COLECTIVO BOLIVIANO CANADIENSE


El Pacto de Unidad está roto, comandante Evo

Posted in Política,Pueblos indígenas par colectivoboliviano sur 25 juin, 2010

Luego el CONAMAQ (los indios andinos) se rebelaron contra la Ley de Autonomías de su gobierno. Usted los acusó de recibir dinero de USAID. Los andinos respondieron que podrían cercar la ciudad de La Paz. « Vendrán millones », dijeron. Resultado: El CONAMAQ apoya la marcha de CIDOB y amenazó a su gobierno con revelar una lista de nombres de gente del MAS que recibiría dinero de USAID.

Hace minutos nomás, la CSUTCB (los trabajadores campesinos de Bolivia), dio su respaldo a los indígenas que marchan contra la política autonómica de su gobierno y los insultos a históricos dirigentes indígenas.

Hace menos de una hora, la organización PONCHOS ROJOS, dio su respaldo a la legitimidad de las demandas de CIDOB y le pide a su gobierno que se siente a dialogar, porque « peligra el Proceso de Cambio ».

Es evidente que el « Pacto de Unidad » que lo llevó a ganar su primer gobierno, está roto; porque tres de sus cinco patas se han desmarcado de la política autonómica del gobierno y del tratamiento de traidores o vendidos, que tanto Usted como un grupo de sus ministros da a esos dirigentes indígenas.

Al Pacto de Unidad, CIDOB, CONAMAQ, CSUTCB, la Confederación Sindical de Colonizadores de Bolivia (CSCB) y la Federación Nacional de Mujeres Indígenas, Originarias y Campesinas-Bartolina Sisa (FNMC-BS); solo le quedan firmes estas dos últimas organizaciones.

Es muy peligroso que su gobierno califique de « enemigo », « traidor », « vendepatria » a todo aquel aliado que opine distinto en algún tema particular. Esta alineación absoluta que pretende su gobierno choca con la naturaleza libertaria y rebelde del Pueblo Indio. La Conciencia del Pueblo que tanto predica usted, no se forma con la subordinación de diez millones de conciencias a una (no somos Borg); sino con la suma maravillosa de esas diez millones de conciencias en una Super-Conciencia, que es la Conciencia del Pueblo Boliviano.

Se puede estar en desacuerdo entre aliados, (yo mismo no estoy de acuerdo con la marcha de CIDOB); pero cuando se usa el término « vendido », se cruza una frontera, que después es muy difícil borrar. Es como abrir una lastimadura que nunca se cierra. He visto alguna vez, en un video, al dirigente Adolfo Chávez de CIDOB ser sacado a patadas en el culo, por quienes hoy se abrazan con algunos dirigentes del MAS. No me lo imagino un vendido, ni por un momento. Tengo el más profundo de los respetos de ese señor.

Un millón de votos MENOS en Abril que en diciembre. Adiós al MOVIMIENTO SIN MIEDO, Adiós a los maestros, Adiós a la CIDOB, Adiós al CONAMAQ, Hasta Luego a la CSUTCB, Quien sabe a los PONCHOS ROJOS.

El CAMBIO no es patrimonio único del MAS ni de EVO. Es de todos los que luchan por una BOLIVIA MEJOR. Los enemigos de verdad, ya sabemos quienes son, los hemos identificado claramente, cuando veíamos con los ojos del Pueblo. Pero, cuando un gobierno se vuelve miope, es imposible que distinga una manzana de una pelota, menos, un diferente de un enemigo.

Ojalá su gobierno se de cuenta a tiempo (porque aún está a tiempo) que no se puede insultar impunemente a los amigos y a los hermanos; porque ¿cómo era? ah, los malos no tienen amigos, o se quedan sin ellos.

Reflexione Comandante. Busque su Raíz. No especule. No calcule; porque no hay peor matemática que la de los cálculos políticos. Avance con principios, rechace las contradicciones y mida las situaciones con la misma vara; porque Usted es el Padre de Bolivia, no su Padrastro; y también es su Hijo, no su entenado.

Vamos Comandante! Sorpréndamos! Vaya hasta la marcha de la CIDOB, encuéntrese con ellos, hable con ellos. Deje el Mundial, que Bolivia no juega ni en figuritas. Usted, que se pudo sentar a negociar con genocidas y golpistas en Cochabamba; ¿Se le van a aflojar las uyutas, por sentarse a dialogar con Adolfo Chávez? Seguro que no. Dele Comandante. ¡Déjenos con la boca abierta! ¡Háganos tragar nuestras palabras!

Los que lo queremos sinceramente, seguimos teniendo FE en Usted; porque en la balanza de su gobierno es mucho MÁS lo bueno realizado que los errores cometidos.

Usted puede, Comandante.
Viva Evo! Viva CIDOB!
Venceremos porque Ya vencimos.
Jallalla Bolivia!

* http://la-opinion-argentina.blogspot.com/

“Descolonizadores” convertidos en nuevos colonizadores al servicio del imperialismo

Posted in MEDIOAMBIENTE,Política par colectivoboliviano sur 20 juin, 2010

Evo Morales arremete contra las ONGs que amamantaron a cocaleros y campesinos y que ayudaron al MAS a llegar al gobierno

Miguel Lora Ortuño *

Las recurrentes arengas “antiimperialistas” y ahora las amenazas de expulsar a USAID porque supuestamente financia a organizaciones no gubernamentales (ONGs) antioficialistas no son más que taparrabos del gobierno para encubrir su servilismo a las transnacionales.

.

Es de conocimiento público que el MAS surgió como un movimiento amparado por una red de ONGs financiadas con capitales provenientes de diferentes países del llamado “primer mundo”. Estas “organizaciones no gubernamentales” le han financiado a Evo Morales las movilizaciones de los cocaleros y de los campesinos antes de que el MAS asumiera el control del aparato estatal, y antes de que la ayuda venezolana le financiara las millonarias campañas electorales.

Los gobernantes saben muy bien que las actividades de estas organizaciones no son nada inocentes ni puramente filantrópicas; saben que las ONGs han hecho estragos con culturas nativas, prostituyendo a dirigentes campesinos y domesticando a los movimientos originarios con dinero imperialista.

Las ONGs han sido y son los canales por donde se han infiltrado en el país las corrientes más retrógradas que son la expresión de la decadencia mortal del capitalismo, tal el caso del posmodernismo que es el fundamento ideológico de las corrientes indigenistas reaccionarias que niegan la lucha de clases e intentan imponer la teoría de la relación recíproca y complementaria de los explotados con sus verdugos.

Reiteramos que no es secreto para nadie que esas organizaciones son financiadas por gobiernos y empresas imperialistas; sin embargo ahora Evo Morales, hipócritamente, finge descubrir que algunas tienen nexos con USAID.

Cuánto han beneficiado las ONGs al MAS en su momento, pero ahora, cuando uno de estos organismos, el Fobomade, es empujado por los propios indígenas a adoptar posturas de defensa del medio ambiente que chocan con la política oficial del gobierno en materia de inversiones productivas, se convierte en el conspirador más peligroso. En cualquier momento conoceremos el anuncio de su expulsión del país acusado de ser un tentáculo del imperialismo infiltrado en las “organizaciones sociales” con la finalidad de desestabilizar al “gobierno del cambio”.

Las recurrentes declaraciones antiimperialistas del gobierno del MAS, y ahora sus amenazas de expulsar del país a USAID, dizque porque financia a ONGs que soliviantan a los campesinos contra el gobierno, no son nada más que taparrabos para encubrir su verdadero servilismo a las transnacionales.

El gobierno del MAS, por su naturaleza de clase y por la política burguesa que desarrolla, muy rápidamente se desnuda y se muestra como lo que realmente es, un agente de los inversionistas extranjeros (transnacionales) y de la empresa privada nacional.

En los últimos años han surgido problemas muy graves en el norte paceño, donde se pretende explorar hidrocarburos, porque los originarios asentados en la región se han negado persistentemente a que se proceda con el programa. Se ha producido un problema similar en el chaco tarijeño; los comunarios de la provincia Pacajes de La Paz han cuestionado la explotación de cobre en Coro Coro, y por otro lado las etnias que habitan en el sudoeste de Beni y en el trópico cochabambino rechazan la apertura de una carretera entre Villa Tunari y Trinidad, etc.

La nueva Constitución Política del Estado establece que los pueblos originarios, en cuyos territorios se pretende explotar recursos naturales, tienen el derecho de ser consultados para garantizar un manejo correcto –por parte de los inversionistas- de la protección del medio ambiente.

Sin embargo, los inversionistas y el gobierno consideran que las exigencias de los pueblos originarios son exorbitantes porque no sólo piden la construcción de caminos vecinales, escuelas y postas sanitarias sino también plata. Ahora los supuestos “defensores de las culturas nativas” y enemigos de toda forma de “colonización” dicen que los indígenas obstaculizan las inversiones productivas y paralizan todo programa de desarrollo en el país.

Hace ya algún tiempo el presidente de YPFB Carlos Villegas señaló que la “consulta previa” se estaba convirtiendo en el mayor obstáculo para ampliar las inversiones en el sector productivo de hidrocarburos y, en los últimos días, el mismo Evo Morales ha señalado que este derecho constitucional de los pueblos originarios sería abolido para facilitar la explotación de los recursos naturales, porque con ella se garantiza la solvencia de los bonos Juancito Pinto, Juana Azurduy de Padilla y la renta dignidad.

El representante del CONAMAQ ha lanzado el grito de alarma denunciando que el gobierno ha usado la “consulta previa” sólo como recurso demagógico con la finalidad de garantizarse el apoyo de los originarios para la aprobación de la nueva Constitución y su voto en las campañas electorales. Ahora que ya no necesita de ese voto, se apresta a anular el derecho constitucional de los pobladores del campo.

Isaac Avalos, ex dirigente de la CSUTCB y actual senador masista, ha pretendido desmentir las denuncias del CONAMAQ señalando que el gobierno no anulará la “consulta previa”, sino que la reglamentará, de tal modo que, a la larga, se torne inofensiva y sea del agrado del Estado y de las transnacionales.

La política del gobierno al respecto consiste en terminar domesticando a campesinos e indígenas y ponerlos al servicio del imperialismo, contentándoles con espejitos de color y otras chucherías, repitiendo la política de colonización que el capitalismo desarrolló en el pasado. Así, los “descolonizadores” en el discurso se convierten ahora en los nuevos colonizadores al servicio del imperialismo.

El problema de la “consulta previa” será uno de los motivos para que amplios sectores de los explotados del agro choquen con el gobierno porque se verán directamente afectados en sus intereses materiales y regionales.

* Profesor de filosofía y dirigente del Partido Obrero Revolucionario (POR).

Fuente: BOLPRESS, 20 de junio de 2010

Cese de persecución contra FOMABE Y PABLO CINGOLANI

Posted in MEDIOAMBIENTE,Política,Pueblos indígenas par colectivoboliviano sur 17 juin, 2010

Cobija, 14 de junio de 2010

Señor:

Evo Morales

Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia

La Paz.-

Ref: Carta Abierta: CESE DE PERSECUCIÓN CONTRA EL FOBOMADE Y PABLO CINGOLANI Y PEDIDO DE GARANTÍAS PARA EL EJERCICIO DE NUESTROS DERECHOS HUMANOS Y NUESTRO TRABAJO

Señor presidente:

Con  profunda indignación hemos leído las acusaciones sin pruebas y sin sentido de su ministro Oscar Coca contra el Foro Boliviano sobre Medio Ambiente y Desarrollo (FOBOMADE) y uno de sus miembros, el periodista y escritor Pablo Cingolani.

Por el respeto y aprecio hacia su persona y a su investidura y en mi calidad de presidente de FOBOMADE,  tengo el deber de desmentir airadamente las calumnias de Oscar Coca así como seguir las acciones que correspondan en defensa de la institución, de Pablo y de cada uno de sus miembros.

Al mismo tiempo señalo mi incomprensión frente a tanta irresponsabilidad y mala fe de una autoridad que compromete la gestión de su gobierno de cara al pueblo boliviano y a un mundo que sigue esperanzado por la continuidad de los cambios que todos anhelamos.

Me permito recordar que este 2010 el FOBOMADE cumplió 18 años de servicio a la sociedad boliviana y en especial a organizaciones sociales, indígenas y  productivas que trabajan por la protección de su ambiente. Esto significa la realización de investigaciones, reportajes, capacitación, el fomento y el ejercicio de los derechos ciudadanos, como el derecho a la información, los derechos ambientales y los derechos indígenas y junto a ellos, el derecho a la participación en todos los aspectos de la gestión ambiental, tal como señala la legislación vigente y la Constitución Política del Estado.

Debo también recordar que en abril del 2009 nos dirigimos a usted para informarle sobre la Campaña Amazonia sin Petróleo, cuya misión es informar a los pueblos amazónicos que están siendo afectados por actividades petroleras, sobre los procedimientos legales, derechos y deberes relacionados a dicha actividad en todas las fases de la cadena productiva y en particular en territorios habitados por pueblos indígenas y campesinos. Concebimos dicha información y el conocimiento de la misma como instrumentos para la convivencia pacífica en el marco del Vivir Bien.

A lo largo del 2009 iniciamos un debate necesario y urgente sobre la necesidad de dejar atrás modelos de desarrollo basados en la explotación primaria y depredadora de la naturaleza y a la vez implementar modelos alternativos de generación de energía, menos dañinos que los dependientes de los hidrocarburos fósiles o megaproyectos hidroeléctricos con fines exclusivamente de exportación.

No fue posible generar interlocución con su persona y las autoridades de gobierno, a pesar de nuestra expectativa por el  liderazgo mundial creciente  de su persona no solo a la cabeza de las reivindicaciones indígenas sino también de los derechos de la Madre Tierra así como por sus declaraciones reiteradas apoyando la iniciativa ecuatoriana de dejar el crudo en el subsuelo en el caso del Yasuni. Por esto mismo le hicimos llegar el documento “Bases para acabar con el conflicto petrolero en la Amazonia Sur”, en el que compartimos ampliamente una estrategia para construir nuestro propio camino en defensa de la vida y de los pueblos de la selva.  Fueron intentos infructuosos, aunque el debate sobre desarrollo fue creciendo como una necesidad y se afirmó en Cochabamba, en la Mesa 18, en ocasión del Encuentro de los Pueblos por el Cambio Climático que usted mismo convocó.

Como campesino extractivista de Pando, la actividad que da sustento a mi familia y a la mayoría de los habitantes pandinos, es la recolección de castaña, que solo produce cuando el bosque está intacto. Junto conmigo,  mis hijos recolectan la nuez de la Amazonía como lo hicieron mis padres y como lo harán sus hijos, si conseguimos que sus funcionarios comprendan que hay actividades que no son compatibles y que seguimos existiendo grupos humanos viviendo de la selva y por ello no se pueden planificar actividades en nuestros territorios sin tomarnos en cuenta.

Hemos escuchado que su gobierno apuesta por un ritmo creciente de exportaciones de minerales y petróleo como motor del crecimiento económico, lo que significa que la visión del desarrollo continúa basada en la depredación de la Naturaleza y la dependencia de los mercados internacionales manteniendo el rol de país proveedor de materias primas y el sometimiento a  sus reglas y a sus instituciones comerciales globales que imponen las restricciones a los cambios que estamos esperando. Reconocemos que su gobierno ha logrado modificar la apropiación de los excedentes y regalías, que actualmente generan más ingresos al Estado para la distribución de bonos como el Juancito Pinto y la Renta Dignidad. Estos logros deberían inspirarnos a buscar, entre todos, modelos alternativos y por eso y para ello, profundizaremos el debate.

Somos conscientes que este nuevo extractivismo, que continua siendo extractivismo porque está basado en el crecimiento de la explotación de materias primas fósiles y minerales y nuevo por que el Estado tiene un rol más activo que en las épocas del extractivismo neoliberal, continúa además apoyado en la Iniciativa para la Integración Regional Sudamericana (IIRSA), a la cabeza del Brasil y los bancos multilaterales que fue cuestionado por su persona en la Cumbre de Cochabamba del 2006, porque busca establecer corredores como tubos por donde se saquean los recursos naturales, criterio que compartimos.

Pero usted también debe compartir que el avance de la explotación minera, petrolera o los monocultivos de exportación desencadenan profundos impactos territoriales, no solo por la llegada de contingentes de trabajadores y sus equipos, en general extranjeros o de otras regiones, a zonas habitadas por comunidades rurales o pueblos indígenas, sino por los impactos conocidos de estas actividades extractivas que además generan enclaves conectados afuera, muchas veces resguardados por el propio Estado, mientras nada cambia en los territorios fragmentados donde se instalan, en los cuales el Estado continua ausente.

Se nos ha señalado que ya no son las transnacionales de la época de la capitalización las que están operando, sino empresas estatales, como la sociedad Petroandina, conformada por YPFB y PDVSA y que por tanto los beneficios serán para todos, por lo que se demanda el sacrificio de los pocos pobladores indígenas que habitan en las TCOs, en sujeción al interés prioritario del Estado, como dijo el vicepresidente Álvaro Garcia Linera en Le Monde Diplomatique, en agosto del año pasado. Nosotros no estamos de acuerdo con esta visión. No porque sean pocos en número, los pueblos indígenas deben sacrificarse a un supuesto beneficio al Estado y las mayorías. Si de algo estamos orgullosos es de pertenecer a un Estado Plurinacional y donde así sean 9 los Pacahuaras o algo más de cien los Araona sobrevivientes del genocidio que sufrieron los habitantes de la selva, tienen los mismos derechos que los pobladores de El Alto o de Yacuiba. Queremos con todo el corazón y el esfuerzo que podamos empeñar que ya no haya más etnocidio en nuestro país y a las minorías indígenas –incluyendo a los pueblos que viven en aislamiento- se las respete como lo que son: la base de nuestra identidad y la médula de nuestra nacionalidad. A la vez, más allá de la propiedad de los recursos, las reglas y funcionamientos ambientales o más bien la ausencia de los mismos, se mantiene igual. Ni siquiera el proceso de consulta ha cambiado, como le señalamos en su oportunidad, ya que en Lliquimuni se ha llegado a extremos como hacer firmar la supuesta consulta a los niños de la escuela o se pretende que los pobladores se conformen con compensaciones que ni siquiera llegan a cumplirse, bajo el argumento de que la legislación no lo establece. Entonces se les pide que acepten la caridad de las empresas convertida en beneficio social.

Está claro que son demasiadas contradicciones dentro del proceso de cambio que no encuentran ningún canal para ser debatidas y consensuadas. Lo que es más triste – y lo digo como campesino originario y habitante de la Amazonia-,  es que persiste el menosprecio a lo que pasa en regiones de la Bolivia interna, alejadas del eje central, como Pando o como la Amazonía en su conjunto. Además se mantiene la tendencia de transferir los costos sociales y ambientales a las comunidades, que son las que finalmente deben cargar con todos los problemas ocasionados por esta visión neoextractivista del desarrollo.

A todo esto debo añadir una preocupación aún mayor y es que esta ausencia del debate pase a convertirse en una suerte de persecución de estado, a la cabeza del Ministro de la Presidencia. Esta es nuestra lectura de las increíbles acusaciones hechas por esta autoridad a una organización cuyo trabajo, documentos y acciones son difundidas pública y semanalmente por el Servicio de Noticias Ambientales (SENA) y en las publicaciones que de manera permanente hacemos llegar a todas las instancias de gobierno. Asimismo, por las injurias contra una persona que ha contribuido de manera comprometida con el país y los pueblos indígenas, desde hace más de veinte años, como es Pablo Cingolani, quien forma parte de FOBOMADE y con quien he compartido momentos muy duros, como cuando ocurrió la Masacre de Porvenir, o fui deportado de Brasil por visitar al Movimiento de Afectados por Represas, en la ciudad de Porto Velho o cuando sobrevolamos el departamento de Pando, para denunciar el avance de la deforestación y chaqueo del bosque amazónico.

Entendemos que esta persecución se debe además a la reciente publicación del libro Amazonia Blues que no fue del agrado del ministro. Esto es precisamente lo que demanda el proceso de cambio del que formamos parte, la profundización de la democracia, la voluntad para dialogar y consensuar con la fuerza de la verdad, con compromiso y con capacidad para enfrentar con conceptos e ideas y no con calumnias e infamias a quienes se atreven a disentir francamente y de frente.  Es así como entendemos el nuevo Estado, con pluralidad para discutir, para escuchar, para debatir, para aceptar la crítica constructiva y para reconducir procesos cuando es necesario.

Nosotros no tenemos nada que ocultar, Sr. Presidente, por ello le pedimos con respeto pero también con firmeza que haga cesar esta persecución contra nosotros y, en su calidad de máxima autoridad del Estado, nos brinde las garantías correspondientes para el ejercicio de nuestros derechos humanos y de nuestra labor en defensa de la naturaleza y los pueblos que conviven con ella. Estamos seguros que usted hará primar la cordura en su gabinete.

Atentamente

Manuel Lima Bismarck

PRESIDENTE FOBOMADE

El obispo colonial

Posted in Política par colectivoboliviano sur 6 juin, 2010

Rafael Puente Calvo

El obispo René Fernández acaba de sorprender a la opinión pública con la afirmación de que la nueva Constitución es nada menos que ¡atea! ¿La razón? Que “no reconoce que el catolicismo es la religión oficial del estado”.

Señor obispo Fernández: La ciudadanía —y los fieles católicos son parte importante de la ciudadanía— merece respeto, tanto más por parte de un supuesto representante de Jesucristo. Y la primera muestra de respeto es no ofender la capacidad intelectual de la gente, y se la ofende con la exhibición de ignorancia. Usted tiene derecho de tener una opción política diferente a la de la mayor parte de sus supuestos feligreses, puede ser opositor al gobierno, pero no tiene derecho de desorientar a sus oyentes formulando disparates conceptuales. El ateísmo es una posición filosófica que consiste en la negación radical de la existencia de Dios; no tiene nada que ver con una posición respecto de la iglesia Católica (¿o usted llegaría a afirmar que Lutero y Mahoma eran ateos?). Y la nueva Constitución no se mete a afirmar nada respecto de la existencia de Dios —no le compete— sino que se limita a respetar la libertad de cultos y el derecho de todos los ciudadanos y ciudadanas a practicar cualquier tipo de religión (y también el derecho de no practicar ninguna, y el derecho de profesar el ateísmo; son todas opciones personales y legítimas).

Detrás de ese discurso deprimente se esconde la pretensión de que el catolicismo sea obligatorio, y por tanto que la sociedad en su conjunto tenga la obligación de pagar el sueldo de los profesores de religión, y de los párrocos, y de las catequesis ¿y de qué más, monseñor? Pero eso era en los tiempos medievales, en estos tiempos es hora de que ustedes se ganen la vida, como nos la ganamos todos. Por lo demás sería interesante que cuando usted cita a los Libertadores los cite completos, porque se acuerda de que desearon que nuestro pueblo nunca pierda la fe en Dios, pero no se acuerda de que nuestro presidente Sucre (por cierto uno de los poquísimos que puede compararse con Evo, en honestidad e inteligencia) expropió la mayor parte de los bienes del clero, y los convirtió en escuelas o en centros culturales; ¿de eso no se acuerda, monseñor? ¿Tiene usted la típica memoria selectiva? Debería ser más sincero y olvidarse de los libertadores, porque con quien usted realmente se está identificando es con aquel obispo de Chuquisaca Benito de Moxó, que estuvo totalmente en contra de Jaime Zudáñez, igual que usted está ahora totalmente en contra de la nueva Constitución.

A eso le llamamos ser colonial. Por supuesto que usted es étnicamente boliviano, pero la colonialidad no es cuestión de pigmentación de la piel, es cuestión de mentalidad, de actitud. Y la actitud que usted ha mostrado en su discurso revela que usted quisiera mantener la república colonial. Quisiera seguir contando con un gobierno dispuesto a regalarle plata a tal o cual magnate católico (a cambio de que le manifieste lealtad), que fue lo que pasó con el Cardenal Terrazas, que en 1998 no tuvo ningún escrúpulo en recibir dinero de gastos reservados (si era un dinero lícito, ¿por qué “reservado”?) nada menos que del ex dictador Bánzer, a través de su esbirro Náyar. Y claro, cuando se recibe dinero no se critica nada. No se pone reparos a que la esposa de ese presidente volvía a hacer negocios como los que había hecho 20 años antes, y su yerno batía el record de corrupción en la prefectura de La Paz, y su ministro de defensa malversaba el dinero destinado a las víctimas del terremoto de Aiquile. Ahora nos explicamos por qué ni el cardenal ni usted dijeron nada contra aquel gobierno. En cambio ahora, contra un gobierno y una Constitución que no dejan espacio para esos negociados Uds. no pueden estar de acuerdo.

¿A quién cree Ud. que engaña, monseñor René Fernández?

http://alainet.org/active/38571

6 de junio de 2010