invitaciones del gobierno para comenzar a debatir la implementación de las autonomías departamentales, y otra vez articularon comités de defensa de las haciendas improductivas.

« Lo que está cada vez más claro es que hay terratenientes que hablan a nombre de la región y utilizan los mecanismos corporativos de poder en Santa Cruz para defender sus negocios mal habidos, en vez de trascender sus intereses mezquinos y ver la perspectiva histórica del país en su conjunto », criticó el ministro de Autonomías Carlos Romero. Según la autoridad, si los patrones amenazan con la desobediencia civil para defender la tierra, « tal vez sería importante que hablen de frente al país y no busquen pretextos ».

El rasgo común de la elite político empresarial de Santa Cruz, vanguardia del movimiento autonomista opositor, es la posesión de enormes predios agrarios. El INRA estima que en este departamento, el más extenso del país, 24 empresarios tienen haciendas de más de 20 mil hectáreas. Una investigación de la Fundación Tierra concluye que 40 familias centralizan el poder económico y social en la región. Cumplen un papel esencial el ganadero y dueño de la cadena de televisión Unitel Osvaldo Monasterios, ex legislador del MNR; y el empresario y dueño de la red Uno Ivo Kuljis, ex UCS. Se conoce que esta rosca controla el poder político y económico de Santa Cruz a través de dos logias ultra regionalistas, « Toborochi » y « Caballeros del Oriente », las cuales han copado todas las instituciones públicas, cooperativas de servicios públicos y colegios profesionales.

Prominentes líderes autonomistas han sido o son miembros de ambas logias. Por ejemplo, Zvonko Matkovic, Jorge Landivar Roca, Carlos Dabdoud Arríen y Guido Náyar figuraban en la lista de los « Caballeros del Oriente ». Náyar fue ministro de Gobierno y hombre de confianza del ex dictador Hugo Banzer y en la gestión de Jaime Paz Zamora dirigió la cartera de agricultura y ganadería. Participó en la privatización de empresas que dependían de Cordecruz como ex director de la Unidad de Empresa de la Prefectura de Santa Cruz. Renunció al Ministerio de Gobierno el 18 de junio de 1999, acusado por violar sistemáticamente los derechos humanos en Chapare en sus 22 meses de gestión. Lo vincularon con la muerte del ciudadano peruano Freddy Cano Lopez, torturado y quemado vivo en las celdas de Interpol en La Paz.

La Defensoría del Pueblo involucró a Náyar en el intento de incautación de un número de la revista R que informaba detalles sobre el Plan Cóndor. Durante la revuelta terrateniente del año pasado, Náyar dijo que « la lucha de los departamentos autónomos ya no es por IDH, sino por la libertad » y llamó a defender con las armas y entregar la vida por las tierras cruceñas.

Maneja el mismo discurso Luis Núñez, nuevo líder cívico, ex presidente de la Cámara Agropecuaria del Oriente y ex primer vicepresidente del Comité en la gestión de Branko Marinkovic. En el fondo, este pequeño grupo empresarial está defendiendo su lucrativo negocio agroexportador, en alianza con multinacionales proveedoras de semillas, fertilizantes y herbicidas como Monsanto, Bunge, Dreyfus o ADM, y acopiadoras de granos como Cargill.

Crisis y fracaso en el Comité Cívico

Posted in AUTONOMISTAS Y RACISMO par colectivoboliviano sur 17 février, 2009

El Raúl Bustamante (ASC – Noticias)

Todos eluden el tema principalmente los medios cruceños. Como excepción en radio Oriental un analista acucioso preguntó a algunos dirigentes cívicos qué pasó, por qué se vino abajo el movimiento cívico y éstos le retrucaron que no era el momento de análisis que lo más importante era mantener la unidad del pueblo cruceño ante la situación crítica por la posible victoria del SI en el próximo referéndum. Así el reconocimiento de los errores y aciertos quedó postergado.

Desde la caída de Goni los cívicos se embarcaron en una aventura conspirativa, clamando por el mantenimiento de su modo de vida, los valores cristianos, la identidad regional, la cultura camba, la autonomía, la democracia, la libertad y otros que sólo escondían su desesperación de volver a gozar de las mieles del poder que la historia les negaba. Consideraron con criterio trasnochado que retrotrayendo discursos anticomunistas y racistas podían arrinconar la razón y arrastrar a la gente a la vorágine del fanatismo. Para desgracia de la verdadera política lograron en un primer momento tener seguidores, imponer el chauvinismo, nublar la verdad, en medio de la silenciosa oposición de otros sectores más racionales, principalmente esos de menores recursos económicos y otros llegados del interior o « collas ». Como no toleran que alguien les contradiga y como buenos patrones, desataron el matonaje, el palo y la condena pública contra todos los que no les secundaban, tildándolos de « traidores ». Así en Santa Cruz se cerró el verdadero debate, y por eso no surge un real liderazgo y al pueblo se le empuja al desastre bajo una dirección inútil y de patrones.

El agotamiento de los partidos burgueses exigió de los cívicos un protagonismo exagerado que inevitablemente tomó rumbos erráticos pues su principal falencia es la ausencia de ideas fundamentadas y claridad ideológica, propia de partidos políticos con programa y organización. El fracaso de los cívicos comprueba que ni ellos ni las improvisadas organizaciones ciudadanas que fabricaron pueden sustituir a los partidos políticos. Pero el MNR, la ADN, el MIR y otros partidos burgueses se frotan las manos ilusionados en que ahora pueden volver y reclaman su espacio con poco éxito. La decadencia de la clase dominante, pero en especial de la cruceña que apareció en su momento como más capaz y progresista, se refleja en la crisis de los partidos y ahora también de los cívicos. Esta burguesía está ahí, sin poder forjar un proyecto nacional y ejercer liderazgo. Alguno dice que se debía contratar especialistas, sin entender que un proyecto político refleja el proceso histórico y el desarrollo económico. Ya hemos pasado por experiencias que fracasaron. La propia aparición del MAS prueba que la burguesía no tiene otra salida que tolerar al « indio ».

Los cívicos fracasaron porque, si bien elaboraron un discurso autonomista, éste fue improvisado, inconsistente y pobre para conquistar al país. Pararon el Conalde como contrapoder pero se derrumbó. Eso sí, lograron influir en el resto de la clase dominante boliviana, que lo reprodujo hasta en lugares impensados como Oruro, Potosí y La Paz, pero nunca logró asimilarlo la gran masa boliviana excepto la oriental. Los cívicos tuvieron relativos éxitos, tratando de mostrarse democráticos e integradores, pero su impaciencia y orfandad terminó siendo mala consejera y creyeron bueno arrastrar tras suyo a fanáticos ultras para que aceleren el proceso pero que dañaron su imagen al responder a situaciones críticas con consignas separatistas, racistas y acciones fascistas. Así su imagen quedó muy deteriorada y hoy no pueden emprender tareas que igual la gran masa nacional les rechaza volcándose a favorecer a su enemigo. Inútilmente intentaron abrirse espacio a nivel internacional, pero no les creyeron y terminaron en un aislamiento patético.

Como era previsible su crisis se traduce en roces internos graves que se disimulan. Costas no puede verse con varios, por ejemplo con Aguilera, fundador de APB que lo llevó a la Prefectura. Ultras como Mendivil desde su radio y otros desde canal 13 despotrican contra Costas. Hace poco Carlos Dabdoub, montado en cólera, reclamaba contra la inoperancia y falta de entrega de muchos, « no hay la suficiente unidad… no hay militancia… somos unos cuantos los que salimos… no reclamen al prefecto más de lo que da ».

La realidad contradictoria exige que cuestiones como la ineficacia de los estatutos autonómicos, la inoperancia de prefectura y alcaldías, la descomposición social provocada en las jornadas de septiembre, el pánico tras la llegada de la marcha campesina, la autonomía agotada, y por último la victoria de la nueva constitución, requieren analizarse, en debates y reconocimientos públicos pero no hay nada de eso, el carácter antidemocrático se impone, las logias impiden que se dé.

Su miedo a ser detenido primó más que su « liderazgo » y huyó al exterior. A su retorno, después de un mes, frente a las acusaciones del gobierno de estar involucrado en las acciones cívicas bautizadas como « golpe cívico prefectural », Branco Marincovich buscó protegerse encabezando una campaña improvisada por el NO proclamándose perseguido político. La imagen que queda es la de un Branco agotado, pero al que todos socapan anotando que « ya dio todo y no podemos exigirle más », que « puso en riesgo un patrimonio millonario », al que nadie quiere señalar sus errores porque pues « por la plata baila el mono… ». Como las logias son las que han parido a estas dos figuras, Costas y Branco, quieren cincelar una imagen de ellos como los serenos, los democráticos, los que se resistieron a los « disparados », no quieren más debate y ordenan ¡a callar todos!

Las elecciones amañadas de siempre

Las elecciones en el Comité Cívico del sábado 14 se dan en medio de la indiferencia y del desconocimiento de los de a pie y, reconocido por todos, bajo el siniestro manto de los grupos de poder (logias) que son los que finalmente definen quiénes ganan. En los pasillos se dice que ya les toco a los « Caballeros del Oriente » y ahora les toca a los « Toborochis ». No hubo debates oficiales, la campaña consiste en lograr las mayores proclamaciones posibles. Los candidatos forman parte del entramado de empresarios, politiqueros y serviles que participan del Comité. Los electores son los representantes de la institucionalidad tomada por los cívicos y que no consultan a nadie.

El favorito Luis Nuñez, falangista de la vieja guardia, de pocas luces, no ha expuesto nada ante la población pero fue el que presentó primero su candidatura en la plaza rodeado de jovenzuelos mal encarados. Su « mérito » es será hombre de confianza de Branco y estarle cuidándole la silla tras su apresurado escape.

El médico Herlan Vaca Diez Busch, nieto del ex presidente Bush, filofalangista de acentuado racismo pero poses bienhechoras hacia los enfermos renales, muy amigo de personajes cívicos e íntimo de Carlos Valverde Barbery ex Ministro de Salud de Banzer. Es uno de los pocos que indica que el comité está en crisis, reconociendo que existen los grupos de poder y criticando cómo manejan todo financiando por debajo a sus favoritos.

Está también Nino Gandarillas, ex presidente de la tristemente célebre Unión Juvenil Cruceñista, que quemó la bandera nacional en la FEXPO y cultiva el regionalismo más fanático. Se presenta en condiciones desventajosas, mientras Núñez ha recibido más de una docena de proclamaciones el solo consiguió una. Junto con Vaca Diez se ha mostrado como víctima de las logias pero dispuesto a servirles si gana.

Está Guido Nayar que se inició en la falangista MAR en el centro de estudiantes de derecho de la UAGRM como secretario de deportes, luego se hizo adenista, siendo concejal municipal y ministro del Interior de Banzer, ahora es un millonario ganadero que de verdadero civismo no sabe nada. En él se encarna la politiquería y el latifundismo que buscan refugio en el comité.

Está también Nicolás Ribera, ex dirigente estudiantil que vivió a costa de la FUL y CUB, ex militante del Partido Comunista y ASD de Kuajara, expulsado por Yavarí de la COD por neoliberal, obsecuente de las logias que elabora argumentos para sus amos, hoy supuestamente es el representante de la universidad pública.

Rubén Darío Ardaya fanático de Nación Camba que considera que estamos luchando por autonomía hace 400 años y anota que si es elegido pondrá efectivamente en práctica los estatutos igual como piensa Nino Gandarillas.

Un conocido agente de la dictadura banzerista que se hace pasar como representante de los residentes paceños, Daniel Ribera, el « chapulín », ex personero de la gendarmería municipal y ahora empleado de la Prefectura, anunció que se presentaría de candidato a 2do vicepresidente para demostrar que el Comité es integrador, lo que simplemente fue puro engaño porque condición sine qua num para ser candidato del comité es ser cruceño.

Otro candidato de apellido Tudela, del Comité Cívico de Puerto Suarez, fue rechazado porque dizque no llegó a la hora a inscribirse, lo cierto es que a este candidato no tiene aval de las logias y fue relegado para dejar libre el camino a Guido Nayar.

Según Chino Banegas, el díscolo dirigente provincial, cree que los que ganarán serán Luis Núñez, Guido Nayar y Nicolás Rivera. El presidente del Comité electoral anuncio que ya Guido Nayar, candidato a primer vicepresidente, tiene asegurada su elección al no haber más candidatos a ese cargo. Carlos Valverde Bravo opina que el mejor candidato es Herland Vaca Diez pero cree que « todo esto se está manejando para que gane Lucho Núñez ». En tanto que el diputado de Podemos, Oscar Urenda, dice que no hay crisis en el comité, que apoya a todos los candidatos por ser sus amigos y defiende a Guido Nayar, tan criticado por su militancia política en ADN, preguntando ¿acaso no se exige liderazgo y no sólo cívico sino político?

Agotamiento del movimiento cívico cruceño

El movimiento cívico cruceño está agotado, representa una etapa insepulta de la historia que no acepta los cambios que la propia realidad impone, sostenida en viejos esquemas racistas, culturalistas y principalmente sin aceptar la presencia de los « collas » sino en calidad de subordinados. Para los que son sus dueños es inaceptable la combinación ya existente entre culturas y que representa a una nueva Santa Cruz. La prueba de ello es el cartelón colgado en el Club -Social antes del último referéndum que decía « Cruceños: Conservemos nuestra identidad, vota NO ». Con su conservadurismo, pese a que se reclama modernista, refleja el carácter combinado de la realidad boliviana donde el atraso y la barbarie se abren espacio usando a mentalidades estrechas sin cultivo y perspectiva histórica. Este movimiento cívico no puede renovarse porque arrastra un acentuado espíritu de elite antidemocrático, no en vano fue creado por la FSB. Actualmente se refugia en los medios de comunicación controlados por los empresarios y como recurso desesperado usa a algunas iglesias que llaman al odio a nombre de Dios. La historia demuestra que se empantanó en el regionalismo, sin perspectiva nacional ni universal. Subsistirá como un molesto moribundo que nadie sabe qué hacer con él.

LOGIAS: ¿Y los libros, revistas y folletos de las investigaciones?

Posted in AUTONOMISTAS Y RACISMO par colectivoboliviano sur 16 février, 2009


Por Gisela López Rivas *
La primera vez que escuché hablar de logias en Santa Cruz fue de boca de colegas periodistas y amigos de ese entonces, a mediados de los 90. También leí sobre ellas y, aunque nunca lo constaté (porque mi condición social, clasemediera, hija de emigrantes y encima mujer, me imposibilitan el acceso a sus “rituales”), creo en su existencia. Ponerlas en duda o argumentar “equilibrio” para negar la presencia de las mismas no es moral.
En esas épocas – entre los 80 y 90, cuando denunciaron la existencia y el dominio de los dos grupos -, los sabuesos de la investigación, supuestamente, fueron hasta lo último para la constatación de la existencia de dos poderosas logias cruceñas: la Toborochi y la Caballeros del Oriente. Publicaron listas extensas, con nombres paternos y maternos de los integrantes. Fotografiaron casas donde supuestamente se congregaban, dibujaron los collares y los anillos que, presuntamente, usaban en sus reuniones. Contaron historias novelescas de los rituales y las prácticas de los dos grupos de poder cruceños. Los acusaron de manejar las cooperativas de servicios públicos y hasta de saquearlas. Incluso, un alcalde intentó prohibir la existencia de las dos logias y un concejo municipal, mediante resolución, las exhortó a que se visibilicen. Publicaron revistas, panfletos y hasta libros acerca de ellas. Qué no hicieron…
Yo era “chica” todavía. Mi aparición en esta historia fue un poco tardía. Pero la mayoría de esas publicaciones llegaron a mis manos cuando me tocó escribir sobre las famosas logias.
Dicen que revistas panfletos y libros ya fueron quemados. Que ni en las bibliotecas existen. Tampoco me consta, pero me llama la atención.
Pero los autores siguen vivos, creo. Al menos de carne y hueso.
Estos días y después de la casi desesperada denuncia hecha por uno de los candidatos a la presidencia del Comité pro Santa Cruz, la existencia de las logias cruceñas volvió a la palestra. Pocos le dimos importancia y no faltó quien incluso puso en duda su existencia. Me refiero al impacto mediático.
No había pasado antes. ¿Un candidato al Comité denunciando que este ente, el gobierno moral de los cruceños, está “tomado” por las logias? Sí. Lo vi al valiente médico cómo incluso argumentó que su valentía pasaba, entre otras cosas, porque no “pertenecía al sector productivo ni era dueño de tierras”. Llegó a decir que su profesión, “afortunadamente”, le era ventajosa para no recibir represalias. El doctor no usó ese término, pero yo sí. Si no, pregúntenle a aquel alcalde que las combatió y que recibió la más dura de las represalias: la muerte civil, condena que años más tarde se la perdonaron, pero sin derecho a nada… Y falta saber qué más tuvo que entregar.
Como sigo siendo soñadora, y a pesar de que nunca he sido comiteísta (pero sí cívica), pensé que – a partir de la denuncia del médico- un resquicio se podía abrir para “salvar” al tan vapuleado Comité pro Santa Cruz. Pero no. Al final ganó el que sabíamos iba a ganar.

Periodista
giselalopezrivas@yahoo.es

Publicado en Lamalapalabra

El autonomismo cívico empresarial vuelve a las trincheras

Posted in AUTONOMISTAS Y RACISMO par colectivoboliviano sur 14 février, 2009

 

El prefecto Rubén Costas integra comités de defensa de latifundios y retrasa la conformación del gobierno autónomo de Santa Cruz


La Prefectura de Santa Cruz conformó un Comité de Defensa de Tierras para evitar la reversión de 10 haciendas en el chaco y los « avasallamientos » de propiedades urbanas; anunció que dispondrá de las tierras fiscales de forma autónoma, y decidió no asistir a la primera negociación política del régimen autonómico con el Presidente Evo Morales este viernes en Palacio de Gobierno.

Las instituciones políticas y empresariales más importantes del departamento de Santa Cruz tuvieron que aceptar a regañadientes y reconocer la vigencia de la nueva Constitución Política del Estado (CPE), pero advirtieron que el límite máximo de 5 mil hectáreas para la propiedad agraria aprobado por el pueblo alentó la toma de tierras y provocará un eventual recorte de la producción de alimentos.

La Prefectura, la Alcaldía, la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), la Federación de Ganaderos de Santa Cruz (Fegasacruz) y otros gremios empresariales del departamento conformaron un Comité de Defensa de Tierras para resistir las « tomas » y los « avasallamientos » de predios privados que supuestamente recrudecieron luego del referéndum del 25 de enero.

En las últimas semanas, alrededor de 100 familias intentaron ocupar terrenos de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) en el cuarto anillo y avenida Piraí de la ciudad de Santa Cruz; otro grupo de 500 familias se asentó en un predio vecino; y 200 personas ocuparon tierras en San Julián dispuestos a pagar por ellas. Valerio Queso, dirigente del Movimiento Sin Techo, anunció que ocuparán al menos 17 propiedades urbanas « de engorde » que no cumplen una función social.

Los empresarios cruceños acusaron al gobierno de alentar la toma de predios privados y de « recolectar gente y firmas para agredir, avasallar e invadir propiedades productivas ». Los conflictos por la tierra en el departamento muestran que los masistas están cobrando por su voto en el referéndum, afirmó el secretario de Desarrollo Productivo de la Prefectura Rubén Ardaya.

El presidente del consejo departamental Juan Carlos Parada denunció que los comandantes de la Policía y de la Octava División de Ejército no hacen nada para evitar las « invasiones de propiedades urbanas y rurales »; en tanto que el presidente de Fegasacruz Guido Nayar dijo criticó a las autoridades policiales que incumplen sus deberes « por servir al MAS ».

El Poder Ejecutivo « no está dando cumplimiento a algunos mandatos judiciales de desalojo en algunas propiedades », se quejó el presidente de la CAO Mauricio Roca, y el secretario general del Gobierno Departamental Roly Aguilera amenazó con procesar penalmente a las autoridades que no cumplan su deber constitucional de preservar la propiedad privada.

La Brigada Parlamentaria y sectores empresariales condenaron el « amedrentamiento, la persecución política y el exilio en contra de los productores agropecuarios », luego de que el INRA anunció que se revertirán 10 haciendas en la Provincia Cordillera de Santa Cruz que no cumplen una función económica social y que mantienen a más de 50 familias guaraníes en condición de servidumbre.

« Es un acto de barbarie lo que esta sucediendo en la provincia Cordillera, hoy día nos está tocando a nosotros, pero el objetivo fundamental del gobierno es tomar las tierras de todo el departamento de Santa Cruz », reclamó el diputado ganadero Ronald Moreno, representante de la zona.

Duston Larsen, propietario de uno de los predios revertidos al Estado, dijo que su « gran pecado es ser dueño de una hacienda que se encuentra en Alto Parapetí, una zona rica en hidrocarburos ».

Los derechos humanos y civiles de los productores han sido vulnerados mediante el uso abusivo de la fuerza, privándoles de las más elementales condiciones para tener un debido proceso. No se puede utilizar el proceso de saneamiento como excusa para despojar a los productores de sus propiedades, objetó el presidente de la Brigada Parlamentaria Cruceña Pablo Klinsky.

Los legisladores cruceños confirmaron su « plena solidaridad y compromiso con todos los productores del departamento » y demandaron a las autoridades nacionales y departamentales responsables del saneamiento de tierras que se restituyan los derechos conculcados a los propietarios de tierras. 

Responde el gobierno

El Vicepresidente Álvaro García Linera y el ministro de Desarrollo Rural y Agropecuario Carlos Romero aseguraron que el gobierno hará respetar la propiedad de la tierra con firmeza, desalojará toda ocupación ilegal con el uso de la fuerza pública, y remitirá a la Justicia a toda persona que se asiente en predios del Estado sin seguir los trámites correspondientes.

« Accederá a la dotación legal de tierra el que cumpla los requisitos determinados por el Estado, que se basan fundamentalmente en la existencia de tierras fiscales que no pueden ser alegadas en derecho propietario por nadie », aclaró Romero y advirtió que no se permitirá el avasallamiento u ocupación ilegal de predios fiscales o privados que cumplan la FES.

El viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales Sacha Llorenti reiteró que el dirigente Valerio Queso actúa por cuenta propia y no mantiene relación alguna con el gobierno. La semana pasada, el fiscal de distrito de Santa Cruz Jaime Soliz ordenó detener a Queso.

El director nacional del Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA) Juan Carlos Rojas explicó que los conflictos agrarios en Santa Cruz y Trinidad no son recientes, sino consecuencias directas del deficiente proceso de saneamiento iniciado en 1996.

« Lamentablemente, el Consejo de Reforma Agraria dotó tierras gratuitamente en muchos lugares del país sin hacer trabajo de campo, lo que generó que haya dos propietarios sobre una misma área, como ocurre en la provincia de San Ramón », explicó Rojas. El director departamental del INRA Víctor Camacho aclaró que no existe avasallamiento de predios privados en San Ramón, sino una disputa entre 14 privados.

Camacho enfatizó que el saneamiento de tierras en la provincia Cordillera continuará, puesto que la verificación de la FES, la liberación de indígenas cautivos y la reversión de latifundios son mandatos constitucionales.

Autonomistas atrincherados

Es la tercera vez que los patrones de Santa Cruz organizan comités para defender sus tierras en coordinación con el gobierno departamental, el municipio y varias instituciones privadas.

El 8 de marzo de 2008, la Prefectura y el Comité Cívico de Santa Cruz firmaron un pacto con autoridades municipales, ganaderos y hacendados de la provincia Cordillera para evitar el saneamiento y la creación de la TCO Alto Parapetí. El 16 de marzo, un « comité de defensa de la tierra » del chaco le declaró la guerra al INRA y al Viceministerio de Tierras. El 14 de mayo de 2008, crearon un Comité para evitar el saneamiento de tierras en el chaco integrado los gobiernos municipales de las provincias Gran Chaco, Hernando Siles, Luis Calvo y Cordillera (Chuquisaca, Tarija y Santa Cruz), la Confederación de Ganaderos de Bolivia (Congabol), la Federación de Ganaderos de Tarija (Fegatar), la Federación de Ganaderos del Beni (Fegabeni) y la Federación de Ganaderos del Chaco (Fegachaco).

En febrero de 2009, los latifundistas dijeron estar dispuestos a defender sus tierras incluso con las armas. « Estamos dispuestos a morir por la tierra que producimos, de aquí salen los alimentos y no es justo que nos las quiten », declaró un ganadero a Notimex, agencia que corroboró que guardias armados con fusiles, revólveres y pistolas resguardan propiedades en provincias de Santa Cruz.

El presidente de la CAO Mauricio Roca advirtió que si no se frenan los avasallamientos, Santa Cruz podría convertirse en una « tierra de nadie donde valga la Ley del más fuerte », lo que podría desencadenar situaciones de violencia. « Dios no quiera que tengamos que lamentar agresiones, violencia, heridos y la pérdida de vidas humanas », dijo el empresario.

Los latifundistas amenazaron con acogerse a los estatutos autonómicos de su región para no perder sus predios, y luego exigieron al gobierno departamental que convoque a una reunión de emergencia de la Comisión Agraria Departamental para tomar decisiones.

La Prefectura de Santa Cruz salió en defensa de los patrones y anunció que identificará tierras fiscales para distribuirlas, pese a que esta es una competencia del gobierno central ejercida por el Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA).

En la primera semana de enero, el Primer Mandatario invitó a los prefectos de todo el país para consensuar la creación de un Ministerio y la redacción de una ley marco de Autonomías, pero sólo asistieron los prefectos, alcaldes y movimientos sociales de La Paz, Oruro, Potosí, Cochabamba y Pando-

Morales programó para este viernes una segunda reunión con los que no asistieron a la primera cita con el fin de comenzar a coordinar la conformación del Consejo Nacional Autonómico, pero los opositores volvieron a rechazar la invitación.

El prefecto de Santa Cruz Rubén Costas decidió no asistir al diálogo porque el « gobierno busca un show para decirnos que cumplamos la Constitución que perdimos… ». Siguieron su ejemplo Ernesto Suárez de Beni, Mario Cossío de Tarija y Savina Cuellar de Chuquisaca. Suárez no asistirá porque la población de Beni rechazó la nueva Constitución. Cuéllar reiteró que no hablará con Morales porque no respeta a los departamentos que le dijeron No a la Carta Magna en el referéndum del 25 de enero.

Cossío explicó que su departamento debe adoptar y reflexionar una postura antes de negociar con el gobierno, aunque no tiene el respaldo pleno de su región. « Ya no queremos perder la soga y la cabra con el prefecto Cossío y lo hemos emplazado para que venga a la reunión en La Paz o caso contrario lo vamos a sustituir como interlocutor por 11 alcaldes, los parlamentarios y los dirigentes cívicos », advirtió el diputado Willman Cardozo (Podemos).

El gobierno reiteró que la restitución del IDH no está en la agenda del diálogo autonómico. « Señores, autonomía sin plata no hay, y dejen de mamarnos (engañarnos), busquen otra fuente de financiamiento para su Renta Dignidad, devuélvanos nuestros recursos económicos », reclamó el diputado Cardozo. « Si vamos a hablar de autonomías se tiene que hablar de IDH, pero el Presidente no quiere; entonces no entiendo cómo se va a hablar de autonomías », dijo el senador Paulo Bravo (Podemos).

BOLPRESS, 14 de febrero 2009

El primer día del Estado Prurinacional boliviano

Posted in Política par colectivoboliviano sur 13 février, 2009

Domingo 8 de febrero, en la ciudad de La Paz

Pablo Cingolani (Rebelión)

Domingo 8 de febrero, en la ciudad de La Paz: salió el sol como todos los días; muchos fueron a trabajar, algunos habrán ido a misa, muchos más se quedaron con su familia, como ya es habitual esta jornada. Un domingo que parece cualquier domingo pero que no lo es: es el primer día completo luego de la promulgación y juramento de cumplimiento por parte del Presidente Evo Morales Ayma de la Nueva Constitución Política del Estado de la República de Bolivia, ayer, en la ciudad de El Alto.

Hoy, es el primer día entero donde ya está en vigencia el Estado Plurinacional y el socialismo comunitario boliviano y no hay barricadas en las calles, ni tomas de fábricas, ni muertos en las selvas: se cumple el mandato democrático del pueblo boliviano en las urnas del pasado 25 de enero y la vida sigue, como debe seguir, salvo que, desde ayer, hoy todo el día y mañana lunes, y así sucesivamente, Bolivia está y estará viviendo momentos inaugurales y decisivos. Bolivia, en paz, está dando al mundo un ejemplo fundamental: que podemos cambiar, que otra manera de convivir es posible, que, por más pobre que seas y por más triste que te encuentres, lo que te espera, si luchas, es la justicia y la dignidad. Bolivia le está demostrando al planeta que no todo está perdido, que no sólo estamos obligados a pelear, sino que podemos soñar.

Es domingo, no hay tiros de metralleta, ni movilizaciones masivas, pero hay una Bolivia diferente, cristalización de siglos de lucha denodada, que no sólo alza a sus muertos para que vuelvan a señalar el camino de la luz y la esperanza colectivas, sino que también es cauce, brújula y detonador, para que esto mismo suceda en toda la Patria Grande. Los muertos: esa sangre que regó la puna en mil combates y que colmó los socavones de dolor minero; ese ardor libertario que también se derramó en las florestas y que fue masacrado, incluso ayer; ese grito de nobleza y de hombría que aún llega desde La Higuera … Los muertos, todos los muertos: Evo volvió a convocarlos en el acto de promulgación de la nueva carta magna de los pueblos del altiplano, los valles y las llanuras amazónicas y chaqueñas de Bolivia. No sólo se dejó sentir su inalterable e inspiradora presencia, sino que también se dio lectura a la orden de ejecución, fechada en 1781, del caudillo aymara Tupac Katari, esa que dictó alguien que nació en estas tierras pero que había vendido su alma: el oidor Tadeo Díez de Medina. Como cuando asumió la primera magistratura de la República , aquel emocionante 22 de enero de 2006, Evo volvió a apelar a esa historia inmemorial de la lucha popular, la lucha indígena y la lucha social, de la resistencia total contra toda forma de entreguismo, de injusticia y de colonialismo que signa el actual proceso que vive Bolivia.

No hay banderas rojas en las calles, ni edificios demolidos y humeantes: la revolución boliviana no sigue los cánones de ninguna ideología, ni se anquilosa en dogmas. Se hace al andar, como quiso el poeta. Se hace caminando, como sienten los aymaras. Si la vida es eso ―un camino a recorrer, un aprendizaje constante, un dejarse enseñar por la naturaleza y por el pueblo―, la Revolución Democrática y Cultural boliviana, que defiende por sobre todas las cosas el principio del vivir bien en todas sus versiones geoculturales, es lo mismo. Una revolución que se construye a diario y que tiene en la historia, su retaguardia más sólida y más esclarecida. Esas apelaciones de Evo deberían abrirnos los ojos y los corazones a todos: hay que aprender de esa memoria, hay que honrarla y embellecerla a diario para que guíe los pasos a futuro. Sólo así no habrá vuelta atrás. Hay que caminar con los muertos. Muertos que vuelven y son millones. Millones de seres que hoy quieren dejar atrás el lastre y la ignominia de no ser ellos mismos, de ser invisibles para los poderosos insensibles, de no tener voz, estancia intensa y presencia activa.

Millones que buscan auto reconocerse en un espejo que siempre atesoraron y que hoy, Evo alza victorioso, más allá de todos los fragores de una batalla interminable, que aún no concluye. Ese es el espejo de la historia, de la historia inmemorial, de la Historia Grande , de esa historia que sigue latiendo en las piedras y en los árboles, y el que se mira en ese espejo, puede extraviarse de momento, puede ser abandonado por un compañero en la ruta, puede sufrir tormenta y embate, pero nunca, nunca, nunca pierde la huella, porque el camino de la sangre derramada es el único que no se borra, porque el camino del ejemplo de aquellos que nos antecedieron, con su heroísmo y entrega, es el único que no se olvida. Ese es el ejemplo que da Bolivia. Es un sentimiento de piel que se hermana, es una actitud de vida que se comparte, es el heroísmo colectivo ―aquí el héroe es el pueblo, el explotado, el pobre, el desgarrado, el desarraigado, el discriminado, el abandonado, el siempre olvidado― que ilumina y conduce. El mundo debería escuchar lo que tiene que decir este pequeño gran país de las montañas y de las selvas. El mundo debería oír lo que tienen que enseñar las naciones y pueblos indígenas de Bolivia.

El mundo debería conmoverse de sí mismo sabiendo que en un rincón del planeta, los muertos caminan con los vivos buscando un destino que se merecen y merecieron todos. Hoy es domingo. Un domingo que parece cualquier domingo pero que no lo es: es el primer día entero de Estado Plurinacional. Se siente en el alma y en el espíritu, se siente en el ajayu, se siente allí donde hay que sentirlo. Se siente en el aire puro de las montañas, se siente allí donde volvemos a hermanarnos y soñamos todos con un futuro sin racismo, ni explotación del hombre por el hombre. Se siente, carajo, claro que se siente.

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=80687&titular=el-primer-d%EDa-del-estado-prurinacional-boliviano-

Los emigrantes votarán en las elecciones del 6 de diciembre, decreta el gobierno

Posted in Política par colectivoboliviano sur 12 février, 2009

La Corte Nacional Electoral registrará y empadronará a compatriotas que viven en el exterior, con el apoyo de los Ministerios de Relaciones Exteriores, Gobierno y Finanzas

 El decreto instruye al organismo electoral que comience a registrar y a empadronar a los bolivianos que viven en el exterior con el fin de que puedan sufragar en la elección de Presidente, Vicepresidente y Asamblea Legislativa Plurinacional el 6 de diciembre del 2009. El Artículo 26 de la CPE reconoce el derecho de bolivianas y bolivianos a participar libremente en la formación, ejercicio y control del poder político, derecho que comprende, entre otros, el derecho al sufragio mediante voto igual, universal, directo, individual, secreto, libre y obligatorio, escrutado públicamente, debiendo ejercerse desde los 18 años.

El Artículo 27 reconoce el derecho de bolivianas y bolivianos residentes en el exterior a participar en las elecciones a la Presidencia y Vicepresidencia del Estado y en las demás señaladas por Ley.

La disposición transitoria primera de la CPE establece en su parágrafo I que el Congreso en el plazo de sesenta días de la promulgación de la CPE sancionará un nuevo régimen electoral para la elección de la Asamblea Legislativa Plurinacional, Presidente y Vicepresidente de la República.El decreto establece que el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas asignará al Organo Electoral los recursos económicos necesarios para el cumplimiento del decreto Supremo, sobre la base de un presupuesto a ser presentado y evaluado por este Ministerio. El Ministerio de Relaciones Exteriores, mediante las representaciones diplomáticas y consulares de Bolivia en el exterior, coadyuvará en las labores operativas para el registro y empadronamiento.

Se instruye al Ministerio de Gobierno, a través de la Dirección Nacional de Identificación Personal de la Policía Boliviana, de la Dirección General de Migración y del Programa de Cedulación Gratuita, realizar las acciones necesarias acelerando y simplificando los procedimientos de consulta y tramitación para la documentación de compatriotas residentes en el exterior. El Ministerio de Economía y Finanzas asignará recursos adicionales necesarios a los presupuestos de cada una de las instituciones señaladas. El voto de todos los ciudadanos en el exterior del país es un derecho fundamental reconocido por la nueva Constitución, afirmó el diputado César Navarro (MAS).

Se estima que más de tres millones de bolivianos viven fuera del país. Residen en Europa, principalmente en España e Italia, entre 350 mil y 500 mil compatriotas. El presidente del Senado Oscar Ortiz (Podemos) dijo que el Presidente Morales esta quebrando la democracia del país y desconociendo la nueva Constitución con su decreto. « Todos los bolivianos debemos demandarle al Presidente si va a gobernar con Constitución o de una vez se va a declarar dictador, porque ni la anterior ni la actual le dan el derecho a disponer este tipo de temas por decreto », afirmó. En criterio de Ortiz, los cónsules nombrados por el gobierno lamentablemente no son de carrera, son en su inmensa mayoría políticos que no administrarán con imparcialidad el proceso electoral.

BOLPRESS, 12 de febrero 2009

Comenzó la transición del Estado neocolonial al socialismo comunitario, anuncia Evo Morales

Posted in Política,Referéndum par colectivoboliviano sur 8 février, 2009

 

Beni, Pando, Tarija y Santa Cruz ya son legalmente autónomos, pero antes de autogobernarse deben negociar una ley con el gobierno

Los acontecimientos del 7 de febrero de 2009 tendrán una enorme significación en la historia de Bolivia. Ese día nació el nuevo Estado Unitario Social de Derecho Plurinacional Comunitario, libre, independiente, soberano, democrático, intercultural, descentralizado y con autonomías; y comenzó la transición del Estado colonial al socialismo comunitario, interpreta el gobierno de Evo Morales. El Presidente Morales promulgó el sábado la nueva Constitución Política del Estado (CPE), la primera de la historia nacional que es fruto de la deliberación popular en una Asamblea democrática, y la primera que se aprueba por mayoría absoluta de votos en un referéndum.

Las anteriores 18 Cartas Magnas del país fueron redactadas y aprobadas por elites políticas y empresariales, sin la participación de las mayorías nacionales. Según Morales, la promulgación de la nueva CPE constituye « un acontecimiento histórico y singular para Bolivia y Latinoamérica » porque da paso a « la refundación de Bolivia », es decir a la liberación y a la « verdadera independencia » del país, después de « 500 años de rebelión contra el saqueo y el sometimiento colonial, después de 180 años de resistencia contra un estado colonial, después de 20 años de lucha permanente contra un modelo neoliberal ».

« Hermanas y hermanos de Bolivia, en este día histórico proclamo la vigencia del Estado plurinacional unitario, social, y el socialismo comunitario a partir de la promulgación de la nueva Constitución (…) ¡Misión cumplida por la refundación de una nueva Bolivia unida! (…) Ahora pueden sacarme del Palacio, pueden matarme… », dijo eufórico el Presidente ante una multitud congregada en el centro de la ciudad de El Alto. El gobierno boliviano afirma que la CPE es revolucionaria porque abre una nueva etapa histórica con el nacimiento de un Estado plurinacional con igualdad de derechos para todos los ciudadanos sin excluir a nadie.

Por primera vez en la historia de Latinoamérica y del mundo, servicios básicos como el agua, la luz, el teléfono son considerados derechos humanos y no negocios privados. Se constitucionaliza la nacionalización de los recursos naturales estratégicos y se prohíbe la privatización de los bienes comunes. La nueva Ley Suprema prohíbe la instalación de bases militares extranjeras en el territorio boliviano. « Nunca se declarará una guerra (…) eso no significa que si hay agresión no tenemos derecho a defendernos, sino que si hay agresión nos defenderemos, para eso está el mando único de las Fuerzas Armadas y la Policía », aclaró Morales.

La nueva Constitución derrota al imperialismo estadounidense y a las políticas neoliberales que dominaron este país por décadas; nunca más un embajador norteamericano pondrá o sacará ministros, enfatizó el Mandatario. Autonomías legales luego de la promulgación de la CPE, Beni, Pando, Tarija y Santa Cruz ya son departamentos legalmente autónomos, celebró el ministro de Hidrocarburos Saúl Ávalos, mientras que La Paz, Cochabamba, Oruro, Potosí y Chuquisaca consolidarán su autonomía en un referéndum simultáneo que se celebrará en 2010. El artículo 271 de la nueva CPE establece que una Ley Marco de Autonomías y Descentralización regulará la implementación de las autonomías departamentales, regionales, municipales e indígenas, todas ellas con el mismo rango y jerarquía. Los cuatro niveles autonómicos valen lo mismo porque « si una alcaldía estuviera subordinada a las órdenes un gobernador departamental, ya no sería autónoma », explicó el ministro de Agricultura Carlos Romero, ex constituyente del MAS.

La Ley Marco de Autonomías será elaborada por un Consejo Nacional Autonómico integrado por el gobierno, prefectos, alcaldes, indígenas y movimientos sociales, y aprobada por dos tercios de votos de los miembros presentes de la Asamblea Legislativa Plurinacional. La norma definirá las reglas para la elaboración de estatutos autonómicos, la transferencia de competencias, la elección directa de autoridades mediante el voto, la administración de recursos económicos, y el ejercicio de facultades legislativa, reglamentaria, fiscalizadora y ejecutiva de los gobiernos autónomos. Los proyectos de Estatuto o Carta Orgánica aprobados por dos tercios del total de miembros de cada órgano deliberativo de las entidades territoriales entrarán en vigencia como norma institucional básica mediante referendo aprobatorio.

BOLPRESS, 8 de febrero de 2009

Referéndum boliviano y aprobación de una nueva CPE: El Ekeko derrota a Santa Claus

Posted in OPINION par colectivoboliviano sur 4 février, 2009

 Ekeko vs. Santa ClausEl Ekeko

Por Alejandro Saravia

Para considerar otra lectura del reciente Referéndum boliviano para la aprobación de una nueva Constitución Política del Estado, CPE, vale la pena detenerse en el valor simbólico de dos fechas: el 24 y el 25 de enero, Día de Alasitas y día del Referéndum, respectivamente. El 24 de enero, en el mundo andino boliviano, es el día de Alasitas y celebración de la deidad llamada Ekeko, que se encarga de cumplir con los deseos de quienes creen en él. Sería incompleto un análisis post-referendario en Bolivia si no se toma en cuenta este aspecto cultural andino, de larga tradición y de alto valor simbólico, que moldea tanto las relaciones de grupo como la construcción identitaria del sujeto andino. El Ekeko es una deidad, un concepto y una práctica cultural que escapa a toda teoría política occidental. Y parte de los resultados del referéndum pueden ser explicados por la articulación colectiva del deseo representado en esta figura. Es posible que los operadores políticos del gobierno del Movimiento al Socialismo, partido en el poder, hayan elegido esta fecha tomando en cuenta el factor simbólico del Ekeko. También es posible que no haya sido el caso. Sin embargo, las regiones donde mayor apoyo obtuvo la propuesta de una nueva CPE corresponden a las regiones aymaras y quechuas, población indígena mayoritaria al interior del conjunto de los pueblos originarios bolivianos y que vive y cree en el altiplano y los valles interandinos. Estas dos culturas, históricamente sedentarias en comparación a algunos pueblos indígenas amazónicos; de tradición agrícola y poseedores de una memoria larga, pueden “leer” al Ekeko de modo diferente a los espacios sociales bolivianos que optan por una modernidad que significa la práctica de modelos de reproducción cultural exportados desde los centros hegemónicos en el mundo. Sin embargo, aún “modernas” y no indígenas, esas prácticas culturales importadas no dejan de tener rasgos en común con el Ekeko: la creencia en fuerzas supranaturales: los muertos que regresan en Halloween, y la magia del hombre regordete, de casaca roja y botas negras, que vuela desde el Polo Norte trayendo los regalos de Navidad. Son estos dos registros culturales que, de cierta manera, se enfrentaron en el Referéndum que aprobó la nueva CPE boliviana. Esto no quiere decir que ambos se excluyan mecánicamente en el imaginario andino, ya que en los hechos coexisten. Lo que cambia en esta interpretación es su proyección como acción política. Un visitante que haya sido testigo de lo que ocurre en La Paz, la capital boliviana y capital del mundo aymara, un 24 de enero al mediodía, habrá sido testigo tanto de un ritual precolombino como de un momento de magia urbana: ese 24 de enero de 2009, una gran parte de paceños y alteños soñaban despiertos caminando entre los puestos de venta de objetos en miniatura instalados en mesas de vendedores en cientos de plazas, calles y avenidas: soñaban caminando, conversando entre el humo de los sahumerios, bajo los toldos urbanos, bajo la azul tibieza del Inti. Los creyentes en el Ekeko tenían ese día al mundo en las manos, las yemas palpando el sueño poseído. “Llévese una casita, dólares, euros, un título profesional, un empleo…” Los yatiris –los verdaderos y los improvisados- ancianos aymaras vestidos para la ocasión, saludaban al sol, a las montañas, al aire andino con hojas de coca en la mano, bendiciendo los objetos de miniatura que los creyentes habían comprado con el ferviente deseo que en el 2009 puedan conseguir lo deseado. Sin duda que parte de esa experiencia encarnaba la noción de “vivir bien”, que es uno de los ideologemas motores en el actual proceso boliviano. Ese “vivir bien” que formó parte del horizonte de deseos en ese día y a esa hora, tuvo su extensión política y colectiva en la aprobación de la nueva CPE. Como anota el periodista Martín Sivak en un reciente artículo “Evo: misión cumplida”, publicado en “El Universal” (México) esta nueva Constitución Política del Estado no le pertenece a Evo Morales. Fue una exigencia de las jornadas de octubre de 2003, cuando las fuerzas sociales y políticas forzaron la renuncia de Gonzalo Sánchez de Lozada. Pero sus orígenes contemporáneos se remontan a la mítica marcha de los indígenas de la Amazonía boliviana, de 1990 hacia La Paz, una marcha llamada “Por el Territorio y la Dignidad”. Esa primera iniciativa ganó un mayor avance político con la segunda marcha de 1996: la “Marcha por el territorio, el desarrollo y la participación política de los pueblos indígenas”, organizada por la CIDOB. Fueron estas movilizaciones, sumadas a las guerras del agua y el gas, las que llevaron primero a una Asamblea Constituyente, y luego a la nueva CPE aprobada el pasado 25 de enero por más de un 60 % de los bolivianos. La nueva Carta Magna, que sustituirá a la vigente desde 1967, propone un Estado plurinacional comunitario, intercultural, descentralizado y con autonomías. Esta conjunción de esfuerzos entre pueblos indígenas amazónicos y andinos – pese a las diferencias e intereses en conflicto entre tierras altas y bajas del país- que desemboca en un documento fundacional, echa por tierra los ejercicios de gimnasia demagógica a los que se han dedicado los portavoces de las oligarquías orientales y sus aliados, que tras saberse los resultados del Referéndum que aprobó la nueva CPE, buscan desde negociar de nuevo un documento ya aprobado por la mayoría de la población (Branco Marinkovic), hasta la resistencia (Rubén Costas) y el desacato puro y simple de la nueva CPE (Sabina Cuéllar). Ignoran estos personajes que no fue todo el electorado cruceño o tarijeño que rechazó la nueva CPE, por lo cual no pueden arrogarse una representatividad absoluta de sus respectivos departamentos. Para entender la insolvencia de los argumentos de la oligarquía boliviana, imaginemos por un instante que aquellos Estados de la Unión Americana, en los que no ganó el candidato demócrata Barack Obama, decidieran, unilateralmente, desconocer al nuevo presidente y desacatar y resistir las leyes y el gobierno emanado de Washington. Esto es lo que proponen los prefectos que optaron por el No y que perdieron en un Referéndum avalado por la opinión internacional, una consulta que recibió inclusive las felicitaciones del propio Departamento de Estado estadounidense. Ese 25 de enero de 2009 representa uno de los mayores logros de la democracia participativa boliviana: el consultar a cada ciudadano, sin importar su origen étnico o clase social, cómo querían vivir, bajo qué reglas y qué valores colectivos. ¡Cuánta distancia entre esa jornada y aquel artículo 13 de la primera Constitución Política de Bolivia, redactada por el propio Simón Bolívar en 1825, que decía que sólo podían votar quienes sabían leer y escribir castellano, silenciando desde entonces a los pueblos indígenas en el manejo del Estado!,¡qué lejos de las elecciones de 1884, donde sólo podían votar 30.000 hombres bolivianos en un país que ya tenía 1.600.000 habitantes! Bajo el balcón del Palacio Quemado se encontraban en la noche del 25 de enero un jubiloso número de jóvenes procedentes de varios países. Cantaron que la espada de Simón Bolívar camina por América Latina. Puede que sí, pero el momento no se deja capturar por visiones del pasado. Por un momento, aquella plaza se convirtió en el corazón de los deseos de millones de desheredados de América Latina, el continente donde la brecha entre ricos y pobres es la más ancha, la más profunda en el mundo. Un continente donde un archimillonario mexicano, Carlos Slim, puede comprarse países enteros mientras la población mexicana se debate entre cruzar la frontera o sucumbir a la corrupción para poder sobrevivir. El triunfo de la nueva CPE, más que un proceso de revolución, marca el inicio de un proceso de reconstrucción de Bolivia, esta vez con todos sus ciudadanos como actores y participantes. Hablar de “empate” tras el resultado es desconocer la historia boliviana de los de abajo. Argumentar que el voto enfrenta a las ciudades con el campo es volver a las premisas de construcción de Estado en los tiempos de “Facundo” (civilización y barbarie, la visión de Sarmiento, quien afirmaba sin pestañear sobre los pueblos indígenas: “Por los salvajes de América siento una invencible repugnancia sin poderlo remediar.”), que ignora la movilidad social entre el campo y la ciudad y el impacto de las nuevas tecnologías de comunicación y la revalorización de las culturas. Reclamar que la nueva Constitución atenta contra la fe cristiana es desconocer el largo y rico patrimonio cultural boliviano que es el sincretismo religioso, donde la Vírgen María es también la Pachamama y la diosa luna, y tata dios es el Inti, y que finalmente, el tema de dios es una cuestión de opinión personal y no un compromiso de Estado, porque dioses hay muchos. Se puede decir finalmente que, si el 24 de enero los bolivianos que celebraban Alasitas y al Ekeko soñaban despiertos; el 25, el día del referéndum, esos mismos bolivianos iban a las urnas despiertos, soñando. “Aquí se acabó el Estado colonial”, dijo Evo Morales a la multitud que asistió a la Plaza Murillo para celebrar el triunfo aquella noche en La Paz. Cabe esperar que no sea la corrupción la que acabe colonizando de nuevo al Estado boliviano emergente.